Artículos de última hora

Astrónomos descubren el Púlsar más joven de la Vía Láctea


Utilizando el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA, los astrónomos han confirmado que un remanente de supernova llamado Kes 75 contiene el púlsar más joven conocido en la Vía Láctea.

En esta imagen compuesta de Kes 75, los rayos X de alta energía observados por Chandra son de color azul y resaltan la Nebulosa de Viento de Púlsar que rodea al púlsar, mientras que los rayos X de baja energía aparecen de color púrpura y muestran los restos de la explosión.

Después de que algunas estrellas masivas se quedan sin combustible nuclear; colapsan y explotan como supernovas, dejando atrás densos esqueletos estelares llamados "estrellas de neutrones".

Las estrellas de neutrones de rotación rápida y altamente magnetizadas producen un haz de radiación estilo faro; algo que los astrónomos detectan como pulsos, a medida que la rotación del púlsar barre el haz de radiación a través del espacio.

La rápida rotación y el fuerte campo magnético del púlsar Kes 75, que se encuentra a unos 19,000 años luz de la Tierra, han generado un viento de materia energética y partículas de antimateria que fluyen lejos del púlsar a una velocidad cercana a la velocidad de la luz.

Este viento de púlsar ha creado una gran burbuja magnetizada de partículas de alta energía llamada Nebulosa de Viento de Púlsar, que se ve en la región azul que rodea al púlsar.

Los datos de Chandra tomados en 2000, 2006, 2009 y 2016 muestran cambios muy notables con el pasar del tiempo en Kes 75.

Entre el 2000 y el 2016, las observaciones de Chandra revelan que el borde exterior de la Nebulosa de Viento de Púlsar se está expandiendo a una velocidad de 2 millones de millas por hora (894 km por segundo).

Esta alta velocidad puede deberse a la expansión de la Nebulosa de Viento de Púlsar en un entorno de densidad relativamente baja.

"Se está expandiendo en una burbuja gaseosa, soplada por el níquel radiactivo formado en la explosión y expulsado cuando la estrella explotó", dijo el Dr. Stephen Reynolds y sus colegas, de la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

"Este níquel también alimenta la luz de la supernova, ya que se descompone en gas de hierro difuso que llenó la burbuja".

Si es así, esto proporciona a los astrónomos una idea de la naturaleza del corazón de la estrella en explosión y de los elementos que creó.

La tasa de expansión también indica a los científicos que Kes 75 explotó hace unos 500 años, visto desde la Tierra.

A diferencia de otros remanentes de supernova de esta era, como Tycho y Kepler, no hay evidencia conocida de registros históricos indicando que se observó la explosión que dio origen a Kes 75.

¿Por qué Kes 75 no fue visto desde la Tierra? Las observaciones de Chandra junto con las anteriores de otros telescopios indican que el polvo y el gas interestelar que llenan nuestra Galaxia son muy densos en la dirección de la estrella que explotó. El ambiente habría sido demasiado tenue para ser visto desde la Tierra hace varios siglos en el pasado.

El brillo de la Nebulosa del Viento de Púlsar ha disminuido en un 10% desde 2000 a 2016, principalmente concentrado en el área norte, con una disminución del 30% en un nudo brillante. Los rápidos cambios observados en la nebulosa de viento pulsar Kes 75, así como su estructura inusual, apuntan a la necesidad de modelos más sofisticados para describir la evolución de las nebulosas de viento pulsar.

Referencia del documento científico:
Stephen P. Reynolds et al. 2018. Expansión y cambios de brillo en la nebulosa de viento de púlsar en el remanente compuesto de la supernova Kes 75. The Astrophysical Journal, volumen 856, número 2; doi: 10.3847 / 1538-4357 / aab3d3

No hay comentarios.