Astrónomos descubren moléculas orgánicas complejas en la Gran Nube de Magallanes


La astrónoma de la NASA, Marta Sewiło junto a otros investigadores descubrieron el resplandor de moléculas orgánicas complejas, de longitud de onda milimétrica, que emanan de dos densos embriones formadores de estrellas en la Gran Nube de Magallanes.

"Las moléculas orgánicas complejas, aquellas con seis o más átomos, incluido el carbono, son algunos de los componentes básicos de las moléculas que son esenciales para la vida en la Tierra y, presumiblemente, en otras partes del Universo", explicaron los astrónomos.

Aunque el metanol es un compuesto relativamente simple en comparación con otras moléculas orgánicas, es esencial para la formación de moléculas orgánicas más complejas, como las que ALMA observó.

"Si estas moléculas complejas pueden formarse fácilmente alrededor de las protoestrellas, es probable que perduren y se conviertan en parte de los discos protoplanetarios de los sistemas estelares más jóvenes. Tales moléculas probablemente fueron traídas a la Tierra primitiva por cometas y meteoritos, lo que ayudó a impulsar el desarrollo de la vida en nuestro planeta".

La Dra. Sewiło y sus colegas centraron su estudio en la región de formación de estrellas N113 en la Gran Nube de Magallanes, que es una de las regiones más masivas y ricas en gas de la galaxia.

Observaciones anteriores de esta área con el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Observatorio Espacial Herschel de la ESA revelaron una sorprendente concentración de protoestrellas que acaban de comenzar a calentar sus ‘guarderías’ estelares, haciendo que brillen intensamente con luz infrarroja.

Al menos una parte de esta formación estelar se debe a un efecto tipo dominó, donde la formación de estrellas masivas desencadena la formación de otras estrellas en la misma vecindad.

Los científicos utilizaron el Atacama Large Millimeter / submilimeter Array (ALMA) para estudiar varios objetos estelares jóvenes en esta región para comprender mejor su química y dinámica.



"A pesar de que la Gran Nube de Magallanes es uno de nuestros vecinos galácticos más cercanos, esperamos que comparta una extraña similitud química con las galaxias más distantes y jóvenes del antiguo Universo", dijo la Dra. Sewiło.

Las galaxias primordiales y jóvenes simplemente no tuvieron tiempo suficiente para enriquecerse químicamente. Las galaxias enanas como la Gran Nube de Magallanes probablemente conservaron este mismo ‘maquillaje juvenil’ debido a sus masas, que en comparación con otras regiones son relativamente bajas, lo que acelera severamente el ritmo de la formación estelar.

"Debido a su baja metalicidad, la Gran Nube de Magallanes ofrece una ventana a estas primeras galaxias adolescentes", dijo el coautor Dr. Remy Indebetouw, del Observatorio Nacional de Radioastronomía.

Los estudios de formación de estrellas de esta galaxia proporcionan un trampolín para comprender la formación de estrellas en el Universo más joven.

Referencia del documento científico:
Marta Sewiło et al (2018). Detección de núcleos calientes y moléculas orgánicas complejas en la gran nube de Magallanes. The Astrophysical Journal Letters, volumen 853, número 2, DOI: 10.3847/2041-8213/aaa079

Publicar un comentario

0 Comentarios