El telescopio espacial Spitzer descubre protoestrellas en el Cúmulo NGC 2264


La NASA ha publicado una imagen gigantesca tomada por el telescopio espacial Spitzer que muestra numerosas estrellas recién nacidas, entre las cuales se encuentran protoestrellas, en el cúmulo NGC 2264.

En esta imagen, las protoestrellas recientemente reveladas por el telescopio espacial Spitzer aparecen como motas rosadas y rojas hacia el centro de la imagen.

Una protoestrella es una estrella muy joven que todavía está acumulando masa de su madre; una nube molecular. Esta fase es la primera en el proceso de evolución estelar. Para una estrella de baja masa (es decir, la del Sol o inferior), dura aproximadamente 500,000 años. La fase comienza cuando un fragmento de nube molecular se colapsa por primera vez bajo la fuerza de su propia gravedad y se forma un núcleo opaco, soportado por presión, dentro del fragmento molecular que colapso. Esta fase termina cuando se agota el gas que cae en la región colapsada, dejando una especie de estrella de secuencia principal, que se contrae para luego convertirse en una estrella de secuencia principal al comienzo de la fusión de hidrógeno.

NGC 2264 es el número de designación del Nuevo Catálogo General que identifica dos objetos astronómicos como un solo objeto: la Nebulosa del Cono y el Cúmulo del Árbol Navideño. Otros dos objetos están dentro de esta designación, pero no están incluidos oficialmente, que son el grupo Copos de Nieve y la Nebulosa Piel de Zorro. Todos los objetos se encuentran en la constelación de Monoceros y se encuentran a unos 2600 años luz de la Tierra.

La imagen en infrarrojo de Spitzer revela estrellas recién nacidas ocultas detrás de un polvo espeso en NGC 2264.

Dado que las estrellas trazan un patrón en línea recta en fora de los radios de una rueda, los astrónomos del telescopio espacial Spitzer piensan que estos objetos astronómicos son protoestrellas.

"Con apenas 100,000 años de antigüedad, estas estructuras recién nacidas aún no se han 'arrastrado' fuera de su lugar de nacimiento", dijeron los astrónomos del Spitzer.

"Con el tiempo, los movimientos a la deriva natural de cada estrella romperán este orden, y el diseño del copo de nieve ya no existirá".

Si bien la mayoría de las estrellas que producen la figura triangular y dan su nombre al Cúmulo del Árbol Navideño no brillan intensamente en los lentes infrarrojos de Spitzer, todas las estrellas que se forman a partir de esta nube polvorienta son consideras parte del cúmulo.

Así como un dedo cósmico polvoriento apunta hacia los grupos de estrellas recién nacidas, Spitzer también ilumina la Nebulosa del Cono, que a nivel óptico es densa y oscura, cuya punta se puede ver en la esquina inferior izquierda de esta imagen.

Crédito de imagen: NASA / JPL-Caltech / P.S. Teixeira, Centro de Astrofísica.

Publicar un comentario

0 Comentarios