Artículos de última hora

La Conspiración de la Cara de Marte


La Cara de Marte es un rasgo distintivo impresionante en la superficie del planeta Marte ubicado en la región de Cidonia, concretamente en Cydonia Mensae, que para muchas personas se asemeja a un rostro humano.

Cydonia Mensae es una región marciana situada en las coordenadas 33° norte y 13° oeste, situada en Cidonia.

La Cara de Marte mide aproximadamente 3 km de largo por 1,5 km de ancho y se ubica a 41º05' norte y 9º50' oeste. Fue fotografiada por primera vez el 25 de julio de 1976 por la sonda espacial Viking 1, que orbitaba el planeta en ese momento. El hecho llamó la atención del público seis días después en un informe de prensa entregado por la NASA.

La fotografía original tomada por el Viking 2 trae la siguiente descripción técnica:

Esta fotografía es una de las muchas tomadas en las latitudes norte de Marte por el Viking 2 cuando orbitaba en busca del Viking 1. La fotografía muestra terrenos con forma de meseta, con una gran formación rocosa en el centro, la cual con las sombras asemeja una cabeza humana y da la ilusión de ojos, nariz y boca. La formación tiene 1,5 km de ancho, y está iluminada por los rayos del sol cayendo con una inclinación de 20 grados. Las «pecas» en la imagen se deben a bits con errores, resaltados por el aumento del tamaño de la foto. La fotografía fue tomada el 25 de julio desde una distancia de 1873 km.


La interpretación ufológica

A partir del supuesto fenómenos de pareidolia, se originó una interpretación de carácter ufológico que indicaba que la fotografía representaba un monumento de algún tipo, y su existencia era prueba de que una inteligencia extraterrestre habitó Marte (los marcianos), o que visitó este planeta en un momento lejano del pasado.

El principal proponente de esta interpretación es Richard Hoagland; su «Mensaje de Cidonia», en el libro Los monumentos de Marte: una ciudad al borde de la eternidad, se basa en una interpretación de otros rasgos de la región de Cidonia como las llamadas Pirámides de Marte. La publicación de este libro ha popularizado la creencia en la artificialidad de la cara.



La interpretación científica

La interpretación mayoritariamente aceptada de las primeras fotografías sugiere que es una forma natural del terreno, una de las muchas mesetas esparcidas por Cidonia. En este orden de ideas, la apariencia de una cara se da porque la combinación del ángulo de iluminación de la luz del Sol y la baja resolución de la foto tienden a suavizar las irregularidades de la superficie, y por la tendencia del cerebro humano a reconocer patrones familiares, especialmente caras (pareidolia). Además, un lapso en los datos enviados por el Viking 2 creó un punto negro exactamente donde los orificios de la nariz se ubicarían en una cara. Muchos otros puntos como éste son visibles en la foto.

La interpretación oficial está apoyada por las nuevas fotografías tomadas por la sonda Mars Global Surveyor, en 1998 y 2001, y por la sonda Mars Odyssey en 2002. Fotografiada bajo diferentes condiciones de iluminación y a una resolución más alta, la forma no parece una cara.​ Sin embargo, los promotores de las teorías de la conspiración del ocultamiento extraterrestre no creen en estas nuevas fotografías y alegan que las imágenes habrían sido alteradas.

Posteriormente en el año 2006, la sonda Mars Express, de la Agencia Espacial Europea (ESA), obtuvo excelentes imágenes espaciales en alta resolución (13,7 metros por píxel), que permitieron eliminar cualquier duda que pudiera quedar sobre la naturaleza de esta estructura, ratificándose que es puramente geológica.

Además de esta información, la Agencia Espacial Europea puso en su sitio web un vídeo de las fotos tomadas del sitio en 3D en una animación.

Algunos científicos no están de acuerdo con esta información.

El Dr. John Brandenburg, científico que trabajado en proyectos de seguridad de alta gama para el gobierno, dijo que lo que vemos en esas fotos es la prueba de que Marte solía ser un planeta parecido a la Tierra y que la NASA está siendo expuesta, y no tienen más remedio que revelar la verdad.

El Dr. Brain O'Leary, astronauta en 1967, profesor en la Universidad de California en Berkeley, Hampshire College y también en la Universidad de Princeton, dijo que la NASA cubrió pistas al ocultar algunos datos.

Poco tiempo después trató de explicar que la cara era solo una formación natural y nada más.

Afirmó que Carl se estaba confabulando con la NASA y que deben haber tenido alguna otra información que no se conoce se reveló al público sobre las estructuras que se encuentran en Marte. Dijo que deben tener pruebas y datos que serían un "shock" para el mundo y para la gente promedio. Esa es la única razón por la que cree que están ocultando historias.


Dr. Norman Burgrun

El Dr. Norman Burgrun, ingeniero que trabajó para NACA, Lockheed Missiles y Space Company, dijo que la NASA está borrando, modificando e inventando datos para corroborar las historias que inventan. Esos datos también incluyen las "caras en Marte".

Si este es el caso, entonces ¿por qué la NASA es tan cautelosa con respecto a las preguntas sobre la posibilidad de que alguna vez hubo vida inteligente en el Planeta Rojo?

¿Es posible que piensen que los seres humanos no están preparados para creer que la vida alienígena existió alguna vez en nuestro sistema solar? ¿O hay algo más detrás de toda esta controversia? Una cosa es segura, la NASA tendrá que aclarar su historia antes de las visitas planeadas al planeta rojo en los próximos años.

No hay comentarios.