Artículos de última hora

La conspiración de las energías libres


En 1880, las publicaciones especializadas en las ciencias eléctricas predecían la “electricidad libre” en un futuro cercano, no más de 20 años.

Los increíbles descubrimientos sobre la naturaleza de la electricidad era algo común. Nikola Tesla demostraba la “iluminación sin alambres” y otras maravillas asociadas con las corrientes de alta frecuencia.

En medio de esta explosión tecnológica…
¿Adónde se fueron todos esos avances en asuntos de energía?

Desde ese momento se han desarrollado múltiples métodos para producir grandes cantidades de energía a costos extremadamente bajos.

Menciono a continuación las más importantes aunque hay bastantes más:

  1. Energía Radiante
  2. Motores alimentados por Imanes Permanentes
  3. Calentadores Mecánicos
  4. Electrólisis Súper-Eficiente
  5. Motores de Implosión y Vórtices (Vortex)
  6. Tecnología de Fusión en Frío
  7. Bombas de Calor asistidas por Energía Solar

Sin embargo, ninguna de estas tecnologías ha llegado abiertamente al mercado del consumidor.


Enemigos ocultos de la tecnología libre

Hay cuatro fuerzas gigantescas que han trabajado juntas para crear esta situación.
Decir que existe y que ha existido una conspiración orientada a suprimir esta tecnología conduce solamente a una comprensión superficial del mundo, y establece una culpa totalmente ajena a nosotros mismos. Nuestra voluntad de seguir siendo ignorantes e inactivos ante esta situación ha sido interpretada siempre por dos de estas fuerzas como “consentimiento implicado”.

Así pues, además de “un público no exigente” ¿cuáles son las otras tres fuerzas que impiden la disponibilidad de la tecnología de energía libre?

El Monopolio Económico
En la teoría económica convencional existen tres clases de industria: de capital, mercancías y servicios. Dentro de la primera clase, el capital, existen tres subclases:

  • Capital natural. El capital natural se relaciona con las materias primas (tales como una mina de oro) y las fuentes de la energía (tales como un pozo de petróleo o una presa hidroeléctrica).
  • La moneda se relaciona con la impresión del “dinero de papel” y acuñamiento de monedas; estos son asuntos que competen generalmente al gobierno.
  • El crédito se relaciona con el préstamo del dinero para el interés, y su extensión de valor económico mediante cuentas de depósito.

De esto, es fácil ver que la energía funciona en la economía de la misma manera que el oro, la impresión del dinero por el gobierno o la aplicación del crédito por un banco.

En los Estados Unidos, y en la mayoría de los otros países alrededor del mundo, existe un monopolio de dinero. La gente piensa "tengo libertad de ganar tanto dinero como deseo pero me pagarán solamente en notas o certificados de la reserva federal. No hay nada que pueda hacer para que me paguen en certificados de oro u otra forma de dinero”.

Este monopolio de dinero se encuentra en las manos de un número pequeño de bancos privados, y estos bancos son posesión de las familias más ricas del mundo. Su plan es, eventualmente, poder controlar el 100% de todos los recursos de capital del planeta, y así poder controlar la vida de cada persona mediante la disponibilidad (o la no disponibilidad) de bienes y servicios.

Una fuente independiente de abundancia (un dispositivo de energía libre, por ejemplo), en las manos de cada persona en el mundo, arruinaría sus planes para la dominación mundial, permanentemente.

La razón de esto es fácil de ver. Actualmente, la economía de una nación se puede retrasar o acelerar mediante el aumento o disminución de los tipos o tasas de interés. Pero si una fuente independiente de capital (energía) estuviera presente en la economía, cualquier negocio o persona podría levantar un capital importante sin pedirlo prestado a un banco; ésta acción simplemente no tendría los mismos efectos en las tasas de interés.

La tecnología de energía libre cambia el valor del dinero. Las familias más ricas y los emisores de crédito no desean ninguna competencia. Es así de simple. Desean mantener su control actual monopolizando la fuente de dinero. Para ellos, la tecnología de energía libre no solo es algo que debe ocultarse, ¡sino que debe prohibirse permanentemente!

Así pues, las familias más ricas y sus instituciones de actividades bancarias centrales son la primera fuerza que funciona para retrasar la disponibilidad pública de la tecnología de energía libre.

Sus motivaciones son el imaginado “derecho divino de gobernar”, la avaricia y su necesidad insaciable de controlar todo, excepto a sí mismos.

Las armas que utilizan para cumplir este aplazamiento incluyen la intimidación, “expertos” desacreditadores, la compra y almacenamiento de la tecnología, el asesinato y amenazas de muerte a los inventores, y una amplia variedad de incentivos financieros para manipular a posibles partidarios.

También han promovido la aceptación general de una teoría científica que establece que la obtención de energía libre es imposible (las leyes de la termodinámica por ejemplo).

Gobiernos nacionales

La segunda fuerza que opera para obstruir o retrasar la disponibilidad pública de la tecnología de energía libre son los gobiernos nacionales.

El problema aquí no tiene que ver tanto con la competencia en la impresión de moneda, sino en el mantenimiento de la “seguridad nacional”.

En muchos países, específicamente en estados unidos donde se apela al patriotismo como control de las masas, estable que el mundo más allá de sus fronteras es una selva y que el resto de las personas del mundo tienen que ser consideradas como seres crueles, deshonestos, tramposos, terroristas, asesinos y violadores. Como resultado, los estadounidenses claman pidiendo que los defiendan. El gobierno federal, feliz de la vida toman ese cargo de padre protector. Para esto, las “fuerzas policíacas” son delegadas por la rama ejecutiva del gobierno para hacer cumplir “la ley” y los jóvenes militares deshumanizados para después ser utilizados como carne de cañón en guerras sin sentido. Después que regresan mutilados de la guerra, los corruptos apelan al patriotismo y les dicen “has servido a tu nación” y la gente ignorante llora diciendo "gracias por defendernos del mundo que nos odia". Lo que no dicen es que sus hijos e hijas mueren o son mutilados en una guerra defendiendo los intereses de las corporaciones.

En la economía se denomina “la Regla de Oro”, y establece que “aquel que tiene el oro hace las reglas”. Así también ocurre con la política, pero su aspecto es más “Darwiniano”.  Esto se trata simplemente de la “supervivencia del más fuerte”.  En política, sin embargo, el “más fuerte” ha venido a significar el partido Político más fuerte, que también está dispuesto a combatir a los “desacatados de la ley”.

Absolutamente cada medio corporativo disponible es utilizado para mantener una ventaja sobre el “adversario”, y todos los “demás” son el “adversario” sin importar si se consideran amigos o enemigos. Todo esto incluye posturas psicológicas indignantes, mentiras, engaños, espionaje, robos, el asesinato de los líderes del mundo, guerras de poder, alianzas y estrategias para el intercambio de puestos, tratados, la ayuda exterior y la presencia de fuerzas militares donde sea posible para mantener el rebaño de ovejas en el camino correcto, es decir, directo al matadero. Nos guste o no, ésta es la arena psicológica en la cual los gobiernos nacionales de gran poder operan.

La tecnología de energía libre constituye la peor pesadilla de un gobierno nacional y la economía mundial porque una vez que un gobierno de un país acepte esto, el resto de países van a caer como en efecto dominó.

La energía ilimitada disponible en la actual situación de este planeta conducirá a una modificación inevitable del “equilibrio de poder” entre naciones. Esto podría convertirse en una guerra de todos para evitar que “el otro” obtenga la ventaja de la “abundancia” y de las energías ilimitadas. Todos la desearán, y al mismo tiempo se deseará evitar que cada uno la consiga.

Sus armas incluyen la prevención de la emisión de patentes basados en argumentos de seguridad nacional, y el hostigamiento, legal e ilegal a los inventores, a base de cargos criminales, intervenciones de impuesto, amenazas, intervención de teléfonos, arrestos, incendios, hurto de la propiedad, y una gran variedad de otras intimidaciones que hacen del negocio de construcción y comercialización de máquinas de energía libre, una empresa imposible.


Fraudes en el movimiento de la energía libre

La tercera fuerza que obstruye la disponibilidad pública de la tecnología de energía libre consiste de un grupo de inventores fraudulentos, de charlatanes y estafadores.

En la periferia de los extraordinarios avances científicos que constituyen la verdadera tecnología de energía libre, existe un mundo sombrío de anomalías inexplicadas, de inventos marginales y de promotores sin escrúpulos.

Las primeras dos fuerzas han utilizado constantemente los medios para promover los peores ejemplos de este grupo, para distraer así la atención del público y para desacreditar los verdaderos logros, asociándolos a los fraudes obvios.

Durante los pasados 100 años han emergido docenas de historias sobre inventos inusuales. Algunas de estas historias e ideas han cautivado la imaginación del público, de tal manera que se ha creado una mitología sobre estos sistemas que continúa hasta nuestros días. Nombres como Keely, Hubbard, Coler y Hendershot vienen inmediatamente a la mente. Puede haber tecnologías verdaderas detrás de estos nombres, pero simplemente no hay suficientes datos técnicos disponibles en el dominio público para determinarlo con certeza. Sin embargo, estos nombres siguen siendo asociados con una mitología de la energía libre, y son citados por los desacreditadores como ejemplos de fraude.

Cosas extrañas les suceden a las personas cuando piensan que están cerca de hacerse extremadamente ricas. Toma una enorme disciplina espiritual seguir siendo objetivo y humilde en la presencia de una máquina de energía libre en funcionamiento. Las psiquis de muchos inventores se hacen inestables sólo por creer que ellos tienen una máquina de energía libre y serán multimillonarios.

Algunos inventores con tecnologías que demuestran anomalías útiles, han exagerado equivocadamente la importancia de su invención. Algunos de estos inventores también han exagerado equivocadamente la importancia en ellos mismos por haberla inventado. Una combinación de la “fiebre del oro” o de un “complejo de Mesías” aparece, retorciendo enteramente cualquier contribución futura que puedan hacer. Hay una poderosa seducción que puede quebrantar una personalidad, si llegan a creer que “el mundo descansa sobre sus hombros” o que son el “salvador” del mundo.

Así pues, la tercera fuerza que obstruye la tecnología de energía libre es el fraude y la falta de honradez. Las motivaciones son la avaricia, auto engrandecimiento, deseo de poder sobre otras personas y un falso sentido de orgullo. Las armas usadas son la mentira, el engaño, la estafa, el autoengaño y la arrogancia, combinados con una pésima ciencia.


Un público no exigente

La cuarta fuerza que obstruye y retrasa la disponibilidad pública de la tecnología de energía libre venimos a ser todo el resto de nosotros. Puede verse fácilmente cómo son de estrechas y despreciables las motivaciones de las otras fuerzas, pero estas motivaciones también están realmente vivas en cada uno de nosotros.

Como las familias más ricas que gobiernan en la tierra, ¿no abrigamos falsas ilusiones de superioridad y deseamos controlar a otros, en vez de controlarnos a nosotros mismos?

O, como los gobiernos, ¿no deseamos cada uno asegurar nuestra propia supervivencia? Si estamos atrapados en el centro de un teatro lleno, en llamas, ¿no nos aterramos y empujamos fuera del paso a toda la gente más débil, en una loca carrera hacia la puerta para escapar?

O, como el inventor fraudulento, ¿no negociamos una ilusión cómoda de vez en cuando por un hecho incómodo? Y ¿no nos gusta pensar más en nosotros mismos? O ¿no seguimos temiendo a lo desconocido, incluso si promete una gran recompensa?

Usted puede ver, realmente, que las cuatro fuerzas son apenas diversos aspectos de un mismo proceso, funcionando en diversos niveles de la sociedad.

Existe realmente solamente UNA FUERZA que obstruye la disponibilidad pública de la tecnología de energía libre, y ésa es el comportamiento no-espiritual del animal humano.

En este último análisis, la tecnología de energía libre viene a ser una manifestación exterior de la Abundancia Divina. Es el motor de la economía de una sociedad elevada, donde la gente se comporta voluntariamente de una manera respetuosa y civil unos hacia otros; donde cada miembro de la sociedad tiene todo lo que necesita y no envidia lo que su vecino tiene; donde la guerra y la violencia física son comportamientos sociales inaceptables; y donde las diferencias entre las personas son al menos toleradas, si no disfrutadas.

La aparición de la tecnología de energía libre en el dominio público es el amanecer de una edad verdaderamente civilizada. Es todo un acontecimiento en la historia humana. Nadie puede recibir crédito de ello. Nadie puede hacerse rico de ello. Nadie puede regir el mundo con ello. Es, simplemente, un regalo de Dios. Nos fuerza a todos a tomar la responsabilidad de nuestras propias acciones y de manifestar auto-dominio y auto-disciplina cuando sea necesario.

El mundo, como está ordenado actualmente, no puede tener la tecnología de energía libre sin que antes sea totalmente transformado en algo más. Esta “civilización” ha alcanzado el pináculo de su desarrollo porque han germinado las semillas de su propia transformación. La energía libre no se le puede confiar a animales humanos no-espirituales.

Harán solamente lo que han hecho siempre, que es tomar ventaja sin piedad, matarse entre ellos mismos, o matarse a sí mismos en el proceso.

Si usted lee el Atlas Ayn Rand (1957) o el informe del “Club de Roma”, “The Limits To Growth” (1972), se hace obvio que las familias más ricas han entendido esto por décadas. Su plan es vivir en “el mundo de la energía libre”, pero congelar permanentemente al resto de nosotros.

Pero esto no es nuevo. La realeza usualmente siempre ha considerado que la población en general (nosotros) somos sus súbditos. Lo nuevo es que usted y yo podemos ahora comunicarnos, el uno con el otro, mejor que en cualquier momento del pasado. El Internet nos ofrece, a la cuarta fuerza, una oportunidad de superar los esfuerzos combinados de las otras fuerzas que están obstruyendo la difusión de la tecnología de energía libre.


Los tiempos que vienen

La tecnología de energía libre está aquí. Ha estado aquí por décadas. La tecnología de las comunicaciones y el Internet han rasgado el velo del secreto de este hecho notable. Las personas alrededor de todo el mundo han empezado a construir dispositivos de energía libre para uso propio. Los banqueros y los gobiernos no quieren que esto suceda, pero no pueden detenerlo.

Enormes inestabilidades económicas y guerras serán utilizadas en el futuro cercano para distraer a las personas de ensamblar el movimiento de la energía libre. Esencialmente, en este aspecto no habrá coberturas importantes de los medios sobre lo que está ocurriendo. Será divulgado simplemente al igual que las guerras y conflictos civiles que entran en erupción por todas partes, conduciendo a la ocupación de más y más países por parte de la O.N.U., el “hacedor de paz”.

La sociedad Occidental se encuentra en una espiral descendente hacia la autodestrucción, debido a los efectos acumulados de la avaricia y de la corrupción a largo plazo. La disponibilidad general de la tecnología de energía libre no puede detener esta tendencia. Puede reforzarla solamente.

Sin embargo, si usted tiene un dispositivo de energía libre, usted puede encontrarse en una mejor posición para sobrevivir la transición socio – político – económica que está en curso.

Ningún gobierno nacional sobrevivirá este proceso. La pregunta es, ¿quién controlará en última instancia el Gobierno Mundial emergente: la primera fuerza o la cuarta fuerza?

La última Gran Guerra aún pesa sobre nosotros. Las semillas están plantadas. Después de esto vendrá el principio de una civilización verdadera. Algunos de nosotros que rechacen luchar, sobrevivirán para ver el amanecer del mundo de la energía libre.

No hay comentarios.