Artículos de última hora

Astrónomos descubren futboleno ionizado en el medio interestelar


Utilizando el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA, los astrónomos han confirmado la presencia de buckminsterfullereno ionizado (cargado eléctricamente) en el medio interestelar, el gas y el polvo que llena el espacio interestelar.

El buckminsterfullereno, también conocido como "futboleno", consiste en 60 átomos de carbono, con la fórmula empírica C60, dispuestos en una esfera hueca. Presenta una estructura tridimensional en forma de jaula integrada por anillos de carbono unidos en una configuración de icosaedro truncado que se asemeja a un balón de fútbol. Se encuentra formado por veinte anillos de carbono hexagonales y doce anillos pentagonales, con un átomo de carbono en los vértices de cada polígono, y un enlace en cada una de las aristas.

Esta molécula ha sido vista anteriormente en el espacio. Sin embargo, esta es la primera vez que se confirma que su versión ionizada (C60 +) está presente en el medio interestelar. El C60 se ioniza cuando la luz ultravioleta de las estrellas arranca un electrón de su molécula.

"El medio interestelar difuso fue históricamente considerado como un entorno demasiado duro y tenue para que se produjera una abundancia considerable de moléculas grandes", dijo el Dr. Martin Cordiner, investigador del Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA y la Universidad Católica de América, en Washington.

“Antes de la detección del C60, las moléculas más grandes conocidas en el espacio solo tenían 12 átomos en tamaño. Nuestra confirmación de C60 + muestra cuán compleja puede ser la astroquímica, incluso en los entornos más densamente irradiados con luz ultravioleta en nuestra galaxia, la Vía Láctea."

El material interestelar de la Vía Láctea se encuentra principalmente en un disco relativamente plano, por lo que las líneas de visión a las estrellas en el plano galáctico atraviesan las mayores cantidades de materia interestelar y, por lo tanto, muestran las características de absorción más fuertes debido a las moléculas interestelares.

El descubrimiento
El Dr. Cordiner y sus colegas utilizaron el telescopio espacial Hubble para analizar la luz proveniente de siete estrellas supergigantes azules en el plano de la Vía Láctea.

"La vida tal como la conocemos se basa en moléculas que contienen carbono, y este descubrimiento muestra que las moléculas de carbono complejas pueden formarse y sobrevivir en el entorno hostil del espacio interestelar", dijo el Dr. Cordiner.

“De alguna manera, la vida puede considerarse como lo último en complejidad química. La presencia de C60 demuestra inequívocamente un alto nivel de complejidad química intrínseca a los ambientes espaciales, y apunta a una gran probabilidad de que otras moléculas extremadamente complejas, que contienen carbono, surjan espontáneamente en el espacio".

El equipo de científicos ahora está buscando detectar C60 + en más entornos para ver qué tan frecuentes y extendidas están estas esferas de futboleno en el Universo conocido.

Referencia del documento científico:
M.A. Cordiner et al. 2019. Confirmación de C60 + interestelar con el Telescopio Espacial Hubble. The Astrophysical Journal Letters, volumen 875, número 2; doi: 10.3847 / 2041-8213 / ab14e5

No hay comentarios.