Artículos de última hora

Los pilares de la Nebulosa Carina


Esta escarpada cima de montaña envuelta por nubes tenues parece un mítico paisaje sacado de la atmósfera de El Señor de los Anillos. La imagen del telescopio espacial Hubble captó la actividad caótica sobre un pilar de gas y polvo, de tres años luz de altura, que se está consumiendo por la brillante luz de estrellas radiantes en los alrededores.

El pilar también está siendo asaltado desde adentro, mientras las estrellas recién nacidas enterradas en su interior disparan chorros de gas que se pueden ver fluyendo desde los imponentes picos.

Este pináculo cósmico turbulento se encuentra dentro de un vivero estelar tempestuoso llamado la Nebulosa Carina, ubicada a 7500 años luz de distancia en la constelación sur de Carina.

La radiación abrasadora y los vientos rápidos, que están compuestos por corrientes de partículas cargadas, de estrellas recién nacidas súper calientes en la nebulosa están formando y comprimiendo el pilar, lo que hace que se formen nuevas estrellas dentro dentro del mismo.

Se pueden ver flámulas de gas ionizado caliente que fluyen de las crestas de la estructura, y velos tenues de gas y polvo, iluminados por la luz de las estrellas, flotan alrededor de sus imponentes picos. Las partes más densas del pilar se resisten a ser erosionadas por la radiación.

Enclavado dentro de esta densa montaña hay estrellas incipientes. Largas tiras de gas se pueden ver disparando en direcciones opuestas desde el pedestal en la parte superior de la imagen.

Otro par de chorros es visible en otro pico cerca del centro de la imagen. Estos chorros, conocidos como HH 901 y HH 902, respectivamente, son señales que indican el nacimiento de nuevas estrellas y son lanzados por remolinos de gas y discos de polvo alrededor de las estrellas jóvenes, que permiten que el material se acumule lentamente en las superficies estelares.

La Cámara de Gran Angular 3 del Hubble observó este pilar el 1 y 2 de febrero de 2010. Los colores en esta imagen compuesta corresponden al brillo del oxígeno (azul), hidrógeno y nitrógeno (verde) y azufre (rojo).

No hay comentarios.