Artículos de última hora

El antioxidante mitocondrial rejuvenece los vasos sanguíneos


Según una nueva investigación de la Universidad de Colorado en Boulder, los adultos mayores de edad que tomaron antioxidante, que se dirige específicamente a los centros celulares o mitocondrias, experimentaron cambios vasculares relacionados con la edad, equivalente de 15 a 20 años en solo seis semanas.

El estudio se suma a un creciente cuerpo de evidencia que sugiere que los suplementos nutricionales de grado farmacéutico, o nutracéuticos, podrían desempeñar un papel importante en la prevención de las enfermedades cardíacas.

También revive la noción de que los antioxidantes orales, que en general han sido descartados como ineficaces en los últimos años, podrían cosechar beneficios medibles de salud si se utilizan adecuadamente, dicen los autores.

"Este es el primer ensayo clínico para evaluar el impacto de un antioxidante mitocondrial específico sobre la función vascular en humanos", dijo el autor principal Matthew Rossman, investigador postdoctoral del departamento de fisiología integrativa. "Sugiere que terapias como esta pueden ser muy prometedoras para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares relacionadas con la edad".

El estudio
Para este estudio, el autor principal Rossman y Doug Seals, director del Laboratorio de Fisiología Integral del Envejecimiento, reclutaron a 20 hombres y mujeres sanos de entre 60 y 79 años, del área de Boulder.

La mitad de los participantes tomó 20 miligramos por día de un suplemento llamado MitoQ, fabricado mediante la alteración química de la coenzima Q10, un antioxidante de origen natural, para que se adhiera a las mitocondrias dentro de las células.

La otra mitad tomó un placebo.

Después de seis semanas, los investigadores evaluaron qué tan bien funcionaba el revestimiento de los vasos sanguíneos, o el endotelio, al medir la dilatación de las arterias de los participantes, al aumentar el flujo sanguíneo.

Luego, después de un período de dos semanas sin tomar nada, los dos grupos cambiaron, con el grupo del placebo tomando el suplemento, y viceversa. Las pruebas fueron repetidas.

El descubrimiento
Los investigadores descubrieron que al tomar el suplemento, la dilatación de las arterias de los participantes mejoró en un 42 por ciento, haciendo que sus vasos sanguíneos, al menos en esa medida, se parezcan a los de una persona de entre 15 y 20 años más joven. El estudio también mostró que la mejora en la dilatación se debió a una reducción en el estrés oxidativo.

En los participantes que, en condiciones de placebo, tenían arterias más rígidas, la administración de este suplemento se relacionó con una rigidez arterial reducida.

¿Rigidez arterial? Los vasos sanguíneos se vuelven rígidos con la edad, en gran medida como resultado del estrés oxidativo, el exceso de producción de subproductos metabólicos llamados radicales libres, que pueden dañar el endotelio y afectar su función. Durante la juventud, los cuerpos producen suficientes antioxidantes para saciar esos radicales libres. Pero con la edad, las puntas de equilibrio, como las mitocondrias y otros procesos celulares producen un exceso de radicales libres y las defensas antioxidantes del cuerpo no pueden mantenerse al día, dijo Rossman.

Los suplementos de antioxidantes orales, como la vitamina C y la vitamina E, quedaron desacreditados después de que los estudios demostraran que no eran efectivos contra este problema.

"Este estudio inyecta nueva vida a la desacreditada teoría que dice que complementar una dieta con antioxidantes puede mejorar la salud. También sugiere que enfocarnos en una fuente específica, las mitocondrias, puede ser una mejor forma de reducir el estrés oxidativo y mejorar la salud cardiovascular con el envejecimiento", dicen los investigadores.

Nuevas investigaciones
Los investigadores Rossman y Seals planean iniciar un estudio de seguimiento de tres meses para confirmar los hallazgos en un número mayor de participantes, y observar más de cerca el impacto que este compuesto genera en las mitocondrias.

Recientemente, el mismo laboratorio publicó otro estudio que muestra que un compuesto llamado nicotinamida ribósido, también puede revertir el envejecimiento vascular en personas sanas.

El ejercicio y una dieta saludable son los enfoques, popularmente establecidos, en la mente de las personas para mantener la salud cardiovascular. Pero a nivel de salud pública, no hay suficientes personas dispuestas a hacerlo. Los investigadores están buscando opciones complementarias y basadas en la evidencia científica para prevenir los cambios relacionados con la edad que conducen a diversas enfermedades. Estos suplementos, puesto a prueba durante esta investigación, pueden estar entre ellos.

Referencia del documento científico:
Matthew J. Rossman et al. La suplementación crónica con un antioxidante mitocondrial (MitoQ) mejora la función vascular en adultos mayores sanos. Hypertension, publicado el 1 de junio de 2018; 71: 1056-1063; doi: 10.1161 / HYPERTENSIONAHA.117.10787

No hay comentarios.