Artículos de última hora

El descubrimiento planetario que desafía la comprensión de los científicos


A diferencia de nuestro conocido planeta Júpiter, los llamados planeta de tipo Júpiter calientes giran asombrosamente cerca de su estrella anfitriona, tan cerca que normalmente necesitan menos de tres días para completar una órbita. Y un hemisferio de estos planetas siempre está frente a su estrella anfitriona, mientras que el otro está permanentemente en la oscuridad.

Como era de esperar, el lado del "día" de los planetas se calienta mucho más que el lado nocturno, y el punto más caliente de todos estos planetas tiende a ser el punto más cercano a la estrella. Los astrofísicos teorizan y observan que estos planetas también experimentan fuertes vientos que soplan hacia el este, cerca de sus ecuadores, y que a veces pueden desplazar el punto más caliente hacia el este.

Sin embargo, en el misterioso caso del exoplaneta CoRoT-2b, el punto caliente se encuentra en la dirección opuesta: al oeste del centro.

Un equipo de investigación liderado por astrónomos del McGill Space Institute (MSI) de la McGill University y el Instituto de investigación de exoplanetas (iREx) en Montreal hicieron el descubrimiento utilizando el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA.

Desconcierto entre los investigadores
"Hemos estudiado previamente otros nueve planetas estilo Júpiter calientes, planetas gigantes que orbitan súper cerca de su estrella. En todos los casos, los planetas han tenido vientos que soplan hacia el este, como predice la teoría", dice el astrónomo Nicolas Cowan, coautor del estudio e investigador de MSI e iREx.

"Pero ahora, la naturaleza nos ha lanzado una bola curvada. En este planeta, el viento sopla por el camino teóricamente equivocado. Como a menudo son las excepciones las que prueban la regla, esperamos que estudiar este planeta nos ayude a entender qué es lo que hace que los planetas estilo Júpiter calientes se hinchen en puntos determinados".

CoRoT-2b, descubierto hace una década por una misión de observación espacial dirigida por los franceses, está a 930 años luz de la Tierra. Aunque muchos planetas identificados como Júpiter Calientes se han descubierto en los últimos años, CoRoT-2b ha seguido intrigando a los astrónomos debido a dos factores: su tamaño inflado y el desconcertante espectro de emisiones de luz desde su superficie.

"Ambos factores sugieren que algo extremadamente inusual sucede en la atmósfera de este Júpiter caliente", dice Lisa Dang, autora principal del estudio.

Utilizando la Cámara Matriz Infrarroja de Spitzer para observar el planeta CoRoT-2b mientras completaba una órbita alrededor de su estrella, los investigadores pudieron mapear el brillo de la superficie del planeta por primera vez, revelando que el punto caliente estaba con dirección hacia el oeste.

Este hallazgo desconcierta a los astrofísicos y plantea nuevas preguntas sobre la física atmosférica de los planetas gigantes.

Nuevas preguntas
Los investigadores ofrecen tres posibles explicaciones para este inesperado descubrimiento, cada una de las cuales plantea nuevas preguntas:

1. El planeta podría estar girando tan lentamente que una rotación lleva más tiempo que una órbita completa alrededor de su estrella; esto podría causar vientos que soplan hacia el oeste en lugar de hacia el este, pero también reduciría las teorías sobre la interacción gravitacional de estrellas planetarias en órbitas con distancias tan reducidas.

2. La atmósfera del planeta podría interactuar con el campo magnético del planeta para modificar su patrón de viento; esto podría proporcionar una oportunidad única de estudiar el campo magnético de un exoplaneta.

3. Las grandes nubes que cubren el lado este del planeta podrían hacer que parezca más oscuro de lo que sería de otra manera, pero esto debilitaría los modelos actuales de circulación atmosférica en tales planetas.

"Necesitaremos mejores datos para dar respuesta a las preguntas planteadas por nuestro hallazgo", dice Dang. "Afortunadamente, el Telescopio Espacial James Webb, programado para el próximo año, debería ser capaz de abordar este problema. Equipado con un espejo que tiene 100 veces el poder de recolección de Spitzer, debería proporcionarnos datos exquisitos como nunca antes".

Referencia del documento científico:
Lisa Dang et al (2018). Detección de una compensación de punto caliente hacia el oeste en la atmósfera del gigante de gas caliente CoRoT-2b. Nature astronomy volumen 2, páginas 220–227; DOI: 10.1038 / s41550-017-0351-6

No hay comentarios.