Paleontólogos identifican una nueva especie de Talatosaurio


Los paleontólogos han identificado una nueva especie de reptil marino, llamado Gunakadeit joseeae, que vivió durante el período Triásico, a partir de fósiles encontrados en el sureste de Alaska, Estados Unidos.

Los talatosaurios (que significa "lagartos oceánicos") se encontraban entre varios linajes de reptiles que se adaptaron a la vida marina en la era mesozoica.

Estas criaturas crecían en longitudes de hasta 3-4 m (10-13 pies), y tenían una cola larga y aplanada que utilizaban para la propulsión submarina. Si bien tenían un parecido superficial con los lagartos, se desconocen las relaciones exactas de los talatosaurios; son ampliamente aceptados como diápsidos; una subclase de amniotas saurópsidos (reptiles) que principalmente se caracterizan por presentar, originariamente, dos fosas temporales o fenestras a cada lado del cráneo tras la órbita ocular: pero los expertos han colocado a los talatosaurios cerca del árbol genealógico de reptiles como los ictiosaurios; un orden extinto de saurópsidos ictiopterigios, que vivieron desde el Triásico Inferior hasta el Cretácico Superior (aproximadamente 245 y 90 millones de años), en lo que hoy es América, Europa y Asia.

Los talatosaurios vivieron en océanos ecuatoriales de todo el mundo hasta que se extinguieron cerca del final del período Triásico.

"Los talatosaurios se encontraban entre los primeros grupos de reptiles terrestres que se readaptaron a la vida en el océano", dijo el Dr. Neil Kelley, paleontólogo de la Universidad de Vanderbilt.

Prosperaron durante decenas de millones de años, pero sus fósiles son relativamente raros, por lo que el nuevo espécimen ayuda a llenar un vacío importante en la historia de su evolución y eventual extinción.

La especie recientemente identificada es un talatosaurio de cuerpo pequeño, con una longitud total estimada entre los 75-90 cm, equivalente a unos 2.5-3 pies.

La criatura recién identificada, llamada Gunakadeit joseeae, vivió hace unos 220 millones de años, durante la división Noriense del período Triásico.

“Cuando encuentras una nueva especie, una de las cosas que quieres hacer es decirle a la gente dónde crees que encaja en el árbol genealógico. Decidimos comenzar desde cero en el árbol genealógico”, dijo el Dr. Patrick Druckenmiller, del Museo del Norte de la Universidad de Alaska.

"Nos sorprendimos cuando identificamos dónde aterrizó Gunakadeit joseeae", agregó.

"Era tan especializado y extraño, que pensamos que podría estar en las ramas más lejanas del árbol. En cambio, es un tipo de talatosaurio relativamente primitivo que sobrevivió tarde en la existencia de este grupo".


En esta imagen se muestra el holotipo de Gunakadeit joseeae desde una vista lateral derecha. Los restos fosilizados de Gunakadeit joseeae, un esqueleto casi completo que incluye el cráneo, se recuperaron de los sedimentos de la división Noriense de las islas Keku, Alaska.

Este espécimen es el talatosaurio más completo que se haya encontrado en América del Norte.

"Cuando vimos el cráneo del fósil, pudimos decir de inmediato que era algo nuevo debido a su hocico extremadamente puntiagudo, que probablemente era una adaptación para el medio marino poco profundo donde vivía", dijeron los investigadores.

"Probablemente estaba metiendo su hocico puntiagudo en grietas y hendiduras en los arrecifes de coral y alimentándose de bichos de cuerpo blando", dijo el Dr. Druckenmiller.

"Su especialización pudo haber sido lo que finalmente llevó a su extinción".

"Creemos que estos animales estaban altamente especializados para alimentarse en ambientes de aguas poco profundas, pero cuando los niveles del mar cayeron y las fuentes de alimentos cambiaron, no tenían a dónde ir".

Crédito de imagen de portada: Ray Troll.

Referencia del documento científico:
PD Druckenmiller et al. Un talatosaurio articulado del Triásico Tardío (Noriense) de Alaska, y la ecomorfología y extinción de Thalattosauria. Scientific Reports, volumen 10, número de artículo: 1746 (2020); doi: 10.1038 / s41598-020-57939-2

Publicar un comentario

0 Comentarios