Artículos de última hora

Descubren restos fosilizados de dinosaurios ornitópodos bebés en Australia


Los paleontólogos han desenterrado los huesos fosilizados de ornitópodos perinatales no iguanodontianos, con una antigüedad de 100 millones de años, en la Formación Griman Creek en el centro norte de Nueva Gales del Sur, Australia. Estos fósiles proporcionan la primera evidencia de dinosaurios perinatales de Australia y, más ampliamente, las primeras ideas sobre las preferencias de reproducción en latitudes altas donde habitaron ornitópodos no iguanodontianos en Gondwana, un antiguo bloque continental meridional que resultó de la partición en dos de Pangea, cuando se extendió el mar de Tethys hacia el oeste, lo que lo separó de Laurasia, durante el periodo Jurásico y Cretácico.

La Formación Griman Creek es una formación geológica en el norte de Nueva Gales del Sur y el sur de Queensland, Australia, cuyos estratos se remontan a la división de la escala temporal geológica del Cenomaniense, del Cretácico Tardío. Es más notable por sus fósiles, incluidos los de dinosaurios y montremes primitivos, además de ser una fuente importante de ópalo, que se encuentran cerca del pequeño pueblo interior Lightning Ridge, Nueva Gales del Sur.

Ornitópodos
Los ornitópodos son un infraorden de dinosaurios ornitisquios neornitisquios, que vivieron desde el Jurásico inferior hasta el Cretácico superior, hace aproximadamente 197 y 66 millones de años, desde el Hetangiano hasta el Maastrichtiano, en lo que hoy es América, Asia, África, Europa, Oceanía y la Antártida.

Los ornitópodos estaban dotados de pies con tres dedos, similares a los de las aves. Se trató de uno de los grupos de herbívoros más exitosos de su tiempo, y dominaron totalmente el paisaje norteamericano. Sin embargo en Centroamérica solo hay un único registro.​ Su mayor ventaja evolutiva fue el desarrollo progresivo de los aparatos masticadores más complejos que han existido en reptiles, rivalizando con los de modernos mamíferos como la vaca.

Estas características alcanzaron su cénit en los dinosaurios con "pico" córneo, los hadrosáuridos, antes de ser borradas con la extinción masiva de fines del Cretácico.

El estudio
Los fósiles recientemente estudiados pertenecen a una especie de dinosaurio ornitópodo de cuerpo pequeño, muy similar al Weewarrasaurus pobeni; un dinosaurio ornitópodo, parte de un grupo de pequeñas especies que comían plantas, que se movían sobre dos patas y que eran particularmente abundantes en las llanuras aluviales del Cretácico del este de Australia.

La madurez de los huesos determinan la edad de los animales y lo mismo se podría decir de los árboles; al cortar un árbol, podemos contar sus anillos de crecimiento. Para estimar la edad de los especímenes, los investigadores usaron anillos de crecimiento en los huesos de dinosaurios, similares a los anillos en el tronco de un árbol.

"La edad generalmente se calcula contando los anillos de crecimiento, pero no pudimos hacer esto con nuestros dos especímenes más pequeños, que habían perdido sus detalles internos", dijo Justin Kitchener, un estudiante de doctorado en la Facultad de Ciencias Ambientales y Rurales de la Universidad de Nueva Inglaterra.

“Para evitar esto, comparamos el tamaño de estos huesos con el tamaño de los anillos de crecimiento de los dinosaurios victorianos. Con toda confianza, esta comparación los coloca en una etapa temprana de su crecimiento, probablemente antes o cerca del punto de eclosión”.

Hace aproximadamente 100 millones de años, cuando nacieron estos dinosaurios, Australia estaba mucho más cerca del Polo Sur.

"El sudeste de Australia habría estado entre 60 ° S y 70 ° S, equivalente a la moderna Groenlandia", explicaron los científicos.

Aunque el clima en estas latitudes era relativamente más cálido de lo que es hoy, como la existencia de algunos pingüinos antárticos, estos dinosaurios habrían soportado largos inviernos oscuros y posiblemente vivieron durante algún tiempo enterrados o hibernados para sobrevivir.

Debido a que son tan delicados, la cáscara de huevo y los huesos pequeños rara vez sobreviven para convertirse en fósiles.

"Tenemos ejemplos de dinosaurios del tamaño de un crío cerca del Polo Norte, pero esta es la primera vez que vemos este tipo de cosas en cualquier parte del hemisferio sur", dijo el Dr. Phil Bell, paleontólogo de la Escuela de Medio Ambiente y Ciencias Rurales en la Universidad de Nueva Inglaterra.

"Es la primera pista que tenemos sobre dónde estos animales se reproducían y criaban a sus crías".

Crédito de la imagen: Universidad de Nueva Inglaterra.

Referencia del documento científico:
J.L. Kitchener et al. Ornitópodos neonatos y perinatos de latitudes altas del Cretácico medio del sudeste de Australia. Scientific Reports, volumen 9, número de artículo: 19600 (2019); doi: 10.1038 / s41598-019-56069-8

No hay comentarios.