Artículos de última hora

El imperio Inca


El origen del imperio inca se remonta al siglo XII de la era común, cuando los primeros grupos se establecieron en el Valle de Cusco, la antigua capital del imperio, llegando a alcanzar 15 millones de habitantes, y finalizó con la conquista del Imperio Español en el año 1532.

El mito de fundación inca considera a Manco Capac como su primer gobernante y fundador de la ciudad de Cusco. Los incas denominaban su territorio Tawantinsuyu, que en el idioma quechua significa "las cuatro partes".

Antes de la construcción del Imperio Inca, la región era habitada por pueblos denominados pre-incaicos, con sofisticadas culturas y avanzadas configuraciones sociales.

Ubicación del imperio inca
El imperio inca habitaban las regiones perteneciente al actual Ecuador, Perú, norte de Chile, Oeste de Bolivia y noroeste de Argentina. Más de diez millones de ciudadanos se habían fusionado en esta unidad política y cultural. Estaban fijados en la región de los Andes, los incas constituyen una gran civilización que dominó una amplia franja de tierras por el territorio Suramericano.

De acuerdo con un relato de naturaleza mítica, el pueblo inca se estableció inicialmente en la región de Cuzco y tuvo como primer gran líder a Manco Capac. Debido a las condiciones geográficas más favorables, la presencia inca se concentró en la región central de los Andes.

Físicamente los Incas eran de pequeña estatura, piel cobriza, cabello profundamente negro y liso.

En torno al siglo XV los incas establecieron un proceso de expansión territorial que buscó las mesetas enclavadas entre las montañas andinas y las llanuras del litoral Pacífico. Bajo la tutela del emperador Pachacuti Yupanqui, otras poblaciones fueron militarmente doblegadas y esclavizadas por el poderío militar inca. Con estas conquistas, los incas construyeron uno de los imperios prehispánicos más grandes de todo el continente americano.


Características de los Incas

El estado mantiene un sistema fiscal que estaba cobrando impuestos para mantener a los viejos y los enfermos, y para proporcionar alimentos en épocas de mala cosecha. Según la ideología inca, ellos eran los hijos del sol. El sol les concedia la protección divina y orden social.

El imperio inca se extendió por 4,000 kilómetros a lo largo de la Cordillera de los Andes, todo esto sin disponer de la rueda ni de una buena malla hidroviaria para transportar los excedentes agrícolas. La rueda fue lo que causó la aparición y expansión de las civilizaciones en muchas regiones del mundo, pero los incas con sus técnicas de ingeniería hicieron obras que serían una ardua tarea incluso para la ingeniería moderna.

Los incas eran constructores eximios. Sin el auxilio del mortero, edificaron paredes perfectamente ajustadas que era imposible introducir la lámina de un cuchillo entre las piedras. Miles de kilómetros de carreteras conectaban las cuatro provincias a Cuzco, la gran capital inca.

Aunque el pavimento de piedras lisas pudo haber sido concebido para vehículos, en una sociedad sin caballos y sin rueda, todos andaban a pie. Estas carreteras atravesaban ríos por medio de puentes péntiles, eran tan sólidas que muchas de ellas se usaban todavía en el siglo XX.

El secreto de esa contabilidad sin ordenadores son los quipus, una multiplicidad de cordones atados, donde se hacían diferentes tipos de nudos. Los quipucamayocs eran responsables de esa contabilidad y si cometian cualquier error, en la confección o en la lectura, pagaban con la muerte.

Religión de los Incas
La religiosidad de los incas estaba marcada por la adoración de varios elementos de la naturaleza, como el sol, la luna, el rayo y la tierra. En el sistema de valores de la religión inca, todos los beneficios alcanzados deberían ser retribuidos con algún tipo de sacrificio que expresaba la gratitud de los hombres. Por esta ideología, los incas organizaron varios rituales donde los sacrificios de humanos eran comunes.

Viracocha
El máximo dios es Viracocha. Calificado como viejo hombre de los cielos, señor y maestro del mundo. Por haber creado la tierra, los animales y los seres humanos y ser el poseedor de todas las cosas, los incas le adoraban sin ofrecerle sacrificios ni tributos. Creó a los hombres a partir de la piedra. Después los dispersó en las cuatro direcciones.

Como un héroe cultural, enseñó a los seres humanos diversas técnicas y artesanías. Se emprendió un largo viaje hasta llegar a Manta, Ecuador, de donde partió surcando el Océano Pacífico. Según una versión, en una embarcación hecha con su capa; otra versión dice que caminó sobre las aguas.

El Dios del Sol
Era la divinidad protectora de la casa real. Su calor beneficiaba la tierra andina y hacía florecer las plantas. Era representado con un rostro humano sobre un disco radiante. La gran fiesta del sol, el Inti Raymi, se celebra en el solsticio de invierno. Para dar la bienvenida al sol, le ofrecían una hoguera, donde quemaban una víctima en sacrificio, junto con hojas de coca y maíz.

La mujer de Inti era Mama-Kilya, la madre Luna, encargada de regular los ciclos menstruales de las mujeres.

El dios de la lluvia
El dios de la lluvia, Apu Illapu, era una divinidad agrícola. En la época de la sequía hacían peregrinaciones a los templos consagrados a Illapu, construidos en regiones altas. Si la sequía era muy persistente, le ofrecían sacrificios humanos. Los incas creían que la sombra de Illapu se encontraba en la Vía Láctea, de donde brotaba la lluvia que caería en la tierra.

Otros dioses importantes son Pachamama, la madre tierra, el mundo de las cosas visibles, señora de las montañas, de las rocas y de los llanos, y Pachacámac, el espíritu que alienta el crecimiento de todas las cosas, espíritu padre de los cereales, animales, pájaros y seres humanos.


Economía del Imperio Inca

El maíz era la base de la producción agrícola, seguida por la patata, los tomates, la calabaza, etc. La agricultura era una industria desarrollada, con la construcción de acueductos, plantaciones en las terrazas y canales de riego.

La domesticación de las llamas, vicuñas y alpacas fue de gran importancia para la civilización inca, ya que estos animales suministraban lana, cuero y eran utilizados como medio de transporte.

Organización Social de los Incas
La élite de la sociedad inca estaba compuesta por la familia real y los ocupantes de los altos cargos político-administrativos que están conformados por: sacerdotes, jefes militares, jueces, gobernadores provinciales y sabios. En posición media estaban los comerciantes y artesanos que garantizaban la circulación de mercancías.

Los campesinos se organizaban a través de un extenso grupo que se identificaba por el nombre de ayllu. Cada ayllu era responsable por el trabajo agrícola. El servicio militar y las obras estaban organizadas por un líder mayor llamado curaca.


La arquitectura inca

Además de los edificios residenciales, como pueden verse en la ciudad de Machu Picchu, los incas desarrollaron tecnologías con cuerdas trenzadas capaz de construir puentes.

Siendo una región marcada por la presencia de terremotos, conviene mencionar que muchas de las construcciones incas resistieron el paso del tiempo y los movimientos telúricos.

En este sentido, podemos decir que las obras de riego en dirección a los valles desiertos, la construcción de puentes, entre grandes precipicios, y de vertederos en pantanos presentan altos niveles de conocimientos técnicos.

Para construir carreteras en terrenos con grandes pendientes usaban el dibujo en zigzag facilitando la circulación o, si era necesario, escaleras. Las carreteras eran estrechas ya que sólo circulaban personas y llamas con cargamentos. Se levantaron muros de arrimo en lugares más peligrosos para evitar derrumbes.

Las carreteras desempeñaban una función más ligada al control del imperio que a los desplazamientos comerciales. En total se calcula que eran más de 4,000 Km de carreteras por todo el imperio.

En medio de las cordilleras, en ocasiones era necesario construir puentes. Estos puentes estaban construidos de cuerdas y exigían un cuidadoso mantenimiento ya que los cables tenían que ser sustituidos todos los años.

A lo largo de las carreteras se podían encontrar construcciones donde se podian encontrar a viajeros que formaban parte del ejército o que eran funcionarios en servicio oficial.


El arte del imperio inca

A medida que el imperio se expandía y conquistaba nuevas tierras y sometia a nuevos pueblos, los incas fueron asimilando características de otras culturas: chavins, nascas, huaris, paracas, tiahuanacos, mochicas y chimú. Poco antes del Descubrimiento de América, los incas dominaban un gran territorio que abarcaba el litoral y montañas, y habían desarrollado un arte sofisticado.

La arquitectura inca se destaca por la sobriedad. En el litoral, los edificios eran construidos de adobe y, en la región andina, de piedra. Las plantas de los edificios solían ser rectangulares, aunque los arqueólogos descubrieron construcciones de formas redondeadas.

Datan del período anterior a la consolidación del gran imperio inca (alrededor del siglo XV), algunas construcciones imponentes como el Templo en escalones de Chavín de Huántar decorado con bajorrelieves y piezas de cerámica -; la Puerta del Sol de Calasaya y el Palacio de Huaca del Sol.

Después de la consolidación del imperio, se erigieron los gigantescos monumentos de Cusco, trabajados en piedras encajadas con precisión quirúrgica. Se debe destacar, como uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura inca, las ruinas de Machu Picchu, una ciudad construida en los Andes, aproximadamente en el año 1450.

Esta ciudad, sólo descubierta a principios del siglo XX, pudo haber servido como local de ceremonias religiosas. En Machu Picchu se destacan el conjunto de terrazas y el observatorio astronómico.

La artesanía textil alcanzó un gran apuro técnico. Los tejidos inca se destacaban por los estampados variados y de colores vivos. Los incas conocían la técnica de producción de varios tipos de tejidos gracias a la facilidad de materia prima: cultivo de algodón y las lanas suministradas por las llamas y alpacas. En la artesanía textil era común la aplicación de plumas en los mantos y sombreros.

En chavín y paracas, las cerámicas eran talladas o pintadas con figuras de felinos. La espesa cerámica de tiahuanaco era pintada de rojo o de color naranja y, por lo general, presentaba la forma de una copa sin pie. Una serpiente se enroscaba en esta copa y la cabeza del reptil sobrepasaba el límite superior de la copa. En Recuay se fabricaba una cerámica casi blanca, con decoración entallada.

Nazca desarrolló una cerámica delicada y de finísimo espesor: bastante pulida, era adornada con frutos y flores.

El colapso del imperio Inca
En el siglo XVI, momento que marca la llegada de los conquistadores españoles a América, el imperio inca estaba sufriendo una serie de conflictos de orden interno. Los pueblos que una vez fueron sometidos por el imperio se estaban revelando.

La corona española emprendió un proceso de conquista a través de la colonización para tomar el dominio de esta región. Los territorios que comprendía el imperio inca fueron anexados por el imperio español para más tarde ser incorporados al Virreinato del Perú. Durante los próximos siglos, los descendientes del imperio inca pasaron a ser ciudadanos españoles.

No hay comentarios.