Los africanos occidentales tienen ADN de un misterioso homínido arcaico


Cuatro poblaciones de África Occidental; Yoruba, Esan, Mendé y Gambianos - recibieron entre el 2% al 19% de su ascendencia genética de una especie aún no descubierta de un homínido arcaico que divergió antes de la división de los humanos modernos y los antepasados de los neandertales y los denisovanos, según una nueva investigación de la Universidad de California, Los Ángeles.

Las personas contemporáneas que tienen antepasados ​​de Europa, Asia y Oceanía llevan ADN de dos especies arcaicas, los neandertales y los denisovanos, que representan el 1-4% de su genoma.

Estos segmentos genéticos llegaron a los humanos modernos a través de la introgresión; el proceso por el cual los miembros de dos poblaciones se aparean, y los individuos híbridos resultantes se reproducen con miembros de las poblaciones parentales.

Estudios recientes han demostrado que, aunque los africanos occidentales modernos no tienen ascendencia neandertal o denisovana, puede haber habido introgresión con otros homínidos arcaicos en el pasado.

El estudio
En un nuevo estudio, los investigadores Arun Durvasula y Sriram Sankararaman de la Universidad de California en Los Ángeles, compararon el ADN de neandertales y denisovanos con genomas de 405 individuos de África occidental.

Los científicos se centraron en cuatro poblaciones contemporáneas de África occidental: el pueblo Yoruba de Ibadán en Nigeria, Esan de Nigeria, Mendé de Sierra Leona y los Gambianos.

Los investigadores encontraron diferencias que podrían explicarse mejor por la introgresión de un homínido arcaico desconocido, cuyos antepasados ​​se separaron del árbol genealógico humano antes de los neandertales.

Los datos sugieren que esta introgresión puede haber sucedido relativamente recientemente, o puede haber involucrado a múltiples poblaciones de humanos arcaicos, lo que insinúa interacciones complejas y de larga duración entre humanos anatómicamente modernos y diversas poblaciones de homínidos arcaicos.

"Combinando nuestros resultados en las poblaciones de África occidental, estimamos que la población arcaica se separó del antepasado de los neandertales y los humanos modernos hace 360,000 años a 1.02 millones de años, y posteriormente se produjo la introgresión en los antepasados ​​de los africanos actuales hace 0-124,000 años atrás, contribuyendo con entre el 2% al 19% de su ascendencia genética", dijeron los autores.

Los investigadores Durvasula y Sankararaman también examinaron las frecuencias de los segmentos de ADN arcaico para investigar si la selección natural podría haber dado forma a la distribución de las variantes genéticas arcaicas.

"Encontramos 33 loci con una frecuencia de segmento arcaico de más del 50% en los Yoruba y 37 loci en los Mende", dijeron los investigadores.

Un locus​ (el plural es loci) es una posición fija en un cromosoma, que determina la posición de un gen o de un marcador (marcador genético).

"Algunos de estos genes están en alta frecuencia en los Yoruba, incluidos el NF1 (un gen supresor de tumores), el MTFR2 (un gen involucrado en la respiración aeróbica mitocondrial en los testículos), HSD17B2 (un gen involucrado en la regulación hormonal), KCNIP4 (un gen involucrado con los canales de potasio) y TRPS1 TRPS1 (un gen asociado con el síndrome tricorrinofalángico)".

"Tres de estos genes se han encontrado en estudios anteriores para la selección positiva en los Yoruba: NF1, KCNIP4 y TRPS1. Por otro lado, no encontramos frecuencias elevadas de MUC7, un gen previamente encontrado que albergar rasgos de introgresión arcaica".

El equipo de investigadores dijo que se necesitan más análisis de los genomas africanos modernos y antiguos para revelar la naturaleza de esta compleja historia.

"Los rasgos de introgresión en las poblaciones de África occidental que hemos analizado plantean dudas sobre la identidad del homínido arcaico y sus interacciones con las poblaciones humanas modernas en África", dijeron los investigadores.

"Una comprensión detallada de la introgresión arcaica y su papel para la adaptación en diversas condiciones ambientales, requerirá del análisis genómico de genomas antiguos y existentes en toda la zona geográfica de África".

No existe una única población fundadora; Este estudio es una afirmación más de que los humanos modernos, la especie a la que todos pertenecemos, es el resultado de múltiples hibridaciones con otras especies y subespecies extintas de homínidos antiguos.

Crédito de la imagen: Bob Wilder, Universidad de Buffalo.

Referencia del documento científico:
Arun Durvasula y Sriram Sankararaman. 2020. Recuperando señales de introgresión arcaica fantasma en poblaciones africanas. Science Advances, Vol. 6, no. 7, eaax5097; doi: 10.1126 / sciadv.aax5097

Publicar un comentario

0 Comentarios