Artículos de última hora

Paleontólogos descubren una especie desconocida en el estómago de un Microraptor


Los paleontólogos acaban de descubrir un esqueleto casi completo y totalmente articulado de un Microraptor zhaoianus, un dinosaurio de cuatro alas con forma de paloma que vivió hace unos 120 millones de años, y encontraron una sorpresa adicional conservada en su estómago: una especie previamente desconocida de lagartija prehistórica.

El espécimen de Microraptor se recolectó en depósitos de la Formación Jiufotang, cerca de Jianchang en la provincia de Liaoning, noreste de China, y fue adquirido por paleontólogos en 2005.

Tanto el dinosaurio como la lagartija prehistoria en su estómago formaban parte de la llamada Biota de Jehol; un ecosistema terrestre y de agua dulce del Cretáceo primitivo, conservado en una formación rocosa de múltiples capas, en las provincias chinas de Liaoning, Hebei y Mongolia Interior, siendo famoso por sus remanentes excepcionalmente conservados de aves primitivas, dinosaurios emplumados, mamíferos primitivos y plantas antiguas.

"Esta es la cuarta aparición documentada de un Microraptor que conserva alguna clase de contenido en su estómago", dijo el profesor Jingmai O’Connor del Instituto de Paleontología y Paleoantropología de Vertebrados de la Academia China de Ciencias y sus colegas de investigación.

"Ahora se sabe que este dinosaurio se alimentaban de mamíferos, aves, peces y lagartos, apoyando la interpretación de que era un depredador oportunista".



A diferencia de cualquier otra lagartija conocido previamente de la Biota de Jehol, esta lagartija nombrada Indrasaurus wangi, tenía dientes.

El esqueleto de la criatura está casi completo y articulado, mostrando que fue tragado entero, su cabeza primero, lo que significa que el Microraptor se alimentaba de una manera similar a las aves y lagartos carnívoros de la actualidad.

"Recientemente, se describió un espécimen de dinosaurio Anchiornis del jurásico, parecido a un pájaro de cuatro alas, con huesos conservados en su esófago y pertenecientes a más de una lagartija no identificada, interpretado como un gránulo gástrico previo a la ingestión", dijeron los paleontólogos.

"Nuestros datos indican que tanto los Anchiornis como el Microraptor tenían dietas no especializadas, similares, compatibles con su arquitectura general de cráneo y proporciones esqueléticas similares: ambas especies están documentadas alimentándose de lagartijas y peces, y se consideran depredadores oportunistas".

Crédito de la imagen: Doyle Trankina.

Referencia del documento científico:
Jingmai O'Connor et al. Microraptor con lagarto ingerido sugiere una función digestiva no especializada. Current Biology, publicado el 11 de julio de 2019; doi: 10.1016 / j.cub.2019.06.020

No hay comentarios.