Cancelan ley que agrega el delito de violación sexual perpetrado por mujeres


El Comité de Derecho de Knéset, parlamento de Israel, decidió posponer una votación de un proyecto de ley para agregar el delito de violación sexual perpetrado por una mujer, después de que las organizaciones de mujeres feministas advirtieran unánimemente que conduciría a una situación en la que las mujeres tendrían miedo de presentar cargos de violación contra los hombres.

De acuerdo con la ley propuesta, una enmienda a la Ley Penal, una mujer que causa o que obliga a un hombre a penetrarla con su órgano sexual o un objeto en su vajina, será acusada de violación, relaciones sexuales prohibidas por consentimiento, sodomía u ofensas sexuales dentro de la familia, dependiendo de las circunstancias del acto.

La ley propuesta se aplicaría a las mujeres que perpetúan violaciones en hombres y mujeres, así como a menores de cualquier sexo. Si uno quiere entender la ley propuesta de una manera directa, podemos decir que: en Israel es legal que una mujer viole niños, ninas, hombres y mujeres adultos, por el simple hecho de que, por su "condición de mujer", no puede ser acusada de violación: esta ley pretende frenar esto.

Hasta ahora, la ley solo ha definido la violación como "un acto perpetrado contra una mujer". Aunque otro párrafo del artículo sobre delitos sexuales parece indicar que los delitos podrían aplicarse tanto a mujeres como a hombres, aunque no se utiliza contra las mujeres que violan niños.

Dos diputados, Zevulun Orlev (Habayit Hayehudi) y Ronit Tirosh (Kadima), presentaron proyectos de ley para cambiar esa ley, para que las mujeres puedan ser acusadas de violar a un menor. Sin embargo, ante la insistencia del Ministerio de Justicia, Orlev cambió sus planes de incluir la violación sexual perpetrado por una mujer contra hombres adultos. Según la portavoz de Orlev, el Ministerio de Justicia le dijo que no respaldaría su proyecto de ley a menos que él hiciera un cambio. Es decir, que no penalice mujeres por violar hombres.

La Knéset aprobó el proyecto de ley de acuerdo con la redacción exigida por el gobierno en primera lectura y lo envió de nuevo al Comité de Derecho de la Knéset para prepararlo para la segunda y última lectura. Pero en la discusión, la legislación golpeó un campo minado cuando representantes de organizaciones de mujeres se opusieron por unanimidad. Se oponían a ser acusadas de violación perpetrada tanto en adultos como en niños.

Según la abogada Ruth Eldar, del Centro Noga del Ono Academic College, los hombres aprovecharán la legislación para defenderse de los cargos de violación acusando a las mujeres de violarlos. Ruth Eldar presupone que los hombres se aprovechan de esa ley, y que las mujeres son incapaces de lo mismo.

"El proyecto de ley hará que las mujeres dejen de quejarse con la policía cuando son violadas al proporcionar a los hombres una coartada formal en la corte", advirtió. "La ley trata a hombres y mujeres como iguales cuando es obvio que en estos asuntos, los hombres son los más fuertes".

Eldar le dijo a The Jerusalem Post que las mujeres deberían ser acusadas de violación solo en los casos en que alienten personas indefensas a insertar un objeto corporal en sus cuerpos.

El profesor de derecho de la Universidad Hebrea, Orit Kamir, dijo que la ley actual contra la sodomía se aplica tanto a las mujeres como a los hombres y les prohíbe insertar un objeto en el cuerpo de otra persona. La enmienda propuesta cambia la ley, para que si una mujer hace que o inserte un órgano u objeto en su cuerpo, será acusada de violación.

"Lo que sucederá ahora es que cada vez que una mujer presente una denuncia penal contra un hombre por violación, este acusará a la mujer de que fue obligó a penetrar el cuerpo de a mujer, que lo hizo sin querer", dijo. “Luego presentará una contra queja, para que haya dos archivos en la corte, el suyo contra el de ella. Esto bloqueará a las mujeres, las silenciará y evitará que vayan a la policía”.

Según el Ministerio de Justicia, la enmienda es necesaria porque la redacción actual solo se aplica a los hombres. Aunque es raro, existe la posibilidad de que una mujer pueda violar a un hombre o una mujer y, por lo tanto, la ley debe estipular que esto también está prohibido.

Durante el debate del comité de leyes, los portavoces de las organizaciones de mujeres y los diputados pidieron dividir el proyecto de ley y aprobar en este momento solo la parte, que se aplica a los menores. Orlev y Tirosh apoyaron el movimiento. Sin embargo, el presidente del comité, David Rotem, decidió posponer la votación y celebrar otro debate sobre el asunto.

Mientras tanto, el Ministerio de Justicia no descartó la posibilidad de que retroceda de su posición. Sin embargo, insiste en que se tome una decisión final ahora, en lugar de dividir el proyecto de ley y discutir la parte que aplica a la violación sexual perpetrada por mujeres a una fecha posterior.

Aquí tenemos gente con la capacidad de crear leyes, siendo influenciados por grupos externos, asumiendo muchas cosas que no pueden probar. Como referencia, cuando el Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC USA) preguntó a los hombres encuestados si habían sido forzados a penetrar a su pareja, descubrieron que los números eran casi iguales a las mujeres penetradas por la fuerza. En palabras resumidas, ser obligado a penetrar a una mujer es considerado una violación sexual. La fuerza no es necesaria, el resultado y propósito es el mismo. Lo curioso de todo esto es que estos países, abiertamente declarados pro-violaciones siempre y cuando el violador sea una mujer, son considerados "países de primer mundo".

Publicar un comentario

0 Comentarios