Artículos de última hora

Los primeros Hombres en la Tierra


Actualmente se han encontrado numerosos fósiles de los primeros hombres en la Tierra y de las cuales se han realizado muchos estudios. Según la teoría del evolucionismo, el hombre procede de especies zoológicas inferiores.

Para llegar a su estado actual ha sufrido muchas transformaciones tanto físicas, al dejar de caminar con sus cuatro extremidades; psíquica, por su capacidad de elaborar ideas, conceptos y poderlos expresar mediante el lenguaje articulado; y cultural, al adquirir la habilidad para fabricar sus armas y herramientas de trabajo.

Primates
Los primates, base de la evolución de los primeros hombres
El hombre en la clasificación zoológica es un primate, pariente de los antropoides, monos lemures y tárcidos.

Estos dos últimos fueron los últimos primates cuyos fósiles se encuentran entre los 67 y 36 millones de años atrás, diseminados en las regiones templadas del norte del planeta, desde entonces emigraron hacia el sur en busca de los trópicos.

En este nuevo medio geográfico, estas especies evolucionaron hasta diferenciarse en tres linajes: los monos del Nuevo Mundo (platirrinos), los monos del Viejo Mundo (catirrinos) y los grandes antropoides (gorila, chimpacé, orangutan y gibón).

El hombre pertenece al mismo grupo de los grandes antropoides; sin embargo, no es descendiente de los monos tal como se conoce en nuestros días.

Ante este enigma, los antropólogos, paleontólogos y arqueólogos, explican este fenómeno a continuación:

El Driopiteco, antecesor común del hombre y del mono
Es probable que hombres y monos hayan evolucionado a partir de un grupo distinto de primates que habitaban en Europa, África y el sur de Asia. Esto habría ocurrido entre los 36 y 14 millones de años atrás.

Este primate sería el Driopiteco, descendiente del Proplioteco, cuyas características estaban más cercanas del mono que del hombre; no andaban erguidos, no fabricaban herramientas, no articulaban lenguaje, vivían en los árboles y otros, posiblemente en el suelo.

Pre-australopithecus
Descubiertos en el África Oriental, vivieron entre los 14 y 8 millones de años. Representa a este remoto antecesor común del hombre y del mono el Kenyapithecus, encontrado en Kenya. Era todavía un primate avanzado, pero no un hombre: carecía de la capacidad para confeccionar sus herramientas, no obstante podían escoger las piedras por sus formas adecuadas para moler, romper o cortar.

El estudio sobre el proceso evolutivo del hombre ha establecido que el chimpancé y el hombre son dos especies emparentadas. Biológicamente, se ha probado que el patrimonio genético de ambos es igual en un 99 por ciento.

Australopithecus
Los australopitecos conforman los antecesores más remotos del hombre actual. Fueron los primeros homínidos que dieron origen al género homo.

Los restos fósiles del río Omo
En Etiopía (África Oriental), tienen cerca de 4 millones de años. Hasta nuevos descubrimientos sería el homínido más remoto de la Tierra y el único resto fósil proveniente de los finales de la Era Terciaria (Plioceno).

Las pisadas de Laetoli
Ubicadas en Tanzania, estas pisadas impresas sobre una capa de ceniza volcánica en formación, tienen una antigüedad aproximada de 3,6 millones de años y pertenecían a tres individuos.

Presentan la evidencia de que entonces lo homínidos ya se desplazaban en forma erguida, apoyándose en ambas extremidades inferiores, como lo hacen los seres bípedos.

Tenían brazos más largos que los humanos modernos. Los dedos de las manos llegaban cerca a las rodillas; su cráneo era reducido, con solo 400 cm cúbicos de capacidad.

El esqueleto incompleto de Afar (Lucy)
El esqueleto de Afar pertenece a un australopiteco de sexo femenino que vivió hace 3.5 millones de años, al que los arqueólogos le dieron el nombre de Lucy.

Siguiendo el proceso evolutivo de este australopitecos, provino el australopiteco grácil, que vivió entre los 3 y 2 millones de años. Se deduce que caminaba de forma bípeda, ligeramente encorvado y con brazos largos. Su capacidad craneal era mucho mayor: 480 cm cúbicos. De este antecesor derivó el homo habilis.

Homo Habilis
El Homo Habilis fue el representante del género homo, es decir, el antecesor inmediato del hombre actual. Su figura era parecida a la de un mono erguido y bípedo, con brazos largos y una capacidad craneana mucho más grande que los australopitecos, esto es, 650 y 800 cm cubicos.

El Homo Habilis existió hace dos millones de años y subsistió hasta hace un millón de años, en África Oriental, desde donde habría emigrado al continente asiático. Tenía solo 1,30 metros de altura y pesaba, en promedio, solo 40 kilos.

En el aspecto cultural, demostraron cierta habilidad para tallar sus hachas, aunque bastantes rústicas, a partir de pequeños guijarros. Eran omnívoros, puesto que en su alimentación ya había un cierto porcentaje de carne.

Los restos fósiles del Hombre de Olduvai hallados en el desfiladero del mismo nombre, en Tanzania por los esposos Leakey en 1959, constituyen el máximo representante de este grupo humano. Su antigüedad se calcula en 1 750,000 años.

Homo Erectus
El Homo Erectus descendía del Homo Habilis. Habría vivido entre un millón y 500 mil años, aproximadamente. Fue el resultado del proceso de hominización. En efecto, el Homo Erectus era ya un bípedo avanzado, es decir, caminaban en dos pies, con la flexibilidad que muestra el hombre actual. Eran omnivoros, con marcada preferencia por la carne que la obtenía a través de la caza.

El Homo Erectus confeccionaba sus armas y herramientas de piedra. Mediante la recolección y caza, se proveía de alimentos y pieles para cubrirse.

Dos son los grupos humanos representantes de esta etapa de la evolución del hombre primitivo: el hombre de Java y el hombre de Pekín.

El Hombre de Java
Fue el primer representante del Homo Erectus o pitecantropo, cuyos restos fueron encontrados en la isla de Java, en el extremo sudoriental del continente asiático, por el naturalista y antropólogo holandés Eugenio Dubois.

Este descubrimiento quedó relegado hasta cuando se descubrieron numerosas muestras del Homo Erectus en China.

El Hombre de Pekín
Estos restos fueron encontrados en la Cueva del Dragón en la zona de China, reactualizaron la importancia de los hallazgos del antropólogo Eugenio Dubois, por cuanto se trataba de los restos del Homo Erectus asiático, que habría vivido entre los 700,000 y 500,000 años de antigüedad.

El Homo Sapiens Faber
Este antecesor del hombre actual vivió entre los 150,000 y los 50000 años de antigüedad. Exhibía los caracteres físicos del hombre actual, pues mostró su capacidad de trabajar, pensar y expresarse. Pertenecen a este grupo el Hombre de Rhodesia, en África y el Hombre de Neanderthal en Alemania.

El Homo Sapiens-Sapiens
Es el hombre de la antigüedad más cercana dotado de las características antropológicas del hombre actual. Vivió entre los 50 y 20 mil años. Su genuino representante es el Hombre de Cro-Magnon, cuyos restos fueron encontrados en Francia. Este hombre era recolector, cazador y pescador. Es el hombre moderno, solo diferenciado del actual por su nivel cultural.

No hay comentarios.