Artículos de última hora

Efectos de la marihuana en la biología humana


La marihuana se refiere a las hojas secas, flores, tallos y semillas de la planta Cannabis sativa o Cannabis indica. La planta contiene THC, un químico que altera la mente y otros compuestos similares. La marihuana tiene efectos a corto y largo plazo en el cerebro.

Efectos a corto plazo
Cuando una persona fuma marihuana, el THC pasa rápidamente de los pulmones al torrente sanguíneo. La sangre lleva el producto químico al cerebro y a otros órganos en todo el cuerpo. El cuerpo absorbe el THC más lentamente, que por ejemplo, cuando la persona lo come o bebe. En ese caso, generalmente sienten los efectos después de 30 minutos a 1 hora.

El THC actúa sobre receptores específicos de células cerebrales que normalmente reaccionan a productos químicos naturales similares al THC. Estas sustancias químicas naturales desempeñan un papel en el desarrollo y funcionamiento normal del cerebro.

La marihuana activa en exceso las partes del cerebro que contienen la mayor cantidad de estos receptores. Esto causa la sensación antinatural que las personas sienten cuando consumen este químico. Otros efectos incluyen:

  • sentidos alterados (por ejemplo, ver colores más brillantes)
  • sentido del tiempo alterado
  • cambios en el estado de ánimo
  • movimiento corporal deteriorado
  • dificultad para pensar y resolver problemas
  • deterioro de la memoria
  • alucinaciones (cuando se toman en dosis altas)
  • delirios (cuando se toman en dosis altas)
  • psicosis (cuando se toma en dosis altas)

Efectos a largo plazo
La marihuana también afecta el desarrollo del cerebro. Cuando las personas comienzan a consumir marihuana en la adolescencia, la droga puede afectar el pensamiento, la memoria y las funciones de aprendizaje y afectar la forma en que el cerebro construye conexiones entre las áreas necesarias para estas funciones. Los investigadores aún estudian cuánto duran los efectos de la marihuana y si algunos cambios en la estructura cerebral pueden ser permanentes.

Por ejemplo, un estudio realizado en Nueva Zelanda en parte por investigadores de la Universidad de Duke demostró que las personas que comenzaron a fumar marihuana en su adolescencia perdieron un promedio de 8 puntos del Coeficiente Intelectual​​ entre las edades de 13 y 38 años. Las habilidades no regresaron completamente en aquellas personas que dejaron de utilizar la marihuana cuando eran adultos. Aquellos que comenzaron a fumar marihuana como adultos no mostraron disminuciones notables en el Coeficiente Intelectual​​.

En otro estudio científico más reciente sobre gemelos, aquellos que usaron marihuana mostraron una disminución significativa en el conocimiento general y en la capacidad verbal, equivalente a 4 puntos del Coeficiente Intelectual, entre los años preadolescentes y adultez temprana.

La cantidad de THC en la marihuana ha aumentado constantemente en las últimas décadas. Para una persona que es nueva en el consumo de marihuana, esto puede significar la exposición a niveles más altos de THC, con una mayor probabilidad de una reacción dañina. Los niveles más altos de THC pueden explicar el aumento en las visitas a la sala de emergencias relacionadas con el consumo de marihuana.

La popularidad de la marihuana en forma de comestibles también aumenta las posibilidades de reacciones dañinas, porque tarda más en ser digerido. Por lo tanto, las personas pueden intentar consumir más para sentir los efectos más rápido, lo que lleva a resultados peligrosos.

Los niveles más altos de THC también pueden significar un mayor riesgo de adicción si las personas se exponen regularmente a altas dosis.

¿Cuáles son los otros efectos de la marihuana en la salud?
El consumo de marihuana puede tener una amplia gama de efectos, tanto físicos como mentales.

Efectos físicos

Problemas respiratorios. El humo de la marihuana irrita los pulmones, y las personas que fuman marihuana con frecuencia pueden tener los mismos problemas respiratorios que los que fuman tabaco. Estos problemas incluyen tos y flemas diarias, enfermedades pulmonares más frecuentes y un mayor riesgo de infecciones pulmonares. Los investigadores hasta ahora no han encontrado un mayor riesgo de cáncer de pulmón en personas que fuman marihuana.

Aumento de la frecuencia cardíaca. La marihuana aumenta la frecuencia cardíaca durante hasta 3 horas después de fumar. Este efecto puede aumentar las posibilidades de un ataque al corazón. Las personas mayores y las personas con problemas cardíacos pueden estar en mayor riesgo de muerte.

Problemas con el desarrollo del niño durante el embarazo. Un estudio encontró que el consumo de marihuana durante el embarazo está relacionado con un menor peso al nacer y un mayor riesgo de problemas cerebrales y de conducta en los bebés. Si una mujer embarazada consume marihuana, la droga puede afectar ciertas partes del cerebro del feto en desarrollo. Los niños expuestos a la marihuana en el útero tienen un mayor riesgo de problemas de atención, memoria y resolución de problemas en comparación con los niños no expuestos.

 Algunas investigaciones también sugieren que cantidades moderadas de THC se excretan en la leche materna de las madres lactantes. Con el uso regular, el THC puede alcanzar cantidades considerables en la leche materna que podrían afectar el cerebro de un bebé en pleno desarrollo.

Náuseas intensas y vómitos. El uso regular de marihuana a largo plazo puede hacer que algunas personas desarrollen el Síndrome de Hiperemesis Cannabinoide. Esto provoca que los usuarios experimenten ciclos regulares de náuseas, vómitos y deshidratación intensos, que a veces requieren atención médica de emergencia.

Efectos mentales
El consumo de marihuana a largo plazo se ha relacionado con enfermedades mentales en algunas personas, como por ejemplo:

  • Alucinaciones temporales
  • Paranoia temporal
  • Empeoramiento de los síntomas en pacientes con esquizofrenia, un trastorno mental grave con síntomas como alucinaciones, paranoia y pensamiento desorganizado

El consumo de marihuana también se ha relacionado con otros problemas de salud mental, como depresión, ansiedad y pensamientos suicidas entre los adolescentes.

¿Intoxicación por exposición pasiva?
Es poco probable que el humo de marihuana de segunda mano, en un espacio cerrado, pueda intoxicar a las personas que no fuman. Los estudios han demostrado que las personas que no usan marihuana informan solo efectos leves de la droga, bajo condiciones extremas, por ejemplo, inhalando mucho humo de marihuana durante horas en una habitación cerrada.

¿Otros efectos de salud?
Se necesita más investigación para saber si el humo de marihuana de segunda mano tiene riesgos de salud similares al humo de tabaco de segunda mano. Un estudio reciente sobre ratas sugiere que el humo de marihuana de segunda mano puede causar tanto daño al corazón y a los vasos sanguíneos como el humo de tabaco de segunda mano. Pero los investigadores no han explorado completamente el efecto del humo de marihuana de segunda mano en los humanos. Lo que sí saben es que las toxinas y el alquitrán que se encuentran en el humo de la marihuana podrían afectar a las personas vulnerables, como los niños o las personas con asma.

¿Puede una persona sufrir una sobredosis de marihuana?
Una sobredosis ocurre cuando una persona abusa de una determinada droga, lo suficiente como para producir síntomas potencialmente mortales o la muerte. No hay informes de adolescentes o adultos que han muerto por sobredosis de marihuana. Sin embargo, algunas personas que usan marihuana pueden sentir algunos efectos secundarios muy incómodos, especialmente cuando usan productos de marihuana con altos niveles de THC. Las personas han reportado síntomas como ansiedad y paranoia, y en casos raros, una reacción psicótica extrema (que puede incluir delirios y alucinaciones) que los puede llevar a buscar asistencia médica en una sala de emergencias.

Mientras que una reacción psicótica puede ocurrir siguiendo cualquier método de uso, los médicos en la sala de emergencia reportaron un número cada vez mayor de casos que involucran comestibles de marihuana. Algunas personas (especialmente preadolescentes y adolescentes) que saben muy poco sobre comestibles no se dan cuenta de que al cuerpo le toma más tiempo sentir los efectos de la marihuana cuando se come en lugar de fumarse. Así que consumen más de lo comestible, tratando de drogarse más rápido o pensando que no han tomado suficiente. Además, algunos bebés y niños pequeños han estado gravemente enfermos después de ingerir alimentos de marihuana o marihuana que encuentran en su casa. Esto está más relacionado con la negligencia de los padres

¿Es la marihuana adictiva?
El consumo de marihuana puede conducir al desarrollo de un trastorno por uso de sustancias, una enfermedad médica en la cual la persona no puede dejar de consumirlo a pesar de que está causando problemas sociales y de salud en su vida. Los trastornos graves por uso de sustancias también se conocen como adicción. La investigación sugiere que entre el 9 y el 30 por ciento de los que usan marihuana pueden desarrollar algún grado de trastorno por consumo de marihuana. Las personas que comienzan a consumir marihuana antes de los 18 años tienen entre cuatro y siete veces más probabilidades que los adultos de desarrollar un trastorno por consumo de marihuana.

Muchas personas que usan marihuana a largo plazo y están tratando de dejar de fumar reportan síntomas leves de abstinencia que dificultan el dejar de fumar. Éstas incluyen:

  • mal humor
  • insomnio
  • disminución del apetito
  • ansiedad
  • antojos

¿Qué tratamientos están disponibles para el trastorno por consumo de marihuana?

Actualmente, no hay medicamentos disponibles para tratar el trastorno por consumo de marihuana. La investigación continua puede conducir a nuevos medicamentos que ayuden a aliviar los síntomas de abstinencia, bloquear los efectos de la marihuana y prevenir las recaídas.

Referencia de los documentos científicos:
Centro de Abuso de Sustancias para Estadísticas y Calidad de la Salud del Comportamiento. Resultados de la Encuesta Nacional de Uso de Drogas y Salud 2015: tablas detalladas. SAMHSA.

Monitoreo del futuro resultados de la encuesta nacional sobre el consumo de drogas: 1975-2015: Resumen: Principales conclusiones sobre el uso de drogas en adolescentes. Ann Arbor, MI: Instituto de Investigación Social, Universidad de Michigan; 2015.

Bell C, Slim J, Flaten HK, Lindberg G, Arek W, Monte AA.
Aceite de hachís de butano relacionado con la liberalización de la marihuana en Colorado. J Med Toxicol Off J Am Coll Med Toxicol. 2015; 11 (4): 422-425. doi: 10.1007 / s13181-015-0501-0.

No hay comentarios.