Artículos de última hora

Descubren una nueva especie de Tiburón del Cretácico Tardío en Dakota del Sur


Una nueva especie de tiburón de agua dulce que vivió hace aproximadamente 67 millones de años durante el período Cretácico ha sido identificada a partir de dientes fosilizados encontrados en Dakota del Sur.

Llamado Galagadon Nordquistae, la especie de tiburón recién descubierta alguna vez nadó en los ríos Cretácicos de lo que hoy es Dakota del Sur.

Era un pequeño tiburón de agua dulce, con 12 a 18 pulgadas o 30.5-45.7 cm de largo, relacionado con los tiburones Orectolobiformes modernos, como los tiburones Orectolóbidos.

Sus pequeños dientes, cada uno de los cuales miden menos de un milímetro de diámetro, se descubrieron en el sedimento que quedaba cuando los paleontólogos descubrieron los huesos de "Sue", actualmente el espécimen de Tyrannosaurus Rex más completo que se haya descrito.

"Cuanto más descubrimos sobre el período Cretácico justo antes de que los dinosaurios que no son aves se extinguieran, más fantástico se vuelve el mundo", dijo el Dr. Terry Gates, profesor de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y afiliado de investigación del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte.

"Puede parecer extraño hoy, pero hace unos 67 millones de años, lo que hoy es Dakota del Sur estaba cubierto de bosques, pantanos y ríos sinuosos".

"Este tiburón vivió al mismo tiempo que Sue, el Tyrannosaurus Rex, era parte del mismo mundo", dijo el Dr. Pete Makovicky, curador de dinosaurios en el Museo Field de Historia Natural.

"La mayor parte de su cuerpo no se conservó, porque los esqueletos de los tiburones están hechos de cartílago, pero pudimos encontrar sus diminutos dientes fosilizados".

Galagadon nordquistae no se estaba capacitado para atacar al Tyrannosaurus Rex, Triceratops o cualquier otro dinosaurio que pasara por sus arroyos. Este tiburón tenía dientes que eran buenos para atrapar peces pequeños o aplastar caracoles y orugas", agregó el Dr. Gates.

“Me sorprende que podamos encontrar dientes microscópicos de tiburón localizados al lado de los huesos de los depredadores más grandes de todos los tiempos. Estos dientes son del tamaño de un grano de arena. Sin un microscopio, simplemente los tirariamos".

El estudio también refleja la importancia de aprender sobre los fósiles más allá de dinosaurios grandes, corpulentos o llamativos.

"Cada especie en un ecosistema desempeña un papel de apoyo, manteniendo a toda la red en conjunto", dijo el Dr. Gates.

"No hay manera de que entendamos lo que cambió en el ecosistema durante el tiempo de la extinción masiva al final del Cretácico sin conocer todas las maravillosas especies que existían antes".

"La mayoría de las personas, cuando piensan en fósiles, piensan en grandes huesos de dinosaurios enormes, pero en la tierra hay huesos de pequeños animales", dijo Karen Nordquist, voluntaria del Museo Field de Historia Natural.

“Cuando obtienes esos huesos y los identificas, tienes una idea de todo el entorno: todo lo que vivió con los grandes dinosaurios. Aprendes mucho de microsorting".

Crédito de la imagen:
Velizar Simeonovski, Museo Field de Historia Natural - Una ilustración que muestra cómo habría sido Galagadon nordquistae en la vida, nadando a lo largo del fondo del río.

Referencia del documento científico:
Terry A. Gates et al. Nuevos tiburones y otros peces cartilaginosos del Maastrichtiano tardío (Cretácico tardío) de América del Norte. Journal of Paleontology, publicado en línea el 21 de enero de 2019; doi: 10.1017 / jpa.2018.92

No hay comentarios.