El tejido graso se acumula en las vías respiratorias de personas con sobrepeso


Según un nuevo estudio publicado en la revista European Respiratory Journal, el tejido graso se acumula dentro de las paredes de las vías respiratorias de las personas con sobrepeso u obesas; También altera la estructura de las vías respiratorias y podría ser la razón del incremento de riesgo de asma.

La ilustración en la parte superior muestra que el tejido graso está presente dentro de la pared de las vías respiratorias y está relacionado con el índice de masa corporal, el grosor de la pared y la cantidad de células inflamatorias. Por lo tanto, la acumulación de tejido graso en las vías respiratorias en personas con sobrepeso puede contribuir a la fisiopatología de las vías respiratorias.

"Estudiamos la estructura de las vías respiratorias dentro de los pulmones y cómo se alteran en personas con enfermedades respiratorias", dijo el autor principal del estudio, John Elliot, investigador del Hospital Sir Charles Gairdner y la Universidad de Australia Occidental.

"Al observar muestras de pulmones, vimos tejido graso que se había acumulado en las paredes de las vías respiratorias".

"Queríamos ver si esta acumulación se correlacionaba con el peso corporal".

El estudio
Elliot y sus colegas examinaron muestras de pulmones que habían sido donadas para la investigación, que estaban almacenadas en el Airway Tissue Biobank (Biobanco de Tejidos de Vías Respiratorias).

Los científicos estudiaron muestras de 52 personas, incluidas 15 que no habían reportado padecer de asma, 21 que tenían asma pero murieron por otras causas y 16 que murieron directamente de asma.

Utilizando tintes para ayudar a visualizar estructuras de 1,373 vías respiratorias bajo un microscopio, identificaron y cuantificaron cualquier tejido graso presente.

Luego compararon los datos con el índice de masa corporal (IMC) de cada persona.

El estudio mostró que el tejido graso se acumula en las paredes de las vías respiratorias y que la cantidad de grasa presente aumenta de acuerdo con el aumento del índice de masa corporal.

También sugiere que este aumento de grasa altera la estructura normal de las vías respiratorias y provoca inflamación en los pulmones.

"Tener sobrepeso u obesidad ya se ha relacionado con tener asma o tener síntomas severos de asma", dijo el coautor del estudio, el Dr. Peter Noble, de la Universidad de Australia Occidental.

"Los investigadores han sugerido que el vínculo podría explicarse por la presión directa del exceso de peso en los pulmones, o por un aumento general en la inflamación creada por el exceso de peso".

“Este estudio sugiere que otro mecanismo también está en juego. Hemos descubierto que el exceso de grasa se acumula en las paredes de las vías respiratorias donde ocupa espacio y parece aumentar la inflamación dentro de los pulmones. Creemos que esto está causando un engrosamiento de las vías respiratorias que limita el flujo de aire dentro y fuera de los pulmones, y eso podría explicar, al menos en parte, un aumento en los síntomas del asma".

Crédito de la imagen: Kalhh.

Referencia del documento científico:
John G. Elliot et al. Vías Respiratorias Grasosas: implicaciones para la enfermedad obstructiva. European Respiratory Journal, publicado en línea el 16 de octubre de 2019; doi: 10.1183 / 13993003.00857-2019

Publicar un comentario

0 Comentarios