Artículos de última hora

Astrónomos detectan Ráfagas Rápidas de Radio provenientes del otro lado del Universo


Utilizando el radiotelescopio ASKAP en el Observatorio de Radioastronomía Murchison en el Medio Oeste australiano, los astrónomos casi han duplicado el número conocido de ráfagas rápidas de radio: misteriosas y raramente detectadas explosiones de energía del espacio. Los descubrimientos del equipo incluyen las ráfagas rápidas de radio más cercanas y más brillantes jamás antes detectadas.

Las ráfagas rápidas de radio son pulsos breves y brillantes de emisión de radio de fuentes muy distantes en el espacio.

Estos eventos tienen una duración de milisegundos y muestran el barrido de dispersión característico de los púlsares de radio. Emiten tanta energía en un milisegundo como el Sol en 10.000 años, pero se desconoce el fenómeno físico que los causa.

Las teorías van desde estrellas de neutrones altamente magnetizadas, arrastradas por corrientes de gas cercanas a un agujero negro supermasivo, hasta sugerencias de que las propiedades de estas rafagas son consistentes con las características de tecnología desarrollada por una civilización avanzada.

A pesar de los considerables esfuerzos realizados durante la última década, solo se han informado 34 rafagas rápidas de radio.

"Encontramos 20 ráfagas rápidas de radio en un año, casi duplicando el número detectado en todo el mundo desde que se descubrieron en 2007", dijo el Dr. Ryan Shannon, astrónomo de la Universidad de Tecnología de Swinburne y el Centro de Excelencia ARG de OzGrav.

"Al utilizar la nueva tecnología del radiotelescopio ASKAP, también hemos demostrado que las ráfagas rápidas de radio provienen del otro lado del Universo, en lugar de nuestro propio vecindario galáctico".

Las ráfagas rápidas de radio viajan durante miles de millones de años y ocasionalmente atraviesan las nubes de gas.

Cada vez que esto sucede, las diferentes longitudes de onda que forman una ráfaga se reducen en cantidades diferentes.

"Finalmente, la ráfaga llega a la Tierra con su propagación de longitudes de onda que llegan al telescopio en momentos ligeramente diferentes, como nadadores olímpicos a su línea de meta", explicó el Dr. Jean-Pierre Macquart, de la Universidad Curtin del Centro Internacional de Investigación de Radioastronomía.

La sincronización de la llegada de las diferentes longitudes de onda nos dice cuánto material ha tenido que atravesar la ráfaga durante su viaje.

Y como hemos demostrado que las ráfagas rápidas de radio vienen de muy lejos, podemos usarlas para determinar toda la materia que falta en el espacio entre las galaxias, lo cual es un descubrimiento realmente emocionante.

"Ahora sabemos que las ráfagas rápidas de radio se originan en la otra mitad del Universo, pero todavía no sabemos qué las causa o de qué galaxias provienen", dijo el Dr. Shannon.

El próximo desafío del equipo es identificar la ubicación de las rafagas en el universo.

Podremos localizar las ráfagas a más de una milésima de grado, dijo el Dr. Shannon, eso es aproximadamente el ancho de un cabello humano visto a 10 millas de distancia, y la información es lo suficientemente buena como para relacionar cada ráfaga a una galaxia en particular.

Referencia del documento científico:
R.M. Shannon et al. La relación de dispersión-brillo para las ráfagas rápidas de radio de un estudio de campo amplio. Nature volumen 562, páginas 386–390, publicado el 10 de octubre de 2018; doi: 10.1038/s41586-018-0588-y

No hay comentarios.