Artículos de última hora

Efectos del pensamiento en la fisiología humana


Tenemos pensamientos todo el día y antes de irnos a dormir cada noche. Estos pensamientos son muy poderosos y pueden afectarnos de muchas maneras. Los pensamientos positivos desencadenan emociones saludables, mientras que los pensamientos negativos desencadenan emociones negativas y afectan adversamente nuestra salud.

Ahora presentamos un resumen de dos diferentes estudios científicos de la Universidad de Harvard, que buscan ayudarnos a entender cómo nuestros pensamientos afectan nuestro cuerpo.


Tocando el piano en la mente

Una investigación de la Universidad de Harvard se centró en cómo los pensamientos afectan la estructura del cerebro. Se estudiaron dos grupos de personas; ambos grupos con la misma capacidad intelectual, nunca habían tocado el piano. A un grupo se le asignó la tarea de tocar escalas de piano todos los días durante un cierto período de tiempo. Al otro grupo se le asignó la tarea de simplemente pensar en tocar exactamente las mismas escalas de piano que el primer grupo. Es decir, nunca llegaron a tocar ninguna de las notas musicales, solo desarrollaron pensamientos para concentrarse en cómo sería tocar esas notas.

Los resultados fueron realmente increíbles. Todos los participantes fueron escaneados antes del estudio para medir sus actividades cerebrales, antes de tener cualquier actividad significativa. Después del estudio, los cerebros de ambos grupos de participantes fueron escaneados, de nuevo, para medir cualquier cambio estructural en el cerebro como resultado de pasar tiempo tocando el piano (tanto a nivel imaginario como real).

Lo sorprendente es que ambos grupos de participantes mostraron que la parte del cerebro que corresponde con los movimientos de los dedos, había incrementado considerablemente. Incluso el grupo que solo había tocado el piano con la mente, también habían cambiado sus cerebros como si físicamente hubieran estado tocando el piano.

Esta no es la única investigación que concluyó una relación entre nuestros pensamientos y nuestra fisiología.


Flexionando el dedo en la mente

Harvard realizó un segundo estudio en el que participaron dos grupos de participantes, con un grupo encargado de flexionar el dedo todos los días durante un período de varias semanas. Como antes, al segundo grupo se les pidió que solo pensaran en flexionar el dedo durante el mismo período de tiempo.

¿Qué sucedió después? Increíblemente, una vez más, ambos grupos de participantes mostraron una mayor fuerza en sus dedos después del estudio. El segundo grupo literalmente se fortaleció, únicamente concentrándose en desarrollar pensamientos que le hacían creer al cerebro que estaban ejercitando sus dedos.

Las estadísticas mostraron que el primer grupo que físicamente flexiono su dedo había aumentado su fuerza en un 53% y el segundo grupo había aumentado su fuerza en un 35%.

¡Estos hallazgos son muy importantes! Especialmente cuando se trata de entender la ciencia detrás de nuestros pensamientos.

Lo más emocionante de todo esto para nosotros: Tenemos la oportunidad de cambiar nuestras vidas, simplemente cambiando nuestros pensamientos.

Piénsalo bien. Si la investigación de Harvard ha demostrado que puedes aumentar tu fuerza, simplemente pensando en que lo haces, ¿Qué otras áreas de tu vida pueden cambiar para mejor, solo cambiando la manera en la que percibes el mundo y concentrándose en lo que quieres?

El problema que la mayoría de nosotros encontramos es que nos fijamos objetivos y nos olvidamos de hacer el trabajo necesario para alcanzar esas metas. Otra cosa muy importante, olvidamos invertir tiempo visualizando en la mente que nuestras metas se harán realidad.

Siempre es recomendable el uso de visualizaciones positivas cuando establecemos metas, porque tiene resultados realmente sólidos, desde una perspectiva motivacional como desde la perspectiva de la ley de la atracción y manifestación. Es decir, si queremos que suceda algo, lo primero que debemos hacer es pensar en que ocurrirá. Entonces, solo entonces, podemos hacer que se manifieste en la vida real.

No hay comentarios.