Artículos de última hora

Los humanos modernos se mezclaron con cuatro especies extintas de homínidos


Cuando el Homo sapiens anatómicamente moderno emigró de África al resto del mundo, se encontró y se mezcló con al menos cuatro especies de homínidos ahora extintas, según una nueva investigación de la Universidad de Adelaida, Australia. Sorprendentemente, de estos homínidos, solo se conocen actualmente a los neandertales y a los denisovanos; los otros dos grupos permanecen sin nombre y solo se han detectado como rastros de ADN que sobreviven hasta nuestro tiempo en diferentes poblaciones de humanos modernos.

La antropología moderna nació a partir de la segunda mitad del siglo XX y combina técnicas de arqueología con poderosa tecnología de última generación diseñada para el estudio de la química y la genética. De esta manera, la antropología se posiciona como una ciencia extremadamente confiable.

"Cada uno de nosotros llevamos dentro de nuestro interior los rastros genéticos de estos eventos pasados de mestizaje", dijo el Dr. João Teixeira, coautor de un documento científico publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

“Estos grupos arcaicos estaban muy extendidos por la Tierra y eran genéticamente diversos, y sobreviven en cada uno de nosotros. Su historia es una parte integral de cómo llegamos a ser".

"Por ejemplo, todas las poblaciones actuales muestran alrededor del 2% de ascendencia neandertal, lo que significa que la mezcla de los neandertales con los ancestros de los humanos modernos ocurrió poco después de que abandonaron África, probablemente hace unos 50,000 a 55,000 años en algún lugar del Medio Oriente".

Pero a medida que los antepasados ​​de los humanos modernos viajaron más al este, se encontraron y se mezclaron con al menos otros cuatro grupos de humanos arcaicos.

"La isla del sudeste asiático ya era un lugar abarrotado cuando los que llamamos 'humanos modernos' llegaron por primera vez a la región, justo antes de hace unos 50,000 años", dijo el Dr. Teixeira.

"Al menos otros tres grupos humanos arcaicos parecen haber ocupado el área, y los ancestros de los humanos modernos se mezclaron con ellos antes de que los humanos arcaicos se extinguieran".

El descubrimiento
En su nueva investigación, el Dr. Teixeira y su colega, el profesor Alan Cooper, analizaron evidencia genética, arqueológica y fósil, así como información adicional de rutas migratorias reconstruidas y registros de vegetación fósil.

Los científicos descubrieron que hubo un evento de mestizaje en las cercanías del sur de Asia entre humanos anatómicamente modernos y un grupo al que llamaron Homínidos Extintos 1 (EH1, por sus siglas en inglés).

Otro cruce se produjo con denisovanos en la isla del sudeste asiático y en Filipinas, y con otro grupo, llamado Homínidos Extintos 2 (EH2), en Flores, Indonesia.



Esta imagen muestra la ruta inferida del movimiento de humanos anatómicamente modernos a través de la isla del sudeste asiático hace unos 50,000 años (flechas amarillas y rojas): las poblaciones modernas de cazadores-recolectores con datos genéticos se muestran en rojo, y las poblaciones agrícolas se muestran en negro.

El contenido genómico estimado de EH1 (púrpura), los denisovanos (rojo), EH2 (marrón) y homínidos no arcaicos (gris) en las poblaciones de hoy en día se muestra en gráficos circulares, como una proporción relativa a la observada en la población de los australo-papuanos (círculos completos).

El gris muestra las poblaciones que contienen grandes cantidades de contenido genómico de homínidos denisovanos, que se encuentran al este de la línea de Wallace; se infieren eventos de introgresión independientes con grupos denisovanos, tanto para el ancestro común de las poblaciones australo-papúas y filipinas, como la población de ISEA (marcado en rojo 2) y, por separado, para las poblaciones Filipinas (marcado en rojo 4).

La señal de una introgresión separada con un homínido desconocido en Flores, registrada en datos genómicos de las poblaciones de hoy en día, sigue siendo menos segura (con un círculo marrón 5).

La ubicación precisa de los eventos de introgresión marcados con los números 2, 4 y 5 actualmente sigue siendo desconocida.

Conclusiones
¿Quién podría decir hace 300 años que en realidad éramos una especie mestiza? Ahora podemos asegurar satisfactoriamente a nivel científico que los humanos modernos somos mestizos: somos portadores de los genes y características físicas de al menos cuatro especies diferentes de homínidos.

"Sabíamos que la historia de África no era simple, pero parece ser mucho más compleja de lo que habíamos contemplado", dijo el Dr. Teixeira.

"La región de la isla del sudeste asiático estaba claramente ocupada por varios grupos de humanos arcaicos, probablemente viviendo en un relativo aislamiento unos de otros durante cientos de miles de años antes de que llegaran los antepasados de los humanos modernos".

"El momento también hace que parezca que la llegada de los humanos modernos fue seguida rápidamente por la desaparición de los grupos humanos arcaicos en cada una de estas áreas".

Referencia del documento científico:
João C. Teixeira y Alan Cooper. Usando la introgresión de homínidos para rastrear las dispersiones humanas modernas. PNAS, publicado en línea el 12 de julio de 2019; doi: 10.1073 / pnas.1904824116

No hay comentarios.