Artículos de última hora

Los dinosaurios no se vieron afectados por el cambio climático


Los paleontólogos coinciden en gran medida en que el impacto de un asteroide en Chicxulub, posiblemente seguido de una intensa actividad volcánica, acabó con los dinosaurios emplumados (todos los dinosaurios, excepto los pájaros) al final del período Cretácico, hace aproximadamente 66 millones de años.

Sin embargo, hay un debate sobre si los dinosaurios habían estado floreciendo antes de ese evento, o si estaban en declive debido al cambio climático.

Ahora, en un estudio que modeló el entorno cambiante y la distribución de las especies de dinosaurios en América del Norte, un equipo de investigadores ha demostrado que los dinosaurios probablemente no se encontraban en decadencia antes del impacto del asteroide en Chicxulub.

"Los dinosaurios probablemente no fueron condenados a la extinción hasta el final del Cretácico, cuando el asteroide golpeó, declarando el final de su reinado y dejando el planeta a animales como los mamíferos, lagartos y un grupo menor de dinosaurios supervivientes: las aves", dijo el líder autor del estudio, Alessandro Chiarenza, estudiante en la Escuela Imperial de Londres.

"Los resultados de nuestro estudio sugieren que los dinosaurios en su conjunto eran animales adaptables, capaces de hacer frente a los cambios ambientales y las fluctuaciones climáticas que ocurrieron durante los últimos millones de años del periodo Cretácico Superior".

"El cambio climático en escalas de tiempo prolongadas no causó una disminución a largo plazo de los dinosaurios en las últimas etapas de este período".

Este estudio muestra cómo las condiciones cambiantes para la fosilización significan que los análisis científicos anteriores han subestimado el número de especies existentes al final del período Cretácico.

Chiarenza y sus colegas centraron su estudio en América del Norte, donde se conservan muchos dinosaurios del Cretácico Superior.

Durante este período, el continente se dividió en dos regiones con un gran mar interior. En la mitad occidental había un suministro constante de sedimentos de las Montañas Rocosas, que se estaban formando, lo que creó las condiciones perfectas para que los dinosaurios quedarán fosilizados una vez que murieran. La mitad oriental del continente se caracterizó por condiciones mucho menos adecuadas para la fosilización.

Esto significa que se encuentran muchos más fósiles de dinosaurios en la mitad occidental, y es este registro fósil que se usa para sugerir que los dinosaurios estaban en declive durante los pocos millones de años anteriores al impacto del asteroide.

"La mayor parte de lo que sabemos sobre los dinosaurios norteamericanos del Cretácico Tardío proviene de un área más pequeña que un tercio del continente actual, y sin embargo, sabemos que los dinosaurios vagaban por toda América del Norte, desde Alaska hasta Nueva Jersey y México”, dijo el coautor, el Dr. Philip Mannion, paleontólogo de la University College de Londres.

En lugar de solo utilizar este registro conocido exclusivamente, los investigadores emplearon el "modelo de nicho ecológico".

Este enfoque modela las condiciones ambientales, como la temperatura y la lluvia, que cada especie necesita para sobrevivir.

Luego, los científicos mapearon las regiones en donde ocurrirían estas condiciones en todo el continente y en el tiempo.

Esto les permitió crear una imagen de donde podrían sobrevivir los grupos de especies de dinosaurios a medida que cambiaban las condiciones, en lugar de simplemente donde se habían encontrado sus fósiles.

El equipo encontró que los hábitats que podían albergar una variedad de grupos de dinosaurios en realidad estaban más extendidos al final del período Cretácico, pero que estaban en áreas con menos probabilidades de conservar fósiles.

Además, estas áreas potencialmente ricas en dinosaurios eran más pequeñas dondequiera que ocurrieran, reduciendo nuevamente la probabilidad de encontrar un fósil en cada una de estas áreas.

Referencia del documento científico:
Alfio Alessandro Chiarenza et al. 2019. El modelado de nichos ecológicos no respalda el declive, impulsado por el clima, en la diversidad de los dinosaurios antes de la extinción masiva del Cretácico / Paleógeno. Nature Communications 10, número de artículo: 1091; DOI: 10.1038 / s41467-019-08997-2

No hay comentarios.