Artículos de última hora

Paleontólogos descubren nueva especie de tiranosaurio del tamaño de un ciervo


Los paleontólogos han presentado una nueva y notable especie de dinosaurio del período Cretácico: un pequeño tiranosauroide pariente del Tyrannosaurus rex. El descubrimiento fue descrito en la revista Communications Biology.

Se han encontrado tiranosaurios primitivos de tamaño mediano en América del Norte que datan del período Jurásico, hace unos 150 millones de años. Para el período Cretácico, hace 81 millones de años, los tiranosaurios norteamericanos se habían convertido en los enormes e icónicos depredadores que conocemos hoy en dia.

El registro fósil entre estos períodos de tiempo ha sido una pizarra en blanco, impidiendo a los paleontólogos juntar la historia detrás del ascenso de los tiranosaurios en América del Norte.

"Cuándo y con qué rapidez los tiranosaurios pasaron de deambular a gobernar la tierra han estado intrigando a los paleontólogos durante mucho tiempo", Dijo el Dr. Lindsay Zanno, un paleontólogo de la Universidad Estatal de Carolina del Norte y jefe de paleontología del Museo de Ciencias de Carolina del Norte.

"La única forma de enfrentar este problema era salir y encontrar más datos sobre estos animales raros".

El recién descubierto tiranosaurio, llamado Moros intrepidus, vivió hace unos 96 millones de años en el exuberante entorno deltaico de lo que hoy es Utah.

Es la especie de tiranosaurio cretácico más antigua que se haya descubierto en América del Norte, reduciendo una brecha de 70 millones de años en el registro fósil de dinosaurios tiranosauroideos ("forma de lagartos tiranos") en el continente.

"Con una combinación letal de fuerzas de mordedura que crujen los huesos, visión estereoscópica, tasas de crecimiento rápidas y tamaño colosal, los dinosaurios tiranos reinaron sin oposición durante 15 millones de años antes de la extinción masiva del Cretácico final, pero no siempre fue así". dijo el Dr. Zanno.

"Al principio de su evolución, los tiranosaurios cazaban bajo las sombras de linajes arcaicos, como los Alosaurios que ya estaban establecidos en la cima de la cadena alimentaria".

Con una longitud de 3,9 pies (1,2 m) y una masa de 78 kg, Moros intrepidus se encuentra entre los tiranosauroideos cretáceos más pequeños.

El Dr. Zanno y sus colegas estiman que el ejemplar tenía más de siete años de edad cuando murió, y que estaba casi completamente desarrollado.

"Moros intrepidus era ligero y excepcionalmente rápido", dijo el Dr. Zanno.

"Estas adaptaciones, junto con las capacidades sensoriales avanzadas, son la marca de un depredador formidable".

"Fácilmente podría haber escapado, evitando la confrontación con los principales depredadores de aquellos tiempos".

Los huesos del nuevo tiranosaurio también revelaron el origen del linaje del T. rex en el continente norteamericano. Cuando los científicos colocaron a Moros intrepidus dentro del árbol genealógico de los tiranosaurios, descubrieron que sus parientes más cercanos eran de Asia.

"El T. Rex y sus famosos contemporáneos, como Triceratops, pueden estar entre nuestros íconos culturales más queridos, pero debemos su existencia a sus intrépidos ancestros que emigraron aquí desde Asia, hace al menos 30 millones de años antes de su aparición", dijo el Dr. Zanno.

"Moros intrepidus marco el establecimiento de los icónicos ecosistemas del Cretácico Tardío de América del Norte".

Crédito de la imagen: Jorge Gonzalez.

Referencia del documento científico:
Lindsay E. Zanno et al. Un diminuto tiranosauroide veloz reduce la brecha de 70 millones de años en el registro fósil de América del Norte. Communications Biology 2, número de artículo: 64 (2019) ; doi: 10.1038 / s42003-019-0308-7

No hay comentarios.