Artículos de última hora

Las mujeres podrían ser portadoras de ADN de hombres con los que tuvieron relaciones sexuales


Algunas mujeres podrían retener y llevar el ADN vivo de hombres con los que tuvieron relaciones sexuales o de sus hijos abortados, según muestra un estudio realizado por la Universidad de Seattle y el Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en los Estados Unidos.

El equipo de investigación encontró la información por accidente. Originalmente los científicos estaban tratando de descubrir si las mujeres que habían estado embarazadas podrían estar más predispuestas a enfermedades neurológicas específicas que ocurren más a menudo en los hombres.

El estudio
Cuando el ADN genómico se extrajo de los tejidos cerebrales utilizando el QIAamp DNA Mini Kit, de acuerdo con el protocolo de tejidos del fabricante, el ADN masculino se cuantificó en tejidos cerebrales femeninos mediante la amplificación de la secuencia específica del cromosoma Y DYS14 utilizando el TaqMan y el sistema de detección de secuencias ABI Prism 7000, finalmente resultó que los cerebros de las mujeres albergan algo conocido como "microquimerismo masculino"; en otras palabras, encontraron presencia de ADN masculino, genéticamente distinto de las células restantes de la mujer.

En este estudio, los científicos proporcionan la primera descripción de Microquimerismo masculino en el cerebro humano femenino y regiones específicas del cerebro. En conjunto, con datos que muestran la presencia de ADN masculino en el líquido cefalorraquídeo, los resultados indican que el ADN fetal y las células probablemente pueden cruzar la barrera hematoencefálica humana y residir en el cerebro. Los cambios en la permeabilidad de la barrera hematoencefálica humana ocurren durante el embarazo y, por lo tanto, pueden proporcionar una oportunidad única para el establecimiento del Microquimerismo masculino en el cerebro.

También son exclusivos de este estudio los hallazgos de que el Microquimerismo masculino en el cerebro humano femenino es relativamente alto (el 63% de los cerebros femeninos) y se distribuye en múltiples regiones del cerebro, y es potencialmente persistente a lo largo de la vida humana (la mujer más mayor en la que el ADN masculino se detectó en el cerebro tiene 94 años).

De acuerdo con el estudio, el ADN masculino se encontró en 37 de 59 mujeres, lo cual representa un 63%. Y lo más revelador de todo esto es que el ADN masculino estaba presente en múltiples regiones del cerebro. Es decir, células con el cromosoma Y fueron detectadas en múltiples áreas cerebrales de las mujeres.

Microquimerismo fetal materno
En humanos, la forma más común en el que este fenómeno biológico se hace presente es mediante el microquimerismo fetal materno, por el cual las células de un feto atraviesan la placenta y establecen linajes celulares dentro de la madre. Se ha documentado que las células fetales persisten y se multiplican en la madre durante varias décadas. El fenotipo exacto de estas células es desconocido, aunque se han identificado varios tipos de células diferentes, como varios linajes inmunes, células madre y células derivadas de la placenta.

Después de descubrir que el 63% de las mujeres eran portadoras de células de ADN almacenado en sus cerebros y que posiblemente pertenecía a uno o más hombres, los científicos querían investigar a mayor profundidad de dónde provenía el ADN masculino.

Los investigadores, naturalmente asumieron que la respuesta más probable era que todo el ADN masculino descubierto en el cerebro de estas mujeres provino de un embarazo. Sin embargo, cuando se hizo la autopsia, descubrieron que algunas de estas mujeres nunca habían estado embarazadas, pero aun así, descubrieron células de ADN masculino en sus cerebros. Por lo cual, la hipótesis del Microquimerismo fetal materno posiblemente sea incorrecto, o por lo menos la información está incompleta.

Según los resultados del estudio final, además del microquimerismo fetal materno, otras posibles fuentes de microquimerismo incluyen: aborto espontáneo no reconocido o relaciones sexuales con hombres.

Esta conclusión se propone porque el microquimerismo masculino fue significativamente más frecuente y los niveles fueron más altos en mujeres con algún historial de aborto, que en mujeres con otros antecedentes de embarazo. Por lo tanto, el microquimerismo masculino podría ser un indicativo de aborto, pero se necesitan más estudios para determinar los orígenes específicos del microquimerismo masculino en mujeres.

Los datos
Según los datos obtenidos por el equipo de científicos, las fuentes de células de ADN masculino en el cerebro de la mujer son:

-un aborto del que la mujer nunca tuvo conocimiento
-un gemelo que desapareció, o que no terminó de cuajar en los primeros días
-un hermano mayor transferido por circulación materna
-y por último, relaciones sexuales con hombres

A causa de estas células, las posibles consecuencias para la salud de la mujer son desconocidas. Una hipótesis es que estas células pueden desencadenar una reacción de injerto que puede conducir a una enfermedad autoinmune. Esto ofrece una posible explicación al porqué muchas enfermedades autoinmunes se detectan con mayor frecuencia en mujeres de mediana edad.

Enfermedades autoinmunes
El microquimerismo ha estado implicado en enfermedades autoinmunes. Estudios independientes sugirieron repetidamente que las células microquiméricas pueden estar involucradas en la patogénesis de la esclerosis sistémica. Además, las células microquiméricas pueden estar implicadas en la patogénesis de un grupo de enfermedades autoinmunes como miopatías inflamatorias, idiopáticas juveniles, etc. El microquimerismo también se ha visto implicado en otras enfermedades autoinmunes, incluido el lupus eritematoso sistémico.

Las células inmunes también se han encontrado con frecuencia en el estroma del cáncer de mama, en comparación con las muestras tomadas de mujeres sanas. Sin embargo, no está claro si estas líneas celulares promueven el desarrollo de tumores. Los investigadores insisten en que habrá que seguir investigando para confirmar, o desechar algunas teorías.

Además, como las mujeres a quienes se les realizó la autopsia en el estudio eran de edad media y avanzada, los científicos también descubrieron que algunas de ellas habían estado portando y transportando por todo su cuerpo, durante más de 50 años, las células vivas de hombres con los que tuvieron relaciones sexuales. Esto, es verdaderamente impresionante y que se desconocía anteriormente. Tener en cuenta estos datos es de vital importancia a la hora de tratar con ciertas enfermedades autoinmunes.

El estudio científico concluye diciendo que el microquimerismo masculino es frecuente y ampliamente distribuido en el cerebro femenino humano. Todo parece indicar que apenas estamos empezando a comprender el verdadero poder de la genética y las ramificaciones consecuentes de las relaciones sexuales.

Referencia del documento científico:
Chan WFN, Gurnot C, Montine TJ, Sonnen JA, Guthrie KA, Nelson JL. Microquimerismo masculino en el cerebro humano femenino. PLoS ONE 7 (9): e45592, Publicado el 26 de septiembre de 2012; doi: 10.1371 / journal.pone.0045592

No hay comentarios.