Artículos de última hora

La Pequeña Nube de Magallanes está perdiendo su material de formación estelar


Utilizando el Radiotelescopio australiano ASKAP, los astrónomos han descubierto que una galaxia enana cercana, conocida como la Pequeña Nube de Magallanes está sufriendo salidas de hidrógeno frío, extendiéndose por lo menos a 6,500 años luz desde su barra de formación estelar.

El hidrógeno es el elemento más abundante en el Universo, y es el ingrediente principal de las estrellas.

El estudio
"El radiotelescopio ASKAP cubrió toda la Nube de Magallanes en una sola toma y fotografió su gas de hidrógeno con detalles sin precedentes", dijo el Dr. David McConnell, investigador del la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO).

"Las características de las imágenes de radio fueron más de tres veces más finas que las imágenes anteriores de esta galaxia enana, lo que nos permitió probar las interacciones entre la galaxia y su entorno con mayor precisión", dijo la profesora Naomi McClure-Griffiths, astrónoma de Universidad Nacional de Australia.

"Pudimos observar un poderoso flujo de salida de gas de hidrógeno desde la Pequeña Nube de Magallanes", agregó.

“La implicación es que la galaxia puede dejar de ser capaz de formar nuevas estrellas si pierde todo su gas. Las galaxias que dejan de formar estrellas gradualmente se desvanecen en el olvido".

El flujo de salida observado por el equipo es muy frío y puede haberse formado durante un período de formación estelar activa hace 25-60 millones de años.

"La masa total de gas atómico en el flujo de salida es de aproximadamente 107 masas solares, es decir, aproximadamente el 3% del gas atómico total de la Pequeña Nube de Magallanes", dijeron los astrónomos.

La tasa de flujo de masa es hasta un orden de magnitud mayor que la tasa de formación estelar de la galaxia.

"El resultado también es importante porque proporciona una posible fuente de gas para la enorme corriente de Magallanes que rodea la Vía Láctea", dijo la profesora McClure-Griffiths.

"En última instancia, la Pequeña Nube de Magallanes probablemente será devorada por nuestra Vía Láctea".

Referencia del documento científico:
N.M. McClure-Griffiths et al. Escapes de gas frío de la Pequeña Nube de Magallanes rastreado con ASKAP. Nature Astronomy, volumen 2, páginas 901–906, publicado el 29 de octubre de 2018; doi: 10.1038 / s41550-018-0608-8

No hay comentarios.