Artículos de última hora

Astrónomos detectan una explosión estelar gigante en una estrella enana


Un equipo de astrónomos del Reino Unido y Alemania descubrió un super estallido estelar proveniente de una estrella enana, ubicada aproximadamente a 250 años luz de distancia, se estima que es 10 veces más poderoso que cualquier otra evento estelar de este tipo emitido por nuestro Sol.

Las estrellas enanas L se encuentran entre los objetos estelares de menor masa que aún podrían considerarse estrellas, que se encuentran en la región de transición entre las estrellas y las enanas marrones.

Estas estrellas también son muy interesantes en comparación con las estrellas de secuencia principal más comunes, como las enanas rojas, y emiten radiación principalmente en el infrarrojo, lo que puede afectar su capacidad para apoyar la creación y desarrollo de la vida.

Una enana de clase L, conocida como ULAS J224940.13-011236.9 es solo una décima parte del radio del Sol, casi del mismo tamaño que Júpiter.

Era demasiado débil para que la mayoría de los telescopios la pudieran observar, hasta que el astrónomo de la Universidad de Warwick, James Jackman y sus colegas, detectaron la explosión estelar masiva en su cromosfera en un estudio óptico de las estrellas circundantes.

El estudio
Utilizando las instalaciones de Búsqueda de Tránsitos de Próxima Generación (NGTS) en el Observatorio Paranal de ESO, con datos adicionales del Reconocimiento en dos Micrómetros de todo el Cielo (2MASS) y el telescopio espacial WISE de la NASA, observaron el brillo de la estrella durante 146 noches.

La llamarada ocurrió el 13 de agosto de 2017 y emitió una energía equivalente a 80 mil millones de megatones de TNT, diez veces más energía que el evento de Carrington en 1859, la tormenta solar de mayor energía observado en el Sol.

Es una de las erupciones solares más grandes jamás vistas en una estrella enana de clase L, lo que hace que la estrella parezca 10.000 veces más brillante de lo normal.

"Sabíamos por otros estudios que este tipo de estrella estaba allí y sabíamos por trabajos anteriores que este tipo de estrellas pueden mostrar increíbles erupciones solares", dijo James.

“Sin embargo, la silenciosa estrella era demasiado débil para que nuestros telescopios la vieran normalmente, no recibiríamos suficiente luz para que la estrella apareciera sobre el fondo del cielo. Solo cuando entró en erupción se volvió lo suficientemente brillante para que la detectáramos con nuestros telescopios".

"Es sorprendente que una estrella tan insignificante pueda producir una explosión tan poderosa", dijo el profesor Peter Wheatley, también de la Universidad de Warwick.

"Este descubrimiento nos obligará a pensar otra vez sobre cómo las estrellas pequeñas pueden almacenar energía en los campos magnéticos".

"Ahora estamos buscando explosiones gigantes de otras estrellas diminutas y superar los límites de nuestra comprensión de la actividad estelar".

Crédito de la imagen: Mark Garlick / University of Warwick.

Referencia del documento científico:
James A.G. Jackman et al. 2019. Detección de una explosión gigante de luz blanca en una Enana L2.5 con la Búsqueda de Tránsitos de Próxima Generación. MNRASL, Volumen 485, Número 1, mayo de 2019, páginas L136 – L140; doi: 10.1093/mnrasl/slz039

No hay comentarios.