Artículos de última hora

La superficie de Mercurio estuvo inundada por lava en un pasado remoto


La superficie de Mercurio revela que una vez estuvo inundada por lava en su totalidad, pero toda la actividad geológica cesó hace unos 3.000 millones de años y actualmente se le considera un planeta muerto.

Una de las características más destacadas de Mercurio es la Cuenca Caloris, un cráter gigante que probablemente se formó cuando un asteroide chocó con el planeta.

Este mosaico de la Cuenca Caloris es un compuesto de color mejorado sobre un mosaico monocromático. El mosaico de colores está formado por imágenes WAC obtenidas cuando, tanto la nave espacial como el Sol estaban arriba de Mercurio, lo cual presenta las mejores condiciones para discernir las variaciones en el albedo o el brillo.

El mosaico monocromático está formado por imágenes WAC y NAC obtenidas en ángulos del Sol no verticales (es decir, ángulos de alta incidencia) y con sombras visibles para revelar claramente la forma topográfica de las características geológicas.

La combinación de los dos conjuntos de datos permite la correlación de las características geológicas con sus propiedades de color. En partes de la escena, las diferencias de color de imagen a imagen son evidentes. Los esfuerzos continuos de calibración realizados por el equipo de MESSENGER se esfuerzan por minimizar estas diferencias.

La cuenca Caloris ha sido inundada por lavas que aparecen de color naranja en este mosaico. Los cráteres después de la inundación han excavado material debajo de la superficie. El más grande de estos cráteres ha expuesto material de baja reflectancia (azul en este mosaico) desde debajo de las lavas superficiales, lo que probablemente permite vislumbrar el material original del piso de la cuenca.

El análisis de estos cráteres arroja una estimación del grosor de la capa volcánica: 2.5-3.5 km (1.6-2.2 millas).

La nave espacial MESSENGER es la primera en orbitar el planeta Mercurio, y los siete instrumentos científicos de la nave espacial y la investigación en radio-ciencias están desentrañando la historia y la evolución del planeta más interior del Sistema Solar. En los más de tres años de operaciones orbitales de la misión, MESSENGER ha adquirido más de 250,000 imágenes y muchos otros conjuntos de datos. MESSENGER es capaz de continuar las operaciones orbitales hasta principios de 2015.

Referencia del documento científico:
Carolyn M. Ernst et al. Estratigrafía de la cuenca Caloris, Mercurio: implicaciones para la historia volcánica y el impacto del derretimiento en la cuenca. Icarus, volumen 250, abril de 2015, páginas 413-429, doi: 10.1016 / j.icarus.2014.11.003

No hay comentarios.