El bipedismo humano evolucionó hace más de 12 millones de años


Una especie previamente desconocida de primates hominoideos, que estaba bien adaptada tanto para caminar erguida como para usar las cuatro extremidades durante la escalada de árboles, ha sido identificada a partir de fósiles encontrados en el sur de Alemania. Los resultados finales sugieren que el bipedismo evolucionó en un contexto arbóreo hace más de 12 millones de años.

La bipedestación o bipedismo es una forma de locomoción terrestre en la que un organismo se mueve por medio de sus dos extremidades posteriores o patas. Un animal que generalmente se mueve de manera bípeda se conoce como bípedo, que significa "dos pies". Los tipos de movimiento bípedo incluyen caminar, correr o saltar.

El homínido primitivo, llamado Danuvius guggenmosi, vivió hace 11,62 millones de años, durante el Mioceno, una división de la escala temporal geológica que pertenece al periodo Neógeno, y que comenzó hace 23 millones de años y terminó hace unos 5 millones de años.​​

Este Homínido tenía aproximadamente 3.3 pies (1 m) de altura. Las hembras pesaban aproximadamente 18 kg, menos que cualquier primate vivo hoy en día, los machos tenían una masa de aproximadamente 31 kg, también en el extremo inferior del tamaño de los primates modernos.

Los restos fosilizados de al menos cuatro especímenes de Danuvius guggenmosi (un macho, dos hembras y un joven) fueron desenterrados en el pozo de arcilla Hammerschmiede, en la región de Allgäu de Baviera, entre 2015 y 2018.

El esqueleto más completo pertenece a un macho y tenía proporciones corporales similares a los bonobos de hoy en día.

Gracias a los huesos de las extremidades, vértebras, huesos de los dedos de manos y pies, completamente bien preservados, la profesora Madelaine Böhme, del Centro Senckenberg para la Evolución Humana y Paleoambiente de la Universidad de Tübingen, y sus colegas de investigación pudieron reconstruir la forma en que Danuvius guggenmosi se movía en su entorno.

"Por primera vez, pudimos investigar varias articulaciones funcionalmente importantes, incluidos el codo, la cadera, la rodilla y el tobillo, en un solo esqueleto fósil de esta edad", dijo la profesora Böhme.

"Fue sorprendente para nosotros darnos cuenta de cuán similares son ciertos huesos a los humanos, en comparación con los grandes simios".


En esta imagen se muestran los huesos del esqueleto de un espécimen macho de Danuvius Guggenmosi.

Los hallazgos del equipo indican que Danuvius guggenmosi podía caminar sobre dos piernas y también podía trepar árboles como un mono. La columna vertebral, con su curva en forma de S, mantenía el cuerpo en posición vertical al pararse sobre dos piernas. La constitución de este animal, su postura y las formas en que se movía, son únicas entre los primates.

"Danuvius guggenmosi combina el bipedismo dominado por las extremidades posteriores de los humanos, con la escalada de árboles dominada por las extremidades anteriores de los primates vivos de la actualidad", dijo el profesor David Begun, investigador de la Universidad de Toronto.

"Estos resultados sugieren que el bipedismo humano evolucionó en un contexto arbóreo hace más de 12 millones de años".

"A diferencia de los homínidos posteriores, el dedo gordo de los pies de Danuvius guggenmosi era poderoso y oponible, lo que le permitía agarrarse de las ramas grandes y pequeñas de forma segura", dijo el profesor Nikolai Spassov, de la Academia de Ciencias de Bulgaria.

"La caja torácica era ancha y plana, y la espalda baja era alargada; Esto le ayudó a colocar el centro de gravedad sobre las caderas, rodillas y pies planos extendidos, como en las criaturas bípedas".

Los resultados están respaldados por un estudio reciente que se basa en el hueso de la cadera de un homínido llamado Rudapithecus hungaricus, de 10 millones de años de antigüedad, encontrado en Hungría.

"Ese fósil también indica que los antepasados ​​europeos de los primates africanos y humanos diferían de los gorilas y chimpancés vivos", dijo el profesor Begun.

Crédito de la imagen: Velizar Simeonovski.

Referencia del documento científico:
M. Böhme et al. Un nuevo homínido del Mioceno y locomoción en el antepasado de los primates y humanos. Nature, publicada en línea el 6 de noviembre de 2019; Doi: 10.1038 / S41586-019-1731-0

Publicar un comentario

0 Comentarios