Artículos de última hora

La Cultura Caral


En la mitad norte del Perú se desarrolló la cultura considerada la más antigua de América: La cultura Caral. Hoy podemos encontrar los rastros de esta cultura en la ciudad de Caral.

Este último se encuentra en el valle del río Supe, provincia de Barranca, 185 km al norte de Lima, la capital del Perú.

Se estima que la cultura Caral se desarrolló entre el año 2.600 y 1.500 a.C. Sus orígenes se remontan al Período Arcaico Tardío de los Andes Centrales. Con sus casi 5,000 años de antigüedad y para ponerlo en el contexto de la historia de la humanidad, la civilización Caral fue contemporánea con las civilizaciones más antiguas sobre la tierra: Egipto, Mesopotamia, India y China. Por si esto fuera poco, precede por dos milenios a una de las civilizaciones más antigua de mesoamérica, los olmeca.

Caral es uno de los 18 asentamientos identificados en el valle de Supe, que cubre un área de alrededor de 65 hectáreas. Está situado en una terraza desértica seca con vistas al exuberante valle del río Supe.

Excepcionalmente bien conservado, el sitio es impresionante en términos de diseño y complejidad de arquitectura. La forma como está conformada la ciudad y algunas de sus características, incluidas las estructuras piramidales, muestran una clara evidencia de funciones ceremoniales, lo que significa una poderosa ideología religiosa.

Ubicación de Caral
La cultura de Caral se encuentra entre los 3000 y 1500 a.C., en el valle del río Supe, departamento de Lima, Perú.

La ciudad piramidal de Caral tiene 5.000 años de antigüedad.

Su ubicación le sortear tres ríos: Fortaleza, Pativilca y Supe. Se establece como la civilización más antigua de América y su ciudad se reconoce uno de los sitios urbanos más antiguos del mundo.


Características de la Cultura Caral

  • Cultura más antigua de américa
  • Su arte no contenía cerámica
  • Grandes avances en la arquitectura
  • Construyeron una ciudad piramidal
  • Vivían de la agricultura y desarrollaron técnicas agrícolas
  • Sociedad teocrática

Las bases establecidas por la cultura Caral a nivel de organización social, política y religiosa sirvieron a las nuevas civilizaciones prehispánicas e influyeron hasta la llegada del Imperio Inca, unos 4.400 años más tarde.

Las terrazas presentes en la época de Caral son características en la cultura Inca.

Representaciones en geoglíficos para propósitos rituales y simbólicos encontrados en el valle de Supe, se encontrarían 3.000 años más tarde en Nazca.

El famoso sistema codificado de cuerdas anudadas, para registrar los datos y medidas que ya existía en el momento de Caral, se usará durante miles de años, hasta el final del imperio Inca. Es conocido como quipu.

Ciertas características de la construcción, presentes en la época de Caral, también se encuentra entre los incas. Los Caral usaron decoraciones que son similares a las encontradas en Kuélap, por ejemplo.

Religión de los Caral
Los estudios de la cultura Caral muestran que era predominantemente religiosa, solían hacer rituales y ceremonias, quemando artefactos importantes para ellos. Tenían una visión cosmológica de la vida. Creían en la armonía del espacio y la preservación del medio ambiente, porque en la visión cosmológica de la cultura Caral, los humanos son una pequeña parte del universo.

Caral fue administrado por personas que tenían conocimientos en astronomía y religión. El grupo principal que tenía el control de la sociedad tenía el objetivo de realizar observaciones astronómicas para elaborar calendarios agrícolas y establecer el tiempo conveniente para plantar y cosechar.

Los edificios de esta cultura están hechos por los resultados de minuciosas observaciones astronómicas y en honor a sus dioses como El Sol, La luna y las estrellas, etc. que representan como seres divinos.

Hicieron templos para venerar a sus dioses y celebrar rituales. Los señores que gobernaron Caral se comunicaban con sus dioses, ellos garantizaban el orden social.

La Pirámide Mayor
El montículo de plataforma más grande, la 'Pirámide Mayor', tiene 160 x 150 m y 18 m de altura. Es la más grande de las seis estructuras de plataforma en la ciudad de Caral, todas construidas con piedras de cantera y adoquines de río que se colocaban en bolsas de juncos. Las paredes exteriores estaban cubiertas con múltiples capas de yeso coloreado.

La 'Gran Pirámide', es un edificio sorprendentemente grande ubicado en una posición dominante, dentro del centro urbano de Caral. Se dice que los funcionarios que se encontraban en la parte más alta de esta pirámide podrían controlar, no solo las actividades que se realizan en la ciudad, sino también una gran parte de la zona de la capital en el valle central. En el sitio se encontró el cadáver de un joven que probablemente fue sacrificado en honor a los dioses de Caral.


El Monolito 'Huanca'

Huanca significa "piedra en pie", y este impresionante monolito mide 2,15 metros de altura, directamente al norte de la pirámide de Huanca. Por lo tanto, se considera que está relacionado con los aspectos astronómicos y ceremoniales en Caral.

Asimismo, se encuentra frente a la escalera principal de la importante Pirámide de Huanca. Los arqueólogos creen que este monolito fue utilizado con fines astronómicos y ceremoniales.

Economía de Caral
Se cree que esta civilización vivió de la agricultura, el cultivo de algodón y el comercio.

La cultura de Caral se remonta al desarrollo de técnicas agrícolas. Las principales fuentes de alimentos fueron los frijoles, la calabaza y la batata. También, el cultivo de algodón permitió el desarrollo de la ropa y las redes de pesca.

Esto ha sido posible gracias a su complejo sistema de riego. De hecho, a pesar de su posición en el corazón del desierto, Caral tenía muchos ríos. El agua fue traída de los Andes por un sistema de riego, el que permitió traer el agua a las tierras desérticas de la zona.

Ciertamente se creó una especie de oasis favorable para la actividad agrícola.

En este periodo de tiempo, el hombre no sabía acerca de las monedas, por lo que el intercambio de bienes materiales se hacía intercambiando productos entre ellos, este sistema se llamó trueque. Este sistema es tan efectivo que aún se utiliza en muchas regiones rurales en diferentes partes del mundo.

Organización Social y Política
La sociedad de Caral estaba gobernada por reglas estrictas que se basaban en castas y jerarquías.

Según algunos expertos en el tema, Caral era una ciudad-estado teocrática que puede considerarse como la cuna de la civilización andina y uno de los fundamentos más antiguos de la civilización humana en el mundo.

Su desarrollo tomó alrededor de 600 años y requirió un alto grado de tecnología y organización social.

Las pirámides de Caral fueron utilizadas por los gobernantes como centros de poder religioso, político y económico. Además de las pirámides, otras estructuras como plazas, patios y santuarios representaban medios de cohesión e influencia religiosa que permitían el control de la población y facilitaban la producción y el intercambio de bienes.

División del trabajo
La organización central de la población estaba distribuida en asentamientos urbanos y liderada por las autoridades.

Se organizaron en una forma de comunidad familiar extensa, es decir, trabajaban su propia tierra y de su producción tenían que rendir tributo a las autoridades. Esta población vivía en pequeños pueblos llamados "Pachaca", estos lugares eran centros urbanos con economía autosuficiente y administrados por las autoridades.


Arquitectura de Caral

El logro más impresionante de la sociedad de Caral fue su arquitectura monumental, que incluía montículos de plataformas de terraplenes y plazas circulares hundidas.

Los constructores de Caral crearon una ciudad de pirámides, anfiteatros hundidos, edificios sismoresistentes y ductos subterráneos que canalizaban el viento para mantener sus fuegos encendidos, todo con herramientas básicas.

Arte de Caral
Las civilizaciones de Norte Chico son culturas "precerámicas" del Arcaico tardío prehispánico; carecían por completo de cerámica, y al parecer casi no tenían arte.

La evidencia arqueológica sugiere que eran maestros de textiles y practicantes de un culto relacionado con símbolos divinos.

Por ejemplo, uno de los artefactos más interesantes encontrados en Caral es una pieza textil de algodón anudada llamada quipu, a veces deletreado khipu.

Quipu fue utilizado por muchas sociedades andinas, incluido los Inca, que todavía usaban el sistema cuando los conquistadores españoles llegaron a América. Quipu consistía en una serie de cadenas con nudos que permitían realizar cálculos y registrar transacciones.

El fin de la Cultura Caral
Los terremotos fueron frecuentes porque el sitio se coloca en la reunión de dos placas tectónicas. Los residentes reparaban las grietas en los edificios dañados por los terremotos, pero una serie de terremotos más potentes, algunos alcanzaban el grado 7 en la escala de richter, seguidos por los eventos climáticos inducidos por El Niño, causarán deterioro y finalmente el colapso de esta cultura.

No hay comentarios.