Artículos de última hora

Paleontólogos encuentran una nueva especie de ave prehistórica en China


Los paleontólogos han encontrado los restos, el esqueleto completo y las plumas bien conservadas, de un ave de cola corta que vivió hace 127 millones de años, época del Cretácico temprano, en el noreste de China.

El ave antigua, apodada Jinguofortis perplexus, tenía una masa corporal de 250 g, una envergadura de ala de 27,5 pulgadas (70 cm) y una combinación única de rasgos.

"Este fósil de ave tenía una mandíbula con dientes pequeños como sus parientes dinosaurios terópodos", explicó el Dr. Zhonghe Zhou, investigador del Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología, de la Academia China de Ciencias.

“También tenía una cola huesuda corta que terminaba en un hueso compuesto llamado pigóstilo (que evolucionó después del ave conocida más antigua, el Archaeopteryx); las piedras de molleja muestran que en su mayoría comía plantas; y tenía un tercer dedo con solo dos huesos (a diferencia de otros pájaros primitivos)".

Basado en su esqueleto y sus plumas, Jinguofortis perplexus probablemente voló un poco diferente a como lo hacen las aves de hoy en día.

"En las aves voladoras, el hombro, que experimenta una gran tensión durante el vuelo, es una unión estrecha entre los huesos no fusionados", dijeron los paleontólogos.

"En contraste, Jinguofortis perplexus conserva una cintura escapular donde los huesos principales del hombro, el omóplato (escápula) y el coracoide, se fusionan entre sí, formando un escapulo-coracoide".

"La existencia de una cintura escapular fusionada en este fósil de cola corta sugiere una variedad evolutiva durante esta etapa de la evolución, que probablemente resultó en diferentes estilos de vuelo".



"En general, pensamos que el moderno aparato de vuelo de las aves de nuestro tiempo ha evolucionado a través de la acumulación gradual de refinamientos en sus plumas, músculos y huesos durante millones de años", dijo el Dr. Thomas Stidham, también del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados, de la Academia China de Ciencias.

"Sin embargo, este nuevo fósil de ave muestra que la evolución del vuelo fue mucho más complicada".

Jinguofortis perplexus, junto con otro fósil de ave menos conocido, llamado Chongmingia zhengi, forman el segundo grupo divergente más temprano de las aves de cola corta (Pygostylia).

Para reconocer ese estatus, los investigadores han nombrado a una nueva familia Jinguofortisidae para incluir ambas especies.

"El descubrimiento de Jinguofortis perplexus aumenta la diversidad conocida de las aves pigostilianas y resalta la importancia de la plasticidad del desarrollo para comprender el mosaico evolutivo de las aves tempranas", dijeron los investigadores.

Referencia del documento científico:
Min Wang, Thomas A. Stidham y Zhonghe Zhou
Un nuevo clado de aves pirostáticas basales del Cretácico temprano y desarrollo de plasticidad en el hombro aviador. PNAS, publicado en línea el 24 de septiembre de 2018; doi: 10.1073 / pnas.1812176115

No hay comentarios.