Kepler-1649 tiene un exoplaneta del tamaño de la Tierra en una zona habitable


Utilizando datos del telescopio espacial Kepler de la NASA, los astrónomos han descubierto un planeta del tamaño de la Tierra en la zona habitable de una estrella enana roja de baja masa llamada Kepler-1649.

Kepler-1649, también conocida como KIC 6444896 y KOI-3138, es una estrella enana roja ubicada a 301 años luz de distancia en la constelación de Cygnus, una constelación del hemisferio norte que atraviesa la Vía Láctea; la disposición de sus principales estrellas hace que a veces sea conocida como la Cruz del Norte, en contraste con la constelación austral de la Cruz del Sur.

Los astrónomos habían detectado previamente a Kepler-1649b, un planeta terrestre que orbita cada 8,7 días y es aproximadamente equivalente a Venus en tamaño, alrededor de esta estrella.

En un nuevo estudio, el Dr. Andrew Vanderburg de la Universidad de Texas en Austin y sus colegas volvieron a analizar antiguas observaciones del sistema Kepler-1649 realizadas por el telescopio espacial Kepler.

La doble verificación permitió a los astrónomos detectar otro planeta terrestre alrededor de la estrella.

"De todos los planetas mal etiquetados que hemos recuperado, este es particularmente emocionante, no solo porque está en la zona habitable y es del tamaño de la Tierra, sino por cómo podría interactuar con el planeta vecino", dijo el Dr. Vanderburg.

Crédito de la imagen: Centro de Investigación Ames de la NASA / Daniel Rutter.

En esta imagen se muestra una comparación de la Tierra con el exoplaneta Kepler-1649c. Las diferencias en cuanto al tamaño son verdaderamente mínimas.

Apodado Kepler-1649c, el nuevo planeta es solo 1.06 veces más grande que la Tierra, y orbita a su estrella madre una vez solo 19.5 días terrestres.

La cantidad de luz estelar que recibe de la estrella es el 75% de la cantidad de luz que recibe la Tierra de nuestro Sol, lo que le da una temperatura superficial de menos 39 grados Celsius (menos 38,2 grados Fahrenheit) y la coloca firmemente dentro de la zona habitable.

"Mientras más datos obtenemos, más signos vemos que apuntan a la noción de que los exoplanetas potencialmente habitables y del tamaño de la Tierra son comunes alrededor de este tipo de estrellas", dijo el Dr. Vanderburg.

"Con enanas rojas en casi todas partes alrededor de nuestra galaxia, la Vía Láctea, y estos planetas pequeños, potencialmente habitables y rocosos a su alrededor, la posibilidad de que uno de ellos no sea muy diferente a nuestra Tierra parece un poco más esperanzador".

Crédito de la imagen: Centro de Investigación Ames de la NASA / Daniel Rutter.

En esta imagen se muestra una ilustración de cómo podría verse Kepler-1649c desde su superficie. El paisaje que uno esperaría ver en este planeta alienígena es muy similar, probablemente sin ninguna diferencia notable, al que se esperaría ver en la Tierra.

"Este intrigante y distante mundo nos da una esperanza aún mayor de que una segunda Tierra se encuentre entre las estrellas, esperando ser encontrada", dijo el Dr. Thomas Zurbuchen, administrador asociado de SMD (Dirección de la Misión Científica) de la NASA en Washington.

"Los datos recopilados por misiones como Kepler y nuestro Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito (TESS) continuarán produciendo descubrimientos sorprendentes a medida que la comunidad científica refina sus habilidades para buscar planetas prometedores, año tras año".

El descubrimiento fue publicado en un documento científico publicado el 1 de abril de 2020 en Astrophysical Journal Letters.

Crédito de la imagen de portada: Centro de Investigación Ames de la NASA / Daniel Rutter.

Referencia del documento científico:
Andrew Vanderburg et al. 2020. Un planeta del tamaño de la Tierra en la zona habitable rescatado de un estado falso positivo. The Astrophysical Journal Letters, Volumen 893, Número 1, L27; doi: 10.3847 / 2041-8213 / ab84e5

Publicar un comentario

0 Comentarios