El FBI investiga a Planned Parenthood por el tráfico de partes de bebés abortados


Después de años de investigaciones, que comenzaron principalmente debido a videos denunciando anomalías, el FBI decidió investigar a Planned Parenthood, una corporación exenta de impuestos, por el tráfico de restos humanos como resultado del aborto. Esto aparece después de la revelación pública de un video encubierto del The Center for Medical Progress (CMP), que muestra cómo Planned Parenthood se coludió con la compañía médica StemExpress para vender las mejores partes de bebés abortados, y así obtener la mayor ganancia posible.

¿Quien es Planned Parenthood?
Planned Parenthood es el mayor proveedor individual de servicios de aborto en los EE. UU. En su Informe Anual de 2014, Planned Parenthood informó que recibió a más de 2.5 millones de pacientes en más de 4 millones de visitas clínicas y haber realizado un total de casi 9.5 millones de servicios discretos, incluidos 324,000 abortos. Sus ingresos anuales combinados son de US $ 1.3 mil millones, incluidos aproximadamente $ 530 millones en fondos del gobierno, tales como reembolsos de Medicaid.

En 2017, The Hill informó que el FBI estaba buscando en miles de páginas de documentos no editados de la investigación del Comité Judicial del Senado de los Estados Unidos y referencias criminales de Planned Parenthood y StemExpress. El fiscal general Jeff Sessions confirmó en un testimonio ante el Congreso de los Estados Unidos que los hallazgos podrían formar la base de los cargos penales contra Planned Parenthood y StemExpress, una vez verificado por el Departamento de Justicia estadounidense.

El senador Chuck Grassley, presidente del Comité Judicial del Senado, remitió Planned Parenthood al FBI para su investigación en diciembre pasado. Fox News informó que: "El informe documenta el fracaso del Departamento de Justicia, en múltiples administraciones, en hacer cumplir la ley que prohíbe la compra y venta de tejido fetal humano", escribió Grassley en diciembre pasado pidiendo al Departamento de Justicia y al FBI investigar. "También documenta evidencia sustancial que sugiere que las entidades específicas involucradas en la controversia reciente, y / o las personas empleadas por esas entidades, pueden haber violado la ley".

Los denunciantes revelan una nueva evidencia
El FBI se ha interesado en Planned Parenthood principalmente debido a los videos encubiertos que CMP ha producido en los últimos años. La primera ronda de videos fue explosiva y condenatoria. Revelaron que los ejecutivos de Planned Parenthood regatean los precios por las partes de cuerpos humanos, como el cerebro, el hígado y los corazones, extraídos de los restos humanos que generan los centros de aborto de Planned Parenthood. CMP ha estado revelando nuevos videos de manera lenta pero constante, esta vez sobre la relación de Planned Parenthood con StemExpress, una compañía de adquisiciones médicas cuyos empleados diseccionaron bebés abortados para obtener sus partes humanas.

Según la denunciante Holly O’Donnell, que trabajaba para StemExpress, los trabajadores de StemExpress estaban "integrados" en las clínicas de Planned Parenthood para ahorrar dinero. Utilizaron archivos médicos privados de pacientes que la gerencia de Planned Parenthood les había filtrado para localizar a las mujeres que podrían "cumplir con las cuotas de pedidos de partes del cuerpo de los bebés abortados", a través de sus abortos programados durante el día.

Dentro de las instalaciones para el aborto de Planned Parenthood, los trabajadores de StemExpress diseccionarían los fetos abortados, empaquetarían los órganos deseados y los enviarían a través de FedEx a StemExpress, que los vendió a investigadores médicos. Contrariamente a la explicación de Planned Parenthood, la organización recibió un pago de StemExpress por cada órgano fetal "determinado en la clínica como utilizable". StemExpress pagó a sus técnicos una bonificación dependiendo del número y tipo de partes del cuerpo extraídas, dice O'Donnell.

En el último video, O'Donnell dice que presenció cómo sus compañeros de trabajo tomaron partes del cuerpo del feto sin el consentimiento de la paciente en Planned Parenthood: "Si hubo un feto de alta gestación (bien formado), he sido testigo de que no se firmó ningún consentimiento y estas mujeres no sabían que esto estaba teniendo lugar", reveló O'Donnell, y continúa diciendo: "Están robando, están robando partes de los bebés".

La ley federal estadounidense requiere el consentimiento de los padres antes de que se usen partes humanas de recién nacidos en investigaciones financiadas con fondos federales. Irónicamente, el presidente Obama firmó la Ley de "Newborn Screening Saves Lives Reauthorization Act of 2014", que estableció este requisito como consentimiento legal para el uso de parte humanas. Además de las preguntas espeluznantes y éticas sobre sus actividades comerciales, Planned Parenthood no debería estar operando, de ahí la decisión del FBI de investigarlos.

Después de más de un año de investigación a nivel nacional, el Comité Judicial del Senado y el Panel de Investigación Selecto remitieron a StemExpress y sus socios comerciales de Planned Parenthood Mar Monte, Planned Parenthood Northern California y Planned Parenthood Federation of America, al FBI y al Departamento de Justicia de los Estados Unidos para futuras investigaciones y procesos penales.

Si bien los estadounidenses están relativamente divididos sobre si el aborto debería ser legal, una mayoría clara se opone a la financiación con el dinero de los contribuyentes y a los abortos tardíos cuando el bebé está mayormente formado; estos serían los bebés que aportarían la mayor calidad y cantidad de órganos, que luego generan la mayor parte del dinero para Planned Parenthood.

El Panel de Investigación Selecto publicó su informe final el 30 de diciembre de 2016. Recomendó que "se requiera que los Institutos Nacionales de Salud dejen de financiar la investigación del tejido fetal y que Planned Parenthood sea despojado de los fondos estadounidenses". Después de estos duros golpes ante la ley estadounidense, Planned Parenthood decidido llevar el negocio de los abortos a las regiones hispanoamericanas, donde no existen regulaciones serias por parte de las autoridades locales para limitar el tráfico de partes humanas de los bebés abortados.

Planned Parenthood encarna una cultura de sangre y muerte. Cualquier institución que mate y luego diseccione un humano para beneficiarse de las partes de su cuerpo, que perteneció a una criatura humana que nunca tuvo la posibilidad de nacer, no merece el dinero de los contribuyentes.

Referencias del documento:
The Hill: El FBI busca documentos del Senado, señalando una posible investigación sobre la venta de tejido fetal

RepTrentFranks: Imágenes de la audiencia del JUD con sesiones AG 14-11-17

Fox News: Documentos de Planned Parenthood solicitados al Senado por el FBI, señalando una posible investigación criminal

The Center for Medical Progress: Planned Parenthood proporcionó información privada de pacientes para cumplir con las cuotas de partes de cuerpos de bebés

The Center for Medical Progress: StemExpress pagó bonos por partes de cuerpos cosechadas en clínicas de aborto de Planned Parenthood

The Center for Medical Progress: StemExpress tomó fetos abortados en Planned Parenthood sin el consentimiento del paciente

Bill of Health: La ley federal de recién nacidos enfatiza el consentimiento informado

Publicar un comentario

0 Comentarios