Artículos de última hora

Nueva imagen de la galaxia Centaurus A


Utilizando los telescopios robóticos en el Observación ESPECULOOS de la Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Austral, los astrónomos han capturado una imagen absolutamente hermosa de la galaxia Centaurus A.

Centaurus A es una galaxia gigante ubicada en la constelación de Centauro.

También conocida como NGC 5128, Centaurus A es uno de los objetos más brillantes en el cielo nocturno del hemisferio sur. La galaxia fue descubierta en 1826 por el astrónomo escocés James Dunlop en el Observatorio Parramatta.

Ubicada a una distancia de 13 millones de años luz, esta galaxia posee el núcleo galáctico activo más cercano a nosotros. Para los estudios astronómicos y tener un mejor conocimiento de la física del universo, esto es algo verdaderamente significativo. Por ejemplo, muchas personas se preguntan, ¿Cómo sabemos tanto sobre nuestra galaxia si estamos dentro de ella? muy fácil; estudiando las propiedades nuestra galaxia, junto con otras galaxias cercanas y haciendo comparaciones. Es así como determinamos muchas cosas. Por lo tanto, entendamos que es un núcleo galáctico activo.

Un núcleo galáctico activo es una región compacta en el centro de una galaxia que tiene una luminosidad mucho más alta de lo normal sobre al menos una parte del espectro electromagnético con características que indican que la luminosidad no es producida por las estrellas. Tal emisión no estelar en exceso se ha observado en las bandas de ondas de radio, microondas, infrarrojos, ópticas, ultravioletas, rayos X y rayos gamma.

Las galaxias que aloja un núcleo galáctico activo se llaman "galaxias activas". Se teoriza que la radiación no estelar de un núcleo galáctico activo es el resultado de la acumulación de materia por un agujero negro supermasivo en el centro de la galaxia anfitriona.

Los núcleos galácticos activos son las fuentes persistentes más luminosas de radiación electromagnética en el universo, y como tales pueden usarse como un medio para descubrir objetos distantes; su evolución, en función del tiempo cósmico, también impone restricciones a los modelos del cosmológicos del universo.

Las características observadas de un núcleo galáctico activo dependen de varias propiedades, como la masa del agujero negro central, la velocidad de acumulación de gas en el agujero negro, la orientación del disco de acreción, el grado de oscurecimiento del núcleo por el polvo y la presencia o ausencia de chorros.

Se han definido numerosas subclases de núcleos galácticos activos, en función de sus características observadas; Los núcleos galácticos activos más potentes se clasifican como cuásares. Un blazar es un núcleo galáctico activo con un chorro apuntando directamente hacia la Tierra, en el que la radiación del chorro se ve reforzada por la emisión de rayos relativistas.

En cuanto a la forma de Centaurus A, los astrónomos teorizan que lo que originalmente era una galaxia elíptica colisionó con una galaxia en forma de espiral relativamente más pequeña, dándole la forma peculiar que vemos ahora.

Se sospecha que Centaurus A alberga hasta 2,000 cúmulos globulares. Un cúmulo globular es una colección esférica de estrellas que orbitan un núcleo galáctico, como si de un satélite se tratara. Los cúmulos globulares están muy unidos por gravedad, lo que les da una forma esférica y densidades estelares relativamente altas cuando nos acercamos hacia su centro. Los cúmulos globulares se encuentran en el halo de las galaxias y contienen considerablemente más estrellas, y son mucho más antiguos que los cúmulos abiertos y menos densos que se encuentran en el disco de una galaxia.

Muchos de estos cúmulos globulares en Centaurus A son más brillantes y masivos que los aproximadamente 150 que orbitan alrededor de la Vía Láctea. Las galaxias más grandes pueden tener más: la galaxia de Andrómeda, por ejemplo, puede tener hasta 500. Algunas galaxias elípticas gigantes como M87, tienen 13,000 cúmulos globulares.

Desde esta imagen, se pueden observar regiones de formación de estrellas rojas rosadas en la parte inferior izquierda y cúmulos de estrellas azules en la parte superior derecha de la imagen; con carriles de polvo capturados con asombrosos detalles.

Hacia el centro de la galaxia, los restos de polvo cósmico son devorados lentamente por el agujero negro supermasivo, que tiene una masa de aproximadamente 100 millones de masas solares. Esta acumulación de materia da como resultado potentes ondas de radio emitidas por el núcleo galáctico activo.

Crédito de la imagen: ESO / Equipo SPECULOOS / E. Jehin.

No hay comentarios.