Artículos de última hora

Teorías de la evolución del hombre


El estudio de la evolución humana es el estudio del linaje, que incorpora a todas las especies más cercanas a los humanos modernos. Evidencia molecular y paleontológica han estimado que el ancestro común entre Homo sapiens y Pan troglodytes, vivió en África entre 5 a 7 millones de años (Ma). A partir de esta divergencia, dentro del linaje homínido continuaron emergiendo nuevas especies, razas y subrazas, todas ellas extintas actualmente a excepción de Homo sapiens moderno.

La transformación de los seres, como el hombre, se explican recurriendo a teorías evolucionistas, cuyos autores son Juan Bautista Lamarck y Charles Darwin. Estas teorías tratan de explicar la evolución del hombre.

Lamarck (1744 – 1829)
Es un científico francés, propuso tres ideas para la evolución del hombre:

1. El ambiente modifica la estructura de las plantas y de los animales, así como un árbol sobre el que sopla un viento constante en una sola dirección, se inclina en esa dirección y un animal que vive en el Polo Norte adquiere piel caliente.

2. El uso frecuente de un órgano lo fortalece y favorece su crecimiento, de manera semejante al desuso de un órgano lo debilita y lo lleva a su desaparición. Por ejemplo el herrero tiene brazos fuerte, la bailarina tiene músculos vigorosos en las piernas.

3. Las características adquiridas se transmiten a los descendientes. Tenemos el caso de las jirafas que tuvieron que crecer el cuello a fin de alcanzar el follaje de las partes más altas de los árboles, por lo tanto sus descendientes heredan sus características.

Charles Darwin (1809 – 1882)
Fue un naturalista inglés que dio la vuelta al mundo estudiando las plantas y animales para luego clasificarlos. A consecuencia de ese gran viaje contrajo una enfermedad tropical que lo obligó a llevar una vida inválida. No obstante logró publicar veinte libros científicos. Uno de ellos fue El Origen de las Especies publicado en 1859, donde proponía la Teoría de la Evolución.

Las características fundamentales de la teoría de la evolución son dos: la selección natural y la variabilidad de las especies.

La selección natural
Consiste en que sólo sobreviven los individuos más fuertes, más aptos, los más adaptados, el resto muere o son eliminados porque no son necesarios.

Esta idea surgió leyendo al economista inglés Thomas Malthus, quien sostenía que el número de nacimientos es tan grande que, de sobrevivir todos los descendientes, pronto se formaría una gruesa costra de vida sobre la superficie terrestre; una ostra produce millones de crías y sin embargo el mar no se convierte en una masa compacta de moluscos.

La variabilidad
Es el número determinado de individuos semejantes pero no iguales, que conforman una especie. Cuanto más variaciones favorables tienen los individuos, más opciones tendrán de sobrevivir y producir un mayor número de descendientes.

No hay comentarios.