Artículos de última hora

La civilización de Paracas


La civilización de Paracas surgió en la costa sur del territorio peruano en el año 700 a.C., siendo conocida por sus prácticas funerarias.

Como herencia histórica y cultural, dejó grandes templos en forma de pirámide, como el de Animas Altas, Huaca Soto, Huaca Alvarado y Huaca Santa Rosa.

Paracas fue gobernada por la aristocracia y su base social estaba compuesta por agricultores y pescadores que ofrecían sus trabajos para al culto de Kon, el dios del agua.

Prácticamente todo lo que se conoce de esa civilización proviene de los cientos de momias descubiertas en necrópolis colectivas, excavadas en el desierto.

La civilización de paracas fue contemporánea con la gran civilización chavín, quien habría sido una influencia para el desarrollo de la identidad de Paracas, sin dejar de ser culturalmente distinta.

Ubicación
Paracas es una península desértica, dentro de la Provincia de Pisco, en la Región Ica, sobre la costa sur del Perú. Está a 4 horas en coche de Lima.

La civilización de Paracas fue descubierta en 1925 por el arqueólogo Julio C. Tello, que encontró en el cementerio Cerro Colorado, tumbas subterráneas con muchos "fardos" que contenían momias con cráneos deformados y perforados.

Dos años más tarde, en el cementerio de Wari Kayan, el mismo arqueólogo descubrió tumbas que tenían formatos rectangulares con momias cubiertas en finos mantos bordados.

Características de la Civilización de Paracas


  • Su mantas funerarias era hechas de lana, alpaca y vicuña
  • Fueron notorios por la calidad de sus productos textiles
  • Los colores eran policromados
  • Utilizaron el oro
  • Desarrollaron figuras antropomórficas y zoomórficas para reflejar su arte
  • Su escritura fue expresada en tokapu
  • Los paracas adoraban a dios un llamado "Kon"

Fases de la Civilización

Las Cavernas

  • Esta fase se caracteriza por la presencia de cámaras funerarias muy profundas donde los difuntos están enterrados en obenques sencillos. Los fardos funerarios están acompañados por cerámicas que se distinguen por su policromía original. Las decoraciones esencialmente geométricas se pintaron después de hornear con una pasta resinosa coloreada que permite obtener colores brillantes y originales como el verde y el amarillo.
  • En esta fase los cadáveres, que eran momificados sentados con las piernas dobladas, eran recubiertos con telas llanas y suntuosas hasta formar un paquete o fardo funerario.

La Necrópolis

  • Comienza alrededor del siglo VI antes de Cristo y su principal características: tumbas colectivas donde los fardos funerarios se reunieron en grandes fosas rectangulares.
  • Las necrópolis eran cámaras excavadas en la arena, tenían la forma de una botella. En otras ocasiones eran cavadas en espacios poco profundos pero más abiertos.
  • Cada necrópolis contenía de 30 a 40 momias. Eran conservadas en excelente estado gracias a la extrema aridez del desierto, la ausencia de luz solar y el mínimo contacto con el oxígeno. Tales condiciones también preservaron, por dos mil años, los valiosos textiles Paracas, considerados los más exquisitos de la américa prehispánica.

Cráneos Deformados

Los paracas deformaban deliberadamente los cráneos de los bebés por razones estéticas, con vendajes o pedazos de madera adheridos al cráneo para aumentar la altura.

El hueso parietal puede sufrir una deformación considerable e irreversible por el vendaje del cráneo desde la infancia hasta el final de la adolescencia.

Los primeros vestigios de la civilización Paracas fueron desenterrados en 1925 por el arqueólogo Júlio César Tello, en la península de Paracas (235 km al sur de Lima). Bajo la arena del desierto peruano, se encontraron varias necrópolis, cada una conteniendo 30 a 40 momias enrolladas en capas de tejidos ricamente bordados.

Tello descubrió cerca de 300 momias Paracas entre los años 1925 y 1930. Muchas de ellas presentaban cráneos deformados, similares a un cono alargado. El formato era el resultado de una intervención intencional en el crecimiento del cráneo del niño.

En el primer mes de vida, cuando el cráneo del bebé aún es manipulable por condiciones externas, la cabeza del niño era presionada con placas de madera para ser envasada con tejido. El aparato se mantenía de seis meses hasta los dos años de edad. Se cree que esta práctica servía como un signo de distinción del individuo en su grupo social para el liderazgo, magia o ambas. Entre los Paracas, esta costumbre era practicada por la clase noble.

Muchos cráneos paracas presentaban también señales de trepanación, una técnica de apertura de uno o más agujeros en el cráneo con fines curativos, mágico-ritual, o incluso como una tradición cultural.

La trepanación fue practicada por otros pueblos americanos, como los incas, los muiscas, los zapotecas y los mayas de Mesoamérica. Posiblemente, durante el procedimiento, el paciente era mantenido bajo el efecto de alcohol, coca o hierbas anestésicas. La cicatrización observada en muchos cráneos trepanados demuestra que el individuo, en principio sobrevivió a la trepanación.

Religión de Paracas
Esta civilización era religiosamente muy parecida a la Chavín. Por ejemplo, los paracas tenían un dios que adoraban sobre todas las cosas, su nombres es "Kon" o Dios Oculado.

Se afirma que Kon, era un dios del agua o de la lluvia, encargado de que lloviera, igual que en la civilización chavín. En la cultura quechua se le conoció como Illapa.

Esta civilización tenía la costumbre de enterrar a sus muertos en posición fetal, envasados en diversas capas de tejidos, las más externas eran siempre las más bordadas. Se cree que cuanto mayor la posición social del individuo, más exuberante eran sus objetos personales que le acompañaban en la muerte.

En la misma tumba, pero externa al fardo, se encontraban otros objetos de esta civilización, así como cerámicas depositadas en ofrenda mortuoria. Desde el punto de vista artístico, el legado más destacado de esa civilización son los tejidos. En su gran mayoría policromados y bordados, que hacen alusión a sus dioses, sacerdotes, danzas y rituales.


Economía de Paracas

La economía de los Paracas se basaba en la pesca marinas y en la agricultura del maíz, frijoles, mandioca, maní y pimientos rojos.

La apertura de canales de irrigación y la utilización de guano para fertilizar la tierra, garantizaban cosechas abundantes en pleno desierto.

Los artesanos excepcionales produjeron cuchillos de obsidiana, vasijas de calabaza, chocalos, cerámica, cestería, objetos de huesos y conchas, abanicos de plumas y joyas de oro martillado. Las técnicas y conocimientos de los Paracas establecieron las bases fundamentales de sociedades andinas posteriores, incluyendo el imperio Inca.

Organización Social y Política
Influenciados por la civilización chavín, los paracas desarrollaron una sociedad teocrática, es decir, los máximos gobernantes eran religioso o de la clase sacerdotal, pero a estos se les unía la nobleza guerrera que también poseían privilegios en la sociedad.

Los paracas eran una sociedad extremadamente desigual, ya que los máximos gobernantes gozaban de grandes privilegios mientras que la clase más baja, compuesta por campesinos y agricultores que conformaban la gran mayoría del pueblo, obedecían a los sacerdotes y realizaban todo los que estos mandaban, sino obedecían eran castigados en nombre de los dioses.


Arte de la Civilización Paracas

Una de las principales razones por las que la cultura Paracas es conocida en todo el mundo es la calidad de sus productos textiles, especialmente aquellos pertenecientes al período de la necrópolis de Paracas, que datan del año 500 antes de la era común.

Utilizando algodón que cultivaban en campos irrigados, lana de vicuña y alpaca, los paracas produjeron tejidos y mantas multicolores. Los colores eran obtenidos con colorantes naturales producidos a partir de plantas y minerales, resultando en más de 190 tonalidades de verdes, azules, rojos, amarillos, marrones, etc.

La longitud de los tejidos varía de 2 metros a 34 metros, lo que habría exigido un gran número de personas, además de una organización y planificación para su producción.

La decoración de los tejidos presenta una gran variedad de patrones: dibujos geométricos, figuras de aves, felinos y antropomórficas. Algunos se hicieron con plumas de colores. Los dibujos comunican creencias nativas sobre viajes chamánicos al mundo espiritual mostrando criaturas sobrenaturales aladas o una extraña figura agarrando los cabellos de cabezas humanas decapitadas. Los textiles eran considerados un símbolo de estatus social y riqueza. Las momias de los líderes paracas fueron envueltas en capas de las mejores tapicerías junto con joyas, armas y objetos religiosos.

Los tejidos prehispánicos han sido objeto de admiración desde los tiempos de la conquista y fundación del imperio español, debido a la gran variedad de materiales, técnicas constructivas, diseños y elementos decorativos que utilizaban los antiguos habitantes del área centro-andina.

El tejido desempeñó un papel decisivo en la organización social, política, religiosa y militar de la sociedad paracas. El poder de los gobernantes o autoridades estuvo evidenciado en parte por la vestimenta, pues su posición social era representada por la calidad del tejido que usaba.

La Cerámica
Al mismo tiempo, se desarrolló la cerámica, que alcanzó un alto nivel de sofisticación técnica. Los cuencos, las copas y los jarrones de dos cuellos están decorados con diseños simbólicos de colores cálidos con contornos en blanco y negro.

Las Pinturas
Las pinturas, algunas de las cuales tienen 34 metros de largo, están hechas de pelo de animal, alpaca o llama, y fibras de algodón. Están bordados con colores brillantes. Las figuras representan criaturas sobrenaturales y chamanes cuyas manos sostienen cabezas humanas decapitadas, mientras sus alas las llevan en el aire como pájaros.

El colapso de la Civilización Paracas
Algunos investigadores relacionan la caída de la civilización paracas con la enorme desigualdad social entre gobernantes y campesinos. Después del año 200 d.c, la civilización paracas empezó a ser reemplazada por la civilización nazca.

No hay comentarios.