Artículos de última hora

Manipulación Mental a través de impulsos electromagnéticos


Para cualquiera que aún tenga dudas que la manipulación mental es algo real, la patente de los Estados Unidos 6506148 confirma la manipulación del sistema nervioso humano a través de impulsos electromagnéticos en pantallas de computadora, teléfonos y televisión.

Es difícil encontrar información de "Hendricus G. Loos", a pesar de que ha presentado múltiples solicitudes de patente para aparatos que se ocupan de la manipulación del sistema nervioso humano a través de una pantalla de computadora o un televisor.

En abstracto, explica lo siguiente:

"Se han observado efectos fisiológicos en un sujeto humano en respuesta a la estimulación de la piel con campos electromagnéticos débiles que se pulsan con ciertas frecuencias cerca de ½ Hz o 2,4 Hz, lo suficiente como para excitar una resonancia sensorial. Muchos monitores de computadora y cables de TV, al mostrar pulsantes y resplandecientes imágenes, emiten pulsantes campos electromagnéticos de amplitudes suficientes como para causar tal excitación. Por lo tanto, es posible manipular el sistema nervioso de un sujeto pulsando imágenes que se muestran en un monitor de computadora o televisor”.

“Para este último, el pulso de la imagen puede estar incrustado en el material del programa, o puede superponerse modulando un flujo de video, ya sea como una señal de RF o como una señal de video. La imagen que se muestra en el monitor de una computadora puede ser pulsada de manera efectiva por un simple programa de computadora. Para ciertos monitores, los campos electromagnéticos pulsados, capaces de estimular las resonancias sensoriales en sujetos cercanos pueden generarse, incluso cuando las imágenes mostradas son pulsadas con intensidad subliminal".

Lo preocupante de esto, como explica la solicitud de patente, es que incluso un pulso muy débil puede tener efectos adversos en el sistema nervioso humano.

Continúa describiendo que la fuerza del pulso, a través del software con un monitor de computadora, DVD, cintas de video y más, puede controlar un individuo de forma remota desde otra ubicación.

Quizás la parte más escalofriante es esta: "Ciertos monitores pueden emitir pulsos de campo electromagnético que excitan una resonancia sensorial en un sujeto cercano, a través de pulsos de imagen que son tan débiles pero subliminales. Esto es desafortunado ya que abre un camino para una posible aplicación maliciosa de la invención, mediante la cual las personas se exponen sin saberlo a la manipulación de su sistema nervioso para fines de otra persona”.

“Tal aplicación no sería ética y, por supuesto, no se recomienda. Se menciona aquí para alertar al público sobre la posibilidad del abuso de esta tecnología, que puede ocurrir mientras se está en línea, o mientras se ve televisión, un video o un DVD".

La aplicación de la patente está llena de ejemplos citados, por activa y por pasiva, advirtiendo de que "el sistema nervioso de un sujeto puede ser manipulado a través de pulsos de campo electromagnético emitidos por un monitor CRT o LCD cercano que muestre imágenes pulsantes con intensidad".

Nuestro sistema nervioso básicamente controla todo en nuestro cuerpo, incluido el cerebro. Es una red de nervios y células que llevan mensajes, desde y hacia el cerebro y la médula espinal, a varias partes del cuerpo humano. Por otra parte, no es ningún secreto que el gobierno de los Estados Unidos, entre otros, tiene un largo y extenso historial de experimentos con seres humanos.

Entonces, teniendo en cuenta el bien documentado historial de algunos gobiernos que experimentan con humanos, hagamos la pregunta, ¿Podría la televisión ser una táctica de control mental? Quizás, solo quizás… esto explicaría el misterio del por qué tanta gente cree historias y explicaciones de eventos presentados por los medios principales de información, instantáneamente, sin siquiera cuestionar nada.

La evidencia sociológica es tan grande que el argumento de que la población general está diseñada para idolatrar lo que sea que se presente en televisión; como las celebridades, para después imitar el comportamiento, lujos y estilo de vida, está fuera de cualquier debate. Entre más joven es la persona, más frágil es su cerebro.

A veces, una perspectiva respaldada por evidencia, que contrarresta por completo la historia y la información que recibimos de los principales medios de comunicación, es arrojada al "reino de la conspiración". Esto es muy peligroso, ¿hemos llegado a un punto en que nuestras televisiones piensan por nosotros? ¿Podrían estar utilizando las técnicas de pulso descritas anteriormente para influir en nuestros pensamientos, comportamientos y percepciones?

Hasta no hace mucho, teníamos imperios y emperadores. Los gobiernos son una forma muy reciente de gobierno territorial. A pesar de esto, los gobiernos actuales son el nuevo emperador; su palabra es la ley y cuidado con cuestionar la metodología que han estado utilizando desde su fundación. Los sistemas políticos son una religión sagrada y no se toca ni se cuestiona. Entre más ‘tonto’ sea el producto que se gobierna, más fácil es gobernar. Dicho esto, si tomamos en cuenta lo que sabemos sobre nuestros corruptos gobiernos y las acciones poco éticas que han tomado a lo largo de la historia, la posibilidad no está fuera de discusión.

Para quien desconoce la razón por la cual los aviones y hospitales prohíben el uso de teléfonos celulares, es porque sus transmisiones electromagnéticas interfieren con los complejos dispositivos eléctricos. El cerebro no es diferente, es un órgano biológico-eléctrico que genera campos eléctricos. Los científicos pueden controlar la función cerebral con estimulación magnética transcraneal, una técnica que utiliza potentes de pulsos de radiación electromagnética, emitidos en el cerebro de una persona para atascar o estimular diferentes circuitos cerebrales.

Este es el mismo tipo de material que se describe en la patente, entonces, ¿en qué medida nos están afectando nuestros monitores de computadora y pantallas de televisión? Esta es la razón por la cual, por ejemplo, cuando alguien enciende su Sony Playstation, la pantalla les advierte que deben leer la información de salud antes de jugar. Diversas investigaciones científicas han demostrado que las transmisiones simples de teléfonos celulares pueden afectar las ondas cerebrales de una persona de manera significativa, lo que a su vez produce efectos en su comportamiento.

"La radiación electromagnética puede tener un efecto sobre el comportamiento mental cuando se transmite a la frecuencia adecuada." Dijo James Horne, del Centro de Investigación del Sueño de la Universidad de Loughborough.

"Para decirlo sin rodeos, están dañando las células vivas de nuestros cuerpos y matando a muchos de nosotros prematuramente", dijo en un mensaje de video el Dr. Martin Blank, del Departamento de Fisiología y Biofísica Celular de la Universidad de Columbia.

Nuestros dispositivos electrónicos no sólo monitorean, observan y graban todo lo que hacemos, sino que también pueden estar influyendo en nuestro comportamiento, percepciones, pensamientos y sentimientos a gran escala. Pero quién sabe si realmente "los poderes fácticos" también podrían estar usando estos dispositivos para el control y manipulación mental, de la misma manera que usan esos aparatos para espiar y vigilar a la población mundial. ¿O de verdad somos tan inocentes como para pensar que los gobiernos son puros y sagrados, y nunca harían nada como esto?

No es difícil ver cómo las corporaciones usan la televisión para influir en nuestro comportamiento y percepciones, manipulando nuestro sistema nervioso a propósito para promocionar agendas personales; beneficios políticos, económicos o corporativos.

Entre 1953 y 1966, la Agencia Central de Inteligencia financió un amplio proyecto, denominado MKULTRA, relacionado con "la investigación y el desarrollo de materiales químicos, biológicos y radiológicos capaces de emplearse en operaciones clandestinas para controlar el comportamiento humano". Los 162 programas consistieron en unos 149 proyectos para los cuales la Agencia contrató varias universidades, fundaciones de investigación e instituciones similares. Al menos 80 instituciones y 185 investigadores privados participaron.

Cuando se trata de control mental, el proyecto MK ultra fue el bebé mimado de la CIA. Comúnmente se cree que solo se usó LSD en humanos para ser utilizados como ratones de laboratorio, pero ese fue solo un programa.

Como la Corte Suprema de los Estados Unidos sacó a la luz en 1985, MK ultra consistió en 162 diferentes proyectos secretos que fueron financiados indirectamente por la CIA y abarcaba a varias universidades, fundaciones de investigación e instituciones similares. Pero cuando salió a la luz pública, solo se rasgó la superficie del iceberg porque la mayoría de los registros de MK Ultra fueron destruidos.

Es difícil comprender la idea de que podamos ser manipulados y utilizados como ratas de laboratorio, con fines de lucro, control político sociológico y otras agendas corporativas, pero es una realidad que tenemos que aceptar para después poder enfrentar.

Hay ejemplos ilimitados de esto a lo largo de la historia, hasta la actualidad, y todos los aspectos de la vida humana parecen estar controlados por un grupo selecto de muy pocas personas; desde la salud hasta las finanzas, la educación, el entretenimiento, los grandes alimentos y más. Nos hemos convertido en herramientas para el uso y el entretenimiento de unos cuantos.

Nuestros pensamientos, comportamientos y percepciones, en su mayor parte, son creados y alimentados desde el exterior; la cultura global a la que pertenecemos. Es aquí, en esta retorcida cultura en donde nacen nuestras ideas y comportamientos. Si eres un poco diferente o no te ajustas al marco establecido y te tomas el tiempo para estudiar, analizar y hablar del rumbo en el que estamos como sociedad, inmediatamente serás etiquetado como "persona rara o poco deseable para la sociedad".

En conclusión, el libre pensador de mente abierta que establece sus ideas basadas en estudios, observaciones, y análisis de evidencia sometida al frío ojo de la metodología científica, es etiquetado como un "loco", mientras que el ignorante de mente cerrada que desestima todo sin investigar nada, es reconocido como persona "normal".

No tengo dudas de que la televisión y otros dispositivos electrónicos tienen efectos perjudiciales para la salud, y que pueden afectar nuestro sistema nervioso de diferentes maneras; las evidencias neurocientíficas así lo indican. La ciencia detrás de esto es clara, pero lo que no está tan claro es para que están utilizando los gobiernos esta tecnología con potencial para la manipulación mental.

En base a toda nuestra investigación sobre el control mental, y las acciones que nuestros gobiernos a través de la historia han tomado para perjudicar a la población, me sorprendería si la televisión no fuera parte del programa MK Ultra 2.0.

En general, pasar menos tiempo frente a la pantalla y más tiempo leyendo un buen libro para enriquecer y fortalecer el cerebro, o pasar tiempo al aire libre disfrutando de la belleza de la naturaleza, o con familiares y amigos es lo más recomendable. Si hay algo de lo que podemos estar seguros es que nuestras pantallas son perjudiciales para nuestra salud.

No hay comentarios.