Artículos de última hora

Las laves que vivían en el suelo sobrevivieron a la extinción masiva del cretácico


Un equipo de investigación internacional dirigido por el Dr. Daniel Field de la Universidad de Bath, compiló pruebas del registro fósil de plantas y ecología de aves antiguas y modernas, y descubrió que las únicas aves que sobrevivieron a la extinción del Cretácico final vivía en el suelo.

Las aves que vivían en el suelo sobrevivieron mientras sus parientes cercanos, que vivían entre los árboles, se extinguieron durante el evento de extinción masiva del Cretácico final, causado por el impacto de un asteroide frente a la costa mexicana hace 66 millones de años, según una nueva investigación.

"Nos basamos en una variedad de enfoques para unir esta historia. Concluimos que la eliminación temporal de los bosques después del impacto de los asteroides explica por qué las aves arbóreas no sobrevivieron en este evento de extinción", dijo el Dr. Field.

"Los antepasados de las aves arbóreas modernas no se desplazaron a los árboles hasta que los bosques se habían recuperado del asteroide causante de la extinción".

"Al observar el registro fósil, en plantas y pájaros, hay múltiples líneas de evidencia que sugieren que las copas de todos los bosques colapsaron. Las aves que dependían de estos bosques se extinguieron porque no tenían a donde ir", añadió el Dr. Regan Dunn, coautor del paleontólogo en el Museo Field de Chicago.

"Este estudio proporciona una amplia panorámica de todo el ecosistema sobre el por qué ciertos grupos evolucionaron sin problemas después de la extinción y prepararon el escenario para la llegada de las aves modernas", dijo el coautor Dr. Tyler Lyson, paleontólogo del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver.

Para mi es fascinante que un evento que sucedió hace 66.02 millones de años haya dado forma, color y sentido al mundo moderno, y podamos verlo a través de datos moleculares gracias a la tecnología que no existía hace sólo 10 años.

El análisis del equipo del registro de fósiles de plantas confirmó que los bosques colapsaron a nivel global, a raíz del impacto del asteroide.

"Nuestro estudio examinó el registro fósil de Nueva Zelanda, Japón, Europa y América del Norte, que mostró que había una deforestación masiva en todo el mundo, justo a finales del Cretácico", explicó el coautor del estudio, el Dr. Antoine Bercovici, paleobotánico de la Institución Smithsonian.

"Esto fue seguido por una colonización masiva de plantas como los helechos, cuyas esporas pudieron sobrevivir al impacto del asteroide y germinar rápidamente para llenar los hábitats que quedaron vacíos por la extinción de los árboles".

Luego, los científicos utilizaron las relaciones evolutivas de las aves vivas y sus hábitos ecológicos para rastrear cómo la ecología de las aves ha cambiado a lo largo de su historia evolutiva.

Esos análisis mostraron que el ancestro común más reciente de todas las aves vivas, y todos los linajes de aves que pasaron por el evento de extinción del Cretácico final, con toda probabilidad vivía en el suelo.

Por el contrario, muchas aves que vivieron al final de la era de los dinosaurios exhibieron hábitos de habitar en los árboles. Sin embargo, esas especies no sobrevivieron al evento de extinción para dar lugar a cualquier ave conocida de hoy en día.

Los antepasados de las aves modernas que vivían en los árboles no se desplazaron a los árboles hasta que los bosques se habían recuperado del asteroide causante de la extinción.

"Hoy en día, las aves son el grupo de animales terrestres vertebrados más diverso y globalmente extendido: hay cerca de 11,000 especies vivas", dijo el Dr. Field.

"Solo un puñado de linajes ancestrales de aves logró sobrevivir al evento de extinción en masa hace 66 millones de años, y toda la asombrosa diversidad de aves vivas de hoy puede rastrearse hasta estos antiguos sobrevivientes".

Los hallazgos, publicados en la revista Current Biology, ilustran la influencia fundamental de los principales eventos en la historia de la Tierra en las trayectorias evolutivas de los principales grupos de organismos.

En el futuro, el equipo de investigación se planea continuar explorando el momento preciso de la recuperación de los bosques y la radiación evolutiva temprana de las aves.

Crédito de la imagen: Philipp M. Krzeminski.

Referencia del documento científico:
Daniel J. Field y col. Evolución temprana de las aves modernas estructuradas por el colapso global del bosque en la extinción masiva del Cretácico superior. Current Biology, publicado en línea el 24 de mayo de 2018; doi: 10.1016 / j.cub.2018.04.062

No hay comentarios.