La Vía Láctea


La Vía Láctea es la galaxia que contiene nuestro Sistema Solar. El descriptivo "Láctea" se deriva de la apariencia de nuestra galaxia cuando es vista desde la Tierra: una franja de luz que se ve en el cielo nocturno formada por estrellas que no pueden distinguirse individualmente a simple vista.

El término Vía Láctea es una traducción del latín: láctea, y del griego: círculo lechoso. Desde la Tierra, la Vía Láctea aparece como una banda de luz porque su estructura, en forma de disco, la vemos desde adentro.

Galileo Galilei fue el primer astrónomo en distinguir y separar la banda de luz en estrellas individuales con su telescopio en 1610. Hasta principios de la década de 1920, la mayoría de los astrónomos pensaban que la Vía Láctea contenía todas las estrellas del Universo. Luego del Gran Debate de 1920 entre los astrónomos Harlow Shapley y Heber Curtis, las observaciones de Edwin Hubble mostraron que la Vía Láctea es sólo una de las muchas galaxias.

La Vía Láctea es una galaxia espiral barrada con un diámetro de entre 100.000 y 180.000 años luz. Se estima que la Vía Láctea contiene de 100 a 400 mil millones de estrellas. Probablemente hay al menos 100 mil millones de planetas en la Vía Láctea.

El Sistema Solar está ubicado a unos 26,000 años luz del Centro Galáctico, en el borde interior del brazo de Orión, una de las concentraciones de gas y polvo en forma de espiral. El centro galáctico está marcado por una fuente de radio intensa, llamada Sagittarius A, que probablemente es un agujero negro supermasivo.

Las estrellas y los gases en un amplio rango de distancias desde el Centro Galáctico orbitan a aproximadamente 220 kilómetros por segundo. La velocidad de rotación constante contradice las leyes de la dinámica kepleriana y sugiere que gran parte de la masa de la Vía Láctea no emite ni absorbe radiación electromagnética. Esta masa ha sido denominada "materia oscura".

El período de rotación es de aproximadamente 240 millones de años en la posición del Sol. La Vía Láctea en su conjunto se mueve a una velocidad de aproximadamente 600 km por segundo con respecto a los marcos de referencia extragalácticos. Las estrellas más antiguas de la Vía Láctea son casi tan antiguas como el Universo mismo y probablemente se formaron poco después de la Edad Oscura del Big Bang.

Datos generales de la vía láctea
La Vía Láctea tiene varias galaxias satélite y es parte del Grupo Local de galaxias, que es un componente del Súper cúmulo de Virgo, que a su vez es un componente del súper cúmulo Laniakea.

La Vía Láctea comenzó como una serie de regiones densas en el universo temprano, no mucho después del Big Bang.

Los cúmulos globulares se encuentran entre los objetos más antiguos de la Vía Láctea.

Las primeras estrellas en formarse fueron en cúmulos globulares que aún existen. Se encuentran entre las estrellas más antiguas formadas en la región de la Vía Láctea.

Las edades de las estrellas individuales en la Vía Láctea se pueden estimar midiendo la abundancia de elementos radiactivos de una determinada estrella, como el torio-232 y el uranio-238, luego comparando los resultados con las estimaciones de su abundancia original, una técnica llamada núcleo-cosmo-cronología.

Por ejemplo, una vez que se forma una enana blanca, comienza a experimentar un enfriamiento radiativo y la temperatura de la superficie disminuye constantemente. Al medir las temperaturas de las enanas blancas más frías y compararlas con su temperatura inicial esperada, se puede hacer una estimación de su edad. Con esta técnica, la edad del cúmulo globular M4 se estimó en 12.7 ± 0.7 mil millones de años.

La Vía Láctea ha crecido en tamaño al fusionarse con otras galaxias a través del tiempo. Actualmente está adquiriendo estrellas de una galaxia muy pequeña llamada Enana Elíptica de Sagitario, así como también anexando material de las Nubes de Magallanes.

La Vía Láctea se mueve por el espacio a una velocidad de aproximadamente 552 kilómetros por segundo (343 millas por segundo) con respecto a la radiación de fondo de microondas.

Sagitario A*, el agujero negro supermasivo en el corazón de la Vía Láctea, contiene la masa de alrededor de 4.3 millones de soles.

Nuestra galaxia colisionará con la galaxia de Andrómeda en unos 5 mil millones de años. Algunos astrónomos se refieren a estas dos galaxias como "un sistema binario de espirales gigantes".

Publicar un comentario

0 Comentarios