Artículos de última hora

Las supernovas cercanas indujeron a los homínidos a caminar en dos piernas


Hace entre 8 y 2 millones de años, la energía de los rayos cósmicos de una o más supernovas cercanas llegó a la Tierra y destruyó la atmósfera del planeta, iniciando una avalancha de electrones y desencadenando una cadena de eventos que terminó con la aparición de homínidos bípedos, según un estudio publicado en Journal of Geology.

“Se piensa que ya existía cierta tendencia de los homínidos a caminar sobre dos piernas, incluso antes de este evento. Pero estaban adaptados principalmente para trepar en los árboles", dijo el profesor Adrian Melott de la Universidad de Kansas.

Después de esta conversión a la sabana, tenían que caminar mucho más, a menudo de un árbol a otro a través de los pastizales, por lo que se volvieron mejores para caminar erguidos. Podían ver por encima de la hierba y detectar depredadores.

Se piensa que esta conversión a la sabana contribuyó al bipedalismo, a medida que este mecanismo se hacía más y más dominante en los antepasados de los humanos modernos.

El estudio
Basándose en una capa "indicadora" en el lecho marino de antiguos depósitos de isótopo radioactivo de hierro 60, el profesor Melott y su colega, el Dr. Brian Thomas de la Universidad de Washburn, tienen una gran confianza en la influencia de una o una serie de supernovas que explotaron en el vecindario cósmico inmediato de la Tierra durante la Transición de la época del Plioceno a la Edad del Hielo.

El profesor Melott dice que calcularon la ionización de la atmósfera a partir de rayos cósmicos que provendrían de una supernova, ubicada tan lejos como lo indican los depósitos de hierro-60.

"Parece que esta explosión de supernova fue la más cercana en una serie mucho más extensa. Sostenemos que aumentaría en 50 veces la ionización de la atmósfera inferior. Por lo general, no se obtiene una ionización en la atmósfera inferior porque los rayos cósmicos no penetran a estos niveles, pero los rayos más energéticos de las supernovas llegan a la superficie, por lo que muchos electrones serían eliminados de la atmósfera.”

La ionización en la atmósfera inferior significaba que una gran cantidad de electrones formaría más vías para los rayos energéticos de estas supernovas.

“La parte inferior de la atmósfera se vería afectada de una manera que normalmente nunca sucede. Cuando los rayos cósmicos de alta energía chocan con los átomos y las moléculas en la atmósfera, expulsan sus electrones, por lo que estos electrones están sueltos, en lugar de estar unidos a los átomos", dijo el profesor Melott.

¿De las explosiones cósmicas a los incendios terrestres?

Por lo general, en el proceso natural de relámpagos que vemos hoy en día, hay una acumulación de voltaje entre las nubes mismas o las nubes y el suelo, pero la corriente no puede fluir porque no hay suficientes electrones para transportarla. Entonces, tiene que acumular alto voltaje antes de que los electrones comiencen a moverse. Una vez que se mueven, los electrones eliminan más electrones de más átomos, y se acumula en un rayo. Pero con esta ionización, este proceso de rayos se puede iniciar mucho más fácilmente, por lo que habrían muchos más rayos.

La probabilidad de que este aumento de relámpagos haya provocado un aumento mundial de incendios forestales se debe al descubrimiento de depósitos de carbono encontrados en el suelo, que corresponden con el momento del bombardeo de rayos cósmicos de esa época.

"La observación es que hay mucho más carbón y hollín en el mundo a partir de hace unos millones de años", dijo el profesor Melott.

"Está en todas partes, y nadie tiene ninguna explicación de por qué ocurrió en todo el mundo, en diferentes zonas climáticas. Esto podría ser una explicación. Se cree que ese aumento en los incendios estimulado la transición, del bosque a la sabana, en muchos lugares del mundo; donde antes se tenían bosques, ahora casi siempre tenían pastizales abiertos con arbustos".

"Se piensa que está relacionado con la evolución humana en el noreste de África. Específicamente, en el Gran Valle del Rift, donde se obtienen todos estos fósiles de homínidos", concluye diciendo el profesor Melott.

Crédito de la imagen: José A. Peñas / SINC.

Referencia del documento científico:
Adrian L. Melott y Brian C. Thomas. ¿De las explosiones cósmicas a los incendios terrestres? Journal of Geology, publicado en línea el 28 de mayo de 2019; doi: 10.1086 / 703418

No hay comentarios.