Artículos de última hora

El miedo de estar soltero


Algunas personas tienen la creencia de que si una persona no está en una relación, él / ella debe sentirse solo y miserable. Como resultado de este escenario de miedo, la gente puede apresurarse a buscar una relación que no es lo mejor y que no aporta nada para mejorar sus vidas y estado de ánimo.

En algunas culturas las personas están más preocupadas por reproducirse que por desarrollarse como seres humanos. En parte, la sociedad les enseña a hacer las cosas al revés. Los más inteligentes que deciden no someterse a estas "leyes culturas" son juzgados y hasta discriminados, se les cuestiona incluso su sexualidad.

El individualismo puede dar como resultado que "los adultos solteros en la sociedad contemporánea sean un blanco de estereotipos, prejuicios y discriminación ..." (DePaulo y Morris, 2005, página 57). Por lo tanto, las personas no solo se preocupan por estar solteras, sino que quienes son solteros son juzgados por ello.

Cuando nos apresuramos a encontrar pareja podemos terminar destruyendo nuestra felicidad y la de los demás. Por ejemplo, si se tienen hijos con la persona incorrecta, les estamos heredando traumatismos psicológicos innecesarios y desventajas extra en relación con los niños que creen en familia: madre y padre.

La investigación
La investigación ha demostrado que las personas se conformarán con menos de lo básico en una relación, por temor a estar solteras (Spielmann, MacDonald, Maxwell, Joel, Peragine, Muise e Impett, 2013). En el estudio de Spielmann, definieron el miedo a estar soltero como "... implica preocupación, ansiedad o angustia con respecto a la experiencia actual o prospectiva de no tener una pareja sentimental".

Esta angustia puede ser experimentada tanto por aquellos que no están en relaciones y aquellos que están actualmente en una, pero se preocupan por su estabilidad o cuestionan su longevidad. Si bien la mayoría de las investigaciones se han centrado en esta ansiedad en las mujeres, los autores señalan que tanto hombres como mujeres pueden sentir incomodidad cuando se trata de estar solteros, porque ambos sexos tienen una necesidad intrínseca de encontrar y mantener relaciones íntimas (Spielmann et al., 2013).

Los investigadores llevaron a cabo una serie de estudios, a través de los cuales desarrollaron un método llamado El Miedo de ser Soltero. En general, descubrieron que las personas con miedos más fuertes tenían más probabilidades de reducir sus estándares, tanto en sus relaciones actuales como en la selección de nuevos compañeros sentimentales. Además, los puntajes más altos en su escala "... predijeron una mayor dependencia en relaciones menos satisfactorias" (Spielmann et al., 2013, p.1068). Cuanto más miedo tenía una persona, menos probabilidades tendrían de terminar una relación en la que estaban, incluso cuando no estaban satisfechos. Siendo que las personas con miedo a la soltería se conforman con menos, puede perpetuar aún más la idea de que ser soltero lleva a la infelicidad.

Las implicaciones
Las personas que temen estar solos pueden permanecer en relaciones poco satisfactorias o pueden precipitarse a relaciones que no son ideales. En esencia, las personas pueden enfocarse más en el estado de su relación que en la relación misma, lo cual es muy problemático.

Es importante ser consciente de cualquier ansiedad que tenga al estar soltera o la posibilidad de terminar una relación. También debe comprender que la presión para estar en una relación puede tener consecuencias negativas, como terminar conformándose con algo que está por debajo de sus expectativas iniciales.

Ser soltero no es necesariamente negativo. De hecho, hay muchos beneficios de ser soltero. Muchos solteros disfrutan de una autonomía más alta y crecimiento personal que aquellos que están casados (Marks & Lambert, 1998).

Además, ser soltero le permite a una persona pasar más tiempo manteniendo estrechas relaciones con los demás. La investigación ha demostrado que los solteros mantienen un mayor contacto con sus amigos, vecinos, hermanos y padres que sus contrapartes casados (Sarkisian & Gerstel, 2016). Por lo tanto, aquellos que son solteros se benefician de su propio desarrollo personal, una mejor relación consigo mismo y con los demás.

Recuerda que no hay nada de malo en ser soltero. No te compares con los demás en las relaciones. En cambio, valora las relaciones significativas que tienes en tu vida.

Referencias:
DePaulo, B. M., y Morris, W. L. (2005). Solteros en la sociedad y en la ciencia. Psychological Inquiry, 16 (2-3), 57-83.

Marks, N. F., y Lambert, J. D. (1998). Continuidad y cambio del estado civil entre adultos jóvenes y de mediana edad: efectos longitudinales sobre el bienestar psicológico. Journal of Family Issues, 19 (6), 652-686.

Sarkisian, N., y Gerstel, N. (2016). ¿La soltería, se aísla o se integra? Examen del vínculo entre el estado civil y los vínculos con parientes, amigos y vecinos. Revista de Relaciones Sociales y Personales, 33 (3), 361-384.

No hay comentarios.