Artículos de última hora

Todos los humanos modernos descienden de una pareja que vivió hace 100,000 años


Todos los humanos descienden de una pareja o grupo único de humanos a consecuencia de un evento catastrófico que casi destruyó a todas las especies hace aproximadamente 100.000 a 200,000 años, afirman los científicos. Los investigadores llegaron a la conclusión de que los humanos modernos descienden de una única pareja de humanos.

La investigación fue dirigida por el investigador principal, Mark Stoeckle, y el investigador asociado David Thaler de la Universidad de Basilea, Suiza.

El nuevo informe de los expertos de la Universidad de Basilea, Suiza, publicó los resultados extraordinarios en un documento en la revista Human Evolution.

Los científicos extrajeron información de las bases de datos genéticos de rápido crecimiento del mundo y revisaron una extensa literatura sobre teoría evolutiva, incluida la teoría evolutiva Darwiniana.

Los científicos examinaron los "códigos de barras" genéticos de cinco millones de animales, incluidos los humanos, de 100.000 especies diferentes y dedujeron que los humanos descienden de una pareja de adultos, después de un evento catastrófico que casi destruyó a la raza humana.

Estos códigos de barras, o fragmentos de ADN que residen fuera del núcleo de las células vivas, sugieren que las personas no solo provienen de una sola pareja de seres humanos, sino que también nueve de cada 10 especies animales en la tierra comparten esta característica de descendencia.

Stoeckle y Thaler, los científicos que encabezaron el estudio, concluyeron que el noventa por ciento de todas las especies animales vivas hoy en día provienen de ancestros que comenzaron a reproducirse aproximadamente al mismo tiempo, hace menos de 250 mil años, lo que pone en duda los patrones teóricos de la evolución humana.

"Esta conclusión es muy sorprendente", admitió Thaler, "y luché contra ella tan fuerte como pude".

Las conclusiones arrojan un misterio considerable de por qué fue necesario que la vida humana comenzara de nuevo hace relativamente poco tiempo atrás, especialmente sabiendo que la última extinción en masa conocida fue durante la era de los dinosaurios hace 65 millones de años.

El Dr. Stoeckle dijo: En un momento en que los humanos ponen tanto énfasis en las diferencias individuales y grupales, tal vez deberíamos dedicar más tiempo a las formas en que nos parecemos unos a otros y al resto del reino animal.

Esto abre la posibilidad a un proceso evolutivo humano incorporado en el que "fracasamos y morimos", abriendo paso a la necesidad de comenzar desde cero.

Los resultados también señalan de que somos sorprendentemente similares, no solo a todos los demás humanos, sino a todas las demás especies.

"Si un marciano aterrizara en la Tierra y se encontrara con una manada de palomas y una multitud de humanos, uno no parecería más diferente que el otro según la medida básica del ADN mitocondrial", dijo Jesse Ausubel, Director del Programa para el Medio Ambiente Humano.

"La cultura, la experiencia de vida y otras cosas pueden hacer que las personas sean muy diferentes, pero en términos de biología básica, somos como los pájaros", agregó el Dr. Stoeckle.

El 'ADN mitocondrial' examinado en la investigación es el que las madres transmiten de generación en generación a sus hijos y mostró la 'ausencia de excepcionalismo humano'.

El ADN mitocondrial, que se encuentra fuera de los cromosomas de una célula, se transmite única y exclusivamente de madres a hijos. De manera que todos los hijos de una mujer tienen el mismo ADNmt. En palabras resumidas, todos los humanos en la tierra descienden de una sola madre. Por otra parte, el cromosoma Y solo se transmite de padres a hijos varones. Como es lógico, si seguimos el rastro de este cromosoma llegamos a la conclusión de que todos los hombres de la tierra descienden de un solo padre progenitor.

"Uno podría haber pensado que, debido a su gran número de poblaciones y su amplia distribución geográfica, los humanos podrían haber conducido a una mayor diversidad genética que otras especies animales", agrega Stoeckle.

"Al menos para el ADN mitocondrial, los humanos resultan ser bajos en promedio en cuanto a la diversidad genética".

Confusión
El estudio ha sido malinterpretado por algunos conglomerados de personas interesadas en promover su propia agenda, argumentando que este descubrimiento significa que todos los humanos surgieron en algún evento seminal del "Big Bang Biológico" hace 200.000 años, pero esto no es lo que sugieren los hallazgos.

Lo que los hallazgos de Stoeckle y Thaler señalan es que nuestra especie tiende a renovarse con mucha más frecuencia de lo que pensábamos, y lo hace en sincronización con el resto de las especies en la tierra. En resumen, los hallazgos sugieren que a largo plazo, la reproducción beneficio más a la descendencia de esta pareja en particular, esta descendencia serían los humanos modernos. La naturaleza cierra y abre puertas. Cierra las puertas a lo que no produce, no se adapta, no evoluciona y le abre las puertas a nuevas innovaciones biológicas, nuevos genes, nuevas especies. Siguiendo esta línea biológica, los humanos modernos serían los grandes beneficiados de todo este proceso natural.

Conclusiones
La congruencia de estos campos apoya la idea de que las mitocondrias humanas modernas y el cromosoma Y se originaron a partir de condiciones que impusieron una sola secuencia en estos elementos genéticos hace aproximadamente 100,000 y 200,000 años atrás. Los datos de secuencia contemporáneos no pueden decir si la clonalidad mitocondrial y de cromosomas Y se produjo al mismo tiempo, es decir, consistente con el cuello de botella extremo que conduce a una pareja progenitora de todos los humanos modernos, o mediante la clasificación dentro de una población fundadora de algunos miles de integrantes que fue estable durante decenas de miles de años.

¿Las razas de Humanos?
El descubrimiento de ADN (hebras de material hereditario) proporciona la prueba más sólida para la evolución biológica. Al comparar genomas de diferentes seres vivos y observar los cambios en la codificación de los genes, los científicos pueden descubrir cómo las diferentes especies están relacionadas entre sí e identifican hace cuánto tiempo atrás vivió el último antepasado común de todos los seres humanos.

En la escala de tiempo de la naturaleza, 200 mil años no es tiempo suficiente para que los humanos se puedan dividir en diferentes razas biológicas. Este nuevo descubrimiento cierra las puertas de forma empírica a los propulsores de la hipótesis de las razas humanas. Nadie esperaba que este evento tomará lugar hace tan poco tiempo atrás. El estudio certifica que razas humanas solo existe una, la raza de humanos modernos. Por último, que todos los humanos en la tierra descienden de la misma pareja de padres o un mismo pequeño grupo de individuos progenitores.

Referencia del documento científico:
Stoeckle M.Y. y Thaler D.S. ¿Por qué las mitocondrias deben definir las especies? - Cold Spring Harbor Laboratory (2018); DOI: 10.1101/276717

No hay comentarios.