Artículos de última hora

Científicos identifican cientos de mutaciones en el ADN no codificante


Científicos descubren una red global que conecta las mutaciones en el ADN no codificante con los cambios en la expresión de genes tumorales.

Los cánceres se desarrollan debido a un crecimiento y división celular descontrolada que, en última instancia, conducen a la diseminación de las células cancerosas en todo el cuerpo, causando una disfunción orgánica a niveles masivos.

La investigación, pionera en este campo, indica que la transformación en una célula cancerosa está impulsada por la excesiva acumulación de mutaciones en el ADN celular.

Los investigadores han revelado el impacto de mutaciones específicas dentro de los genes y han descubierto que estas mutaciones desempeñan un papel esencial en las características del cáncer. Esta investigación ha llevado al desarrollo de muchos tratamientos terapéuticos exitosos.

Sin embargo, la gran mayoría de las mutaciones encontradas en las células cancerígenas se encuentran en secuencias de ADN fuera de los genes, llamadas regiones de ADN no codificante, también conocido como ADN basura. Estas mutaciones han sido resistentes a casi todo.

En este nuevo estudio, investigadores de la Universidad de California en San Diego identificaron cientos de mutaciones en regiones de ADN no codificante, que regulan directamente la expresión de genes implicados en el cáncer.

"La mayoría de las mutaciones relacionadas con el cáncer ocurren en regiones del genoma, fuera de los genes, pero hay tantas que es difícil saber cuáles son realmente relevantes y cuáles son meramente ruido", dijo el autor principal, el Dr. Trey Ideker, profesor del Moores Cancer Center y la Escuela de Medicina, de la Universidad de California en San Diego.

Algunos intentos de comprender el impacto de las mutaciones en el ADN no-codificante se han realizado utilizando The Cancer Genome Atlas (TCGA), tanto en tejidos normales como en tumores. Sin embargo, estos esfuerzos sólo han identificado una sola mutación relevante en el ADN no codificante.

Mas sin embargo, Ideker y sus colaboradores tuvieron éxito, donde otros no pudieron, al agregar una capa adicional de análisis mientras utilizaban datos del TCGA.

"La salsa secreta fue buscar cambios en la expresión génica", dijo Ideker.

"Aquí, por primera vez, encontramos aproximadamente 200 mutaciones en el ADN no codificante, que son funcionales en el cáncer, y eso es aproximadamente 199 más de lo que sabíamos antes", agregó.

El equipo confirmó sus hallazgos al modelar el impacto de estas mutaciones funcionales del ADN no codificante en líneas celulares cancerosas.

Descubrieron que estas mutaciones afectan directamente los genes que conducen al desarrollo del cáncer, incluyendo la invasión de células tumorales.

"Un ejemplo que se destacó fueron las mutaciones de ADN no-codificante que afecta a un gen llamado DAAM1", dijo uno de los autores, Wei Zhang, investigador postdoctoral en el laboratorio de Ideker.

"La activación del gen DAAM1 hace que las células tumorales sean más agresivas y más capaces de invadir los tejidos circundantes".

Este trabajo puede ayudar a desarrollar nuevas estrategias terapéuticas para identificar y diagnosticar mutaciones y tumores en pacientes.

Referencia del documento científico:
Wei Zhang y col. Una red global que conecta las mutaciones del ADN no codificante con los cambios en la expresión de genes tumorales. Nature Genetics, publicado en línea el 2 de abril de 2018; doi: 10.1038 / s41588-018-0091-2

No hay comentarios.