Artículos de última hora

El espejo de tu realidad


Muchas personas dicen que algunas víctimas son capaces de predecir la muerte antes de que esta llegue y arranque sus raíces de la vida. Esta percepción se basa en las palabras de las víctimas, que días o semanas antes de morir pasan parte de su tiempo hablando y mencionando en conversaciones a la muerte.

Si todo lo que piensas es en herir a los demás. Si piensas que el mundo está en tu contra. Si de tu boca salen palabras de ira, odio, insultos, envidia y muerte; tu cerebro buscará señales en el mundo físico para respaldar esos pensamientos. Acto seguido, tu mente y cerebro se sincronizan con el universo para producir los frutos de tus pensamientos. Cuando esto suceda, no preguntes "¿porque?", simplemente acepta los frutos que tú mismo estás sembrando.

En lugar de pensar en todas las cosas que no quieres que sucedan en una situación particular en tu vida, mejor piensa en las cosas que si quieres o qué te gustaría que sucedan. Esto funciona para ayudar a facilitar el resultado que deseas ver.

Decirle al universo todo lo que no quieres que suceda, con un diálogo interno o decirlo en voz alta, en realidad solo ayuda a crear esa realidad. Porque, ¿en qué te estás enfocando? "Espero no ser despedido, espero que mi negocio funcione, espero que esta relación si dure". Al hacer esto te estás enfocando en la parte que consideras negativa y que no quieres que suceda, pero al hacerlo; estás invirtiendo pensamiento y energía en ello. Todo lo que siembras en tu mente, positivo o negativo, crecerá. Tus palabras y pensamientos le dan color, olor y sabor a tu realidad.

En su lugar, enfócate en cuánto deseas verte a ti mismo trabajando en ese empleo, cuánto deseas seguir siendo feliz en esa relación: vizualizate entre el éxito y la felicidad; invierte energía física y energía mente en ello, y verás esa realidad.... ¿sabes porque? porque la realidad que vives es el reflejo de todo lo que estás sembrando en tu mente. Todo lo que siembras en tu mente se refleja y se manifiesta en tu realidad. ¿Te gusta lo que ves? si la respuesta es positiva; recuerda que siempre tenemos margen de mejora. Si la respuesta a la pregunta anterior es negativa: cambia de palabras y pensamientos. La inversión económica es literalmente de cero. No tienes nada que perder y sí mucho que ganar.

En ocasiones se dice que los ojos son el espejo del alma. Pues bien, las palabras y pensamientos son una extensión de la mente: el arquitecto de la realidad como la entienden todos y cada uno de los seres humanos de este mundo a nivel individual.

Algunos pensarán que esto es filosofía sin fundamento alguno en la ciencia, y se estarán equivocando. Está demostrado y contrastado a nivel científico que las palabras y pensamientos afectan significativamente la biología y la fisiología humana. Todo lo que ves a tu alrededor: casas, calles, escuelas, edificios, aviones, barcos, teléfonos, computadoras, un día fueron un pensamiento; después se convirtieron en palabras y por último en realidad.

Es algo verdaderamente impresionante como un acto tan simple para un humano, cómo hablar y pensar, puede afectar toda su estructura biológica y su propia realidad. Quizás nunca podremos saber hasta qué punto el poder de las palabras y el poder de los pensamientos nos pueden afectar; pero si sabemos que tan poderosos pueden ser. La realidad no es un fenómeno externo que simplemente sucede sin ninguna participación de nuestra parte. Todo lo contrario, la realidad es una cadena de eventos desencadenados por nuestra mente. Entonces, comencemos a entender que no solo somos observadores y partícipes discretos de este fenómeno; sino que somos los creadores de nuestra realidad tal y como la entendemos.

No hay comentarios.