Artículos de última hora

¿Cómo resuelven el cambio climático las civilizaciones tecnológicas extraterrestres?


A medida que crece la población de una civilización tecnológicamente avanzada, utiliza cada vez más de los recursos de su planeta. Al consumir los recursos, la civilización alterna las condiciones del planeta.

El profesor de la Universidad de Rochester Adam Frank y sus coautores han desarrollado un nuevo modelo matemático para ilustrar cómo una civilización de recolección de recursos y el entorno planetario en el que evoluciona podrían desarrollarse o colapsar juntos, colocando el cambio climático en un contexto cósmico.

Frente al cambio climático, la deforestación y la pérdida de biodiversidad, crear una versión sostenible de nuestra civilización es una de las tareas más urgentes de la humanidad. Pero cuando enfrentamos este inmenso desafío, rara vez nos preguntamos cuál puede ser la pregunta más importante de todas: ¿cómo sabemos si la sostenibilidad a largo plazo es siquiera posible?

Los astrónomos han inventariado una parte considerable de las estrellas, galaxias, cometas y agujeros negros del Universo. Pero, ¿los planetas con civilizaciones sustentables también son algo que el Universo contiene? ¿O todas las civilizaciones que pueden haber surgido en el cosmos duran solo unos pocos siglos antes de la llega del cambio climático que desencadena cada civilización?

En un artículo publicado en la revista Astrobiology, el Profesor Frank y sus colegas abordan estas preguntas desde una perspectiva 'astrobiológica'.

"Astrobiology es el estudio de la vida y sus posibilidades en un contexto planetario. Eso incluye 'exo-civilizaciones' o lo que generalmente llamamos extraterrestres", dijo el profesor Frank.

"Las discusiones sobre el cambio climático rara vez tienen lugar en este contexto más amplio, uno que considera la probabilidad de que esta no sea la primera vez en la historia cósmica que un planeta y su biosfera evolucionan en algo parecido a lo que hemos creado en la Tierra".

"Si no somos la primera civilización del Universo, eso significa que es probable que haya reglas sobre cómo debería de progresar el destino de una civilización joven como la nuestra".

Usando su modelo matemático, los investigadores encontraron cuatro posibles escenarios que podrían ocurrir en un sistema civilización-planeta:

(i) muerte: la población y el estado del planeta (indicado por su temperatura promedio) aumentan muy rápidamente; finalmente, la población alcanza su punto máximo y luego disminuye rápidamente a medida que la temperatura planetaria en aumento hace que las condiciones sean más difíciles para sobrevivir;

(ii) sostenibilidad: la población y la temperatura aumentan, pero eventualmente ambos llegan a valores numéricos estables sin ningún efecto catastrófico; este escenario ocurre en los modelos cuando la población reconoce que como conjunto está teniendo un efecto negativo en el planeta y pasa de usar recursos de alto impacto, como el petróleo, a recursos de bajo impacto, como la energía solar;

(iii) colapso sin cambio de recursos: la población y las temperaturas aumentan rápidamente hasta que la población alcanza un pico máximo y cae precipitadamente; en estos modelos, la civilización colapsa, aunque no está claro si la especie se extingue por completo;

(iv) colapso con el cambio de recursos: la población y las temperaturas aumentan, pero la población reconoce que está causando un problema y pasa de recursos de alto impacto a recursos de bajo impacto; las cosas parecen nivelarse por un tiempo, pero la respuesta llega demasiado tarde y la civilización eventualmente termina colapsando.

"El último escenario es el más aterrador". Incluso si hicieras lo correcto, reconocer que estas dañando a tu planeta, si esperaste demasiado, igual terminará colapsando la civilización", dijo el profesor Frank.

Los científicos crearon sus modelos basados, en gran parte, en estudios de civilizaciones extintas, como los habitantes de la Isla de Pascua.

La gente comenzó a colonizar la isla entre el año 400 y 700 dC y creció a una población máxima de 10,000 habitantes en algún momento entre los años 1200 y 1500. Sin embargo, en el siglo XVIII, los habitantes habían agotado sus recursos naturales y la población se redujo drásticamente a unas 2.000 personas.

La mortalidad de la población de la Isla de Pascua se relaciona con un concepto llamado capacidad de carga, o la cantidad máxima de especies que un determinado ecosistema puede sostener.

"La respuesta de la Tierra al desarrollo de una civilización es realmente el cambio climático", dijo el profesor Frank.

"Si atraviesas un cambio climático muy fuerte, entonces tu capacidad de carga puede disminuir, porque, por ejemplo, la agricultura a gran escala podría verse fuertemente afectada. Imagina lo que pasaría si el cambio climático provocará que la lluvia dejara de caer en los países que destacan por su agricultura. No podríamos cultivar alimentos y nuestra población terminaría disminuyendo, especialmente en los países que pasan la mitad del año bajo hielo.

En este momento, los investigadores no pueden predecir definitivamente el destino de la Tierra. Los próximos pasos serán utilizar modelos más detallados de las formas en que los planetas podrían comportarse cuando una civilización consume energía de cualquier forma para seguir creciendo.

Si cambias el clima de la Tierra lo suficiente, no tiene que ser demasiado, simplemente lo un poco, es posible que no puedas volver a cambiarlo. Los efectos pueden ser devastadores para la vida en los próximos decenios.

Incluso si se retrasara y se comenzará a utilizar recursos solares u otros menos impactantes para el ecosistema global, podría ser demasiado tarde, porque el planeta ya habría cambiado hasta alcanzar un punto de no retorno. Probablemente no estamos tan lejos como algunos quieren creer, de alcanzar este punto. Estos modelos muestran que no podemos únicamente pensar en una población en evolución. Tenemos que pensar en nuestro planeta y civilización en una evolución conjunta.

La vida, primero se adapta y después evoluciona, de acuerdo con su entorno. Para que esto sea posible, se necesita un clima constante.

Algunas personas piensan que el cambio climático significa que el planeta se va a derretir de la calor, otros piensan que la tierra se va a congelar por completo. Una nueva era glacial dicen. Eso es totalmente falso. Cambio climático significa olas de huracanes, de manera desproporcionada. Regiones del planeta demasiado frías, mientras que otras regiones rompen récords de temperatura exageradamente elevada, en épocas del año que no corresponden con los registros históricos anteriores. Es decir, un desbalance total.

Referencia del documento científico:
A. Frank y col. 2018. El antropoceno generalizado: Evolución de las exocivilizaciones y sus comentarios planetarios. Astrobiology 18 (5); doi: 10.1089 / ast.2017.1671

No hay comentarios.