Artículos de última hora

Científicos examina la capacidad humana para predecir eventos futuros


Precognición, ¿es real? Si examinamos la investigación que se ha publicado en este campo, a partir de publicaciones revisadas por expertos y experimentos controlados, combinada con la literatura desclasificada de los programas de parapsicología de múltiples gobiernos de todo el mundo, la evidencia de la capacidad de los humanos para predecir con precisión los eventos futuros es abrumadora. Pero dados los parámetros actuales de la ciencia, la evidencia puede no ser tan "abrumadora".

Para empezar, ¿qué es exactamente la precognición? Es esencialmente la capacidad de tener una premonición de un evento futuro, que de otra manera no podría anticiparse a través de cualquier proceso conocido.

Algunos dicen que los parámetros actuales de la ciencia necesitan ser cambiados y ajustados, porque permite que un fenómeno observado, aunque a veces inexplicable, sea completamente ignorado, sin importar cuántas veces se replique o se realice bajo experimentos controlados. Otros piensan que este es el resultado de dogmas científicos: reglas y leyes de la ciencia que se han establecido y parecen permanecer allí debido al hecho de que los nuevos conceptos de la realidad simplemente interrumpen los sistemas de creencias científicas.

Cassandra Vieten, Presidenta del Instituto de Ciencias Noéticas dice lo siguiente:

“Parece que hay una profunda preocupación de que el campo científico se vea empañado al estudiar un fenómeno que está empañado por su asociación con la superstición, el espiritualismo y la magia. Protegerse contra esta posibilidad a veces parece más importante que fomentar la exploración científica o proteger la libertad académica. Pero esto podria estar cambiando".

La pregunta es, ¿Por qué la gente asocia fenómenos extraños para la ciencia convencional con el misticismo?

Cuando se trata de la precognición, el nuevo estudio publicado por científicos del Instituto de Ciencias Noéticas (IONS) examina múltiples experimentos científicamente controlados que han dado resultados significativos. Examinaron múltiples áreas de investigación, múltiples estudios y metanálisis que muestran cómo la evidencia científica para la preconcepción es medible y continúa creciendo.

Los autores son cuidadosos en su escritura, señalando los efectos observados:

"Si la evidencia empírica positiva continúa acumulándose, especialmente si se siguen las recomendaciones metodológicas sugeridas por nosotros mismos y otros, entonces puede llegar un momento en que nos veamos obligados a pensar lo impensable. De hecho, las implicaciones de la retrocausación están tan alejadas de las formas clásicas de pensar arraigadas en la mente de la gente, que la primera reacción a esta línea de investigación es que esta debe de estar defectuosa. La segunda reacción puede ser el horror que representa un hecho previamente no aceptado sobre la realidad".

Los autores proporcionan estudios adicionales dentro de este estudio, para la consideración del lector. Pero el apunte anterior es excelente, ¿tal vez sea nuestro miedo a tales confirmaciones lo que nos detiene?

Otro concepto interesante discutido en el estudio es el tiempo, ya que realmente no se puede tener una discusión sobre el conocimiento previo, sin el concepto del tiempo. Cuando piensas en la precognición, como en la mayoría de las áreas de estudios parapsicológicas, también se debe considerar la física cuántica, porque estas dos disciplinas están profundamente relacionadas entre sí. Solo en física cuántica los estudios realizados a lo largo de los años han demostrado cómo la intención humana y otros factores asociados con la conciencia pueden interactuar con nuestra realidad física material.

Cuando hablamos de eventos y tiempo futuros, si observamos la materia en una escala cuántica, los eventos futuros se representan como una oleada de posibilidades y no se manifiestan realmente como materia física hasta que nosotros, el observador, creamos la existencia con nuestra propia conciencia. En 2007 (Science 315, 966, 2007), los científicos en Francia dispararon fotones en un aparato y demostraron que sus acciones podían cambiar retroactivamente algo que ya había sucedido.

“Si intentamos atribuir un significado objetivo al estado cuántico de un solo sistema, aparecen paradojas curiosas: los efectos cuánticos imitan, no sólo la acción a distancia instantánea, sino también, como se ve aquí, la influencia de acciones futuras en eventos pasados, incluso después de que estos eventos se hayan registrado irrevocablemente". - Asher Peres, pionero en la teoría de la información cuántica.

Por lo tanto, el concepto de tiempo, que está entrelazado con los fenómenos de precognición, es muy importante de reconocer, incluso si no podemos entenderlo realmente porque es muy desconcertante. Lo que sucedió en el pasado puede cambiar el futuro, y lo que sucede en el futuro puede afectar el pasado.

Nadie duda que las cosas que hacemos en el presente afectan de forma directa el futuro. Sin embargo, es difícil comprender cómo el futuro podría afectar el pasado, pero eso es por la forma de razonar con nuestra limitada comprensión del tiempo. Normalmente pensamos que el tiempo es una especie de línea recta que tenemos que recorrer hacia adelante pero imposible de ir hacia atrás.

Aparte de la literatura científica, también es necesario mencionar los programas del Departamento de Defensa de Estados Unidos. El Dr. Paul Smith, miembro del ejército involucrado en el programa STARGATE, escribe en su libro «La Guía Esencial para la Visión Remota» sobre un evento en el que participó en la predicción de eventos futuros para el departamento de defensa estadounidense. Todo esto formaba parte del programa de visualización remota, que permite a una persona percibir y describir las características físicas de una ubicación cuando se les dan únicamente las coordenadas de la ubicación. Se ha usado varias veces para la recopilación de inteligencia, como lo muestra la literatura desclasificada.

En 2014, Smith también publicó un estudio en la Revista Exploración Científica, que habla sobre la predicción del mercado de valores mediante visualización remota. (Smith C. C., Laham D., Moddel J. (2014). La predicción del Mercado de valores mediante visualización remota asociativa por parte de espectadores remotos sin experiencia. J. Sci. Explor. 28, 7–16).

Entonces, junto con todos los experimentos científicamente controlados, también es importante considerar el tiempo y todas las funciones para las que la parapsicología ha servido, especialmente cuando estamos hablando de precognición. El estudio gubernamental es una área que la mayoría de los investigadores no toman en cuenta como una evidencia real de la existencia de estos fenómenos.

Más de 40 experimentos que investigan este fenómeno en humanos se han publicado en los últimos 36 años. Estos experimentos indican que el cuerpo humano puede detectar estímulos administrados al azar que ocurren de 1 a 10 segundos de anticipación. En otras palabras, el cuerpo humano parece conocer un evento y reacciona ante este evento cuando aún no ha ocurrido. Lo que ocurre en el cuerpo humano antes de estos eventos son cambios fisiológicos que se miden en relación con el cardiopulmonar, la piel y el sistema nervioso.

El análisis concluyó que:

"La anticipación fisiológica predictiva de un evento futuro aleatorio y, por lo tanto, impredecible, ha estado bajo investigación durante más de tres décadas, y un reciente metanálisis conservador sugiere que el fenómeno es real".

Otro artículo publicado en la Revista de Personalidad y Psicología Social, por el profesor de la Universidad de Cornell, el Dr. Daryl J. Bem, sugiere que la precognición puede ser real. El Dr. Bern es un destacado psicólogo social y ha sido muy respetado a lo largo de su larga y estimada carrera. Su trabajo que sugiere que la precognición puede ser en realidad un salto en lo que llamamos tiempo.

El estudio del Dr. Bem describe nueve experimentos que involucraron a más de 1000 participantes que "prueban la influencia retroactiva invirtiendo el tiempo en efectos psicológicos bien establecidos para que las respuestas del participante se obtengan antes de que ocurran eventos de estímulo causales".

Después de realizar y examinar estos experimentos, el Dr. Bem concluyó que todos, menos uno de ellos, arrojaron resultados estadísticamente significativos.

Una vez más, la precognición ha sido bien documentada y observada en laboratorios de todo el mundo. Solo porque existe una falta de capacidad para que la investigación proporcione una explicación para los fenómenos observados; no desacredita el fenómeno en sí.

"Históricamente, el descubrimiento y la exploración científica de la mayoría de los fenómenos han precedido a las teorías explicativas, a menudo por décadas o incluso siglos". - Dr. Berna

Otro estudio del Dr. Dean Radin, uno de los varios autores mencionados en el primer estudio utilizado en este artículo, realizó cuatro experimentos que también muestran que algunos presentimientos intuitivos, medidos por las fluctuaciones en el sistema nervioso autónomo, implican la percepción inconsciente de eventos futuros que aún están por ocurrir, y los experimentos apoyaron esta idea.

Otro estudio significativo, publicado en la Revista de Parapsicología, por Charles Honorton y Diane C. Ferrari en 1989, examina una serie de estudios que se publicaron entre 1935 y 1987. Los estudios consistían en participantes intentando predecir "la identidad de los estímulos seleccionados al azar en intervalos que van desde varios cientos de millones de segundos hasta un año después de las respuestas de los participantes". Los investigadores analizaron a más de 300 estudios realizados por más de 60 autores, utilizando aproximadamente 2 millones de ensayos individuales por más de 50,000 personas.

Concluyeron que su análisis de los experimentos de precognición “confirma la existencia de un efecto de precognición pequeño pero altamente significativo. El efecto parece ser repetible; 40 investigadores informaron resultados significativos utilizando una gran variedad de paradigmas metodológicos y poblaciones de participantes. El efecto de precognición no es simplemente una desviación inexplicable de una línea de base de probabilidad teórica, sino que es un efecto que covaria con factores que se sabe que influyen en aspectos más familiares del desempeño humano".

De nuevo, como se mencionó anteriormente, la ciencia detrás de la precognición se refiere a la «precognición inconsciente». Esto significa que la respuesta a eventos futuros, antes de que ocurran, se mide a través de cambios fisiológicos.

Pero, ¿por qué debería ser así? Si nuestro cuerpo puede obtener información sobre eventos en el futuro, ¿tendríamos la capacidad de recibir información a niveles muy profundos que la mente consciente no puede percibir? Tal vez tenemos ese potencial.

Los investigadores sugieren que este podría ser el caso porque la información no es útil para le mente consciente, similar a la mayoría de la información que generalmente se procesa de manera inconsciente. También sugieren que la mente consciente quisas no es capaz de tomar decisiones tan rápidas. Los investigadores afirman que "podría ser una ventaja evolutiva para el procesamiento inconsciente evaluar los próximos eventos, filtrarlos, movilizar recursos y solo así informar a la conciencia".

Referencias
Aharonov, Y., Albert, D. Z., y Vaidman, L. (1988). Cómo el resultado de una medición de un componente del giro de una partícula de espín 1/2 puede llegar a ser 100. Phys. Rev. Lett. 60, 1351-1354. doi: 10.1103 / PhysRevLett.60.1351

Aharonov, Y., Bergmann, P. G., y Lebowitz, J. L. (1964). Simetría temporal en el proceso cuántico de medición. Fis. Rev. 134, B1410 – B1416. doi: 10.1103 / PhysRev.134.B1410

Atas, A., Faivre, N., Timmermans, B., Cleeremans, A. y Kouider, S. (2013). Aprendizaje no consciente a partir de secuencias abarrotadas. Psychol. Sci. 25, 113-119. doi: 10.1177 / 0956797613499591

Bem, D. (2011). Sintiendo el futuro: evidencia experimental de influencias retroactivas anómalas en la cognición y el afecto. J. Pers. Soc. Psychol. 100, 407–425. doi: 10.1037 / a0021524

Bierman, D., y Radin, D. (1997). Respuesta anticipada anómala en condiciones futuras aleatorias. Percepción. Agudeza. Habilidades 84, 689–690. doi: 10.2466 / pms.1997.84.2.689

Bode, S., He, A. H., Soon, C. S., Trampel, R., Turner, R. y Haynes, J. D. (2011). Rastreando la generación inconsciente de decisiones libres utilizando la IRMf de campo ultra alto. PLoS ONE 6: e21612. doi: 10.1371 / journal.pone.0021612

No hay comentarios.