Artículos de última hora

El telescopio espacial Hubble captura la imagen de un Ojo Cósmico


La NASA ha publicado una hermosa imagen tomada por el telescopio espacial Hubble de la nebulosa planetaria NGC 3918, ubicada en la constelación de Centauro, aproximadamente a 5,346 años luz de la Tierra.

Esta imagen del telescopio espacial Hubble muestra la nebulosa planetaria NGC 3918. La imagen en color se realizó a partir de exposiciones separadas tomadas en las regiones visible e infrarroja cercana del espectro con la Cámara Planetaria y de Gran Angular 2 (WFPC2). Se usaron varios filtros para muestrear varias longitudes de onda. El color resulta de la asignación de diferentes matices a cada imagen monocromática asociada con un filtro individual.

Este objeto fue descubierto en marzo de 1834 por el astrónomo inglés Sir John Herschel, y es fácilmente visible a través de pequeños telescopios.

En el centro de NGC 3918 están los restos moribundos de una estrella gigante roja.

Durante la fase final de convulsión en la evolución de estas estrellas, expulsan nubes gigantes de gas desde la superficie de la estrella antes de que emerja de su capullo como una enana blanca.

La intensa radiación ultravioleta de la pequeña estrella remanente hace que el gas circundante brille como un signo fluorescente.

La figura distintiva en forma de ojos de NGC 3918, con un caparazón interior de gas brillante y una capa externa más difusa que se extiende lejos de la nebulosa, parece que podría ser el resultado de dos separadas eyecciones de gas.

Pero esto de hecho no es el caso: los estudios del objeto sugieren que se formaron al mismo tiempo, pero están siendo soplados desde la estrella a diferentes velocidades.

Se estima que los poderosos chorros de gas que emergen de los extremos de la gran estructura están siendo disparados desde la estrella a velocidades de hasta 350,000 km por hora.

Según los estándares de los fenómenos astronómicos, las nebulosas planetarias como NGC 3918 tienen una vida muy corta, con una vida útil de sólo unas pocas decenas de miles de años.

Crédito de la imagen: NASA / ESA / Hubble.

No hay comentarios.