La galaxia espiral NGC 4651


El telescopio espacial Hubble de la NASA / ESA ha capturado una imagen extremadamente detallada de una galaxia espiral luminosa, llamada NGC 4651, ubicada a aproximadamente 93 millones de años luz de la Tierra en la constelación de Coma Berenices.

Esta imagen del Hubble muestra la galaxia espiral NGC 4651. La imagen en color se realizó a partir de exposiciones separadas tomadas en las regiones visibles e infrarrojas cercanas del espectro con el instrumento de Cámara Avanzada para Sondeos (ACS) del Hubble. Se usaron dos filtros para muestrear varias longitudes de onda. El color resulta de asignar diferentes tonos a cada imagen monocromática asociada con un filtro individual.

También conocida como LEDA 42833, UGC 7901 y APG 189, esta galaxia fue descubierta por el astrónomo británico de origen alemán William Herschel el 30 de diciembre de 1783.

NGC 4651 es miembro del Cúmulo de Virgo, un cúmulo de galaxias situado aproximadamente a una distancia de 59 ± 4 millones de años-luz (18.0 ± 1.2 Mpc) en dirección de la constelación de Virgo. Este cúmulo contiene unas 1300 galaxias, aunque puede que lleguen a ser hasta 2000 y forma la región central del Supercúmulo Local, en el cual también se encuentra el Grupo Local. Se estima que la masa de este cúmulo es de 1.2×1015 MS hasta unos 8 grados del centro del cúmulo, lo que equivale a un radio de aproximadamente 2.2 Mpc.

La galaxia también se conoce como la Galaxia del Paraguas debido a la estructura en forma de paraguas que se extiende desde su disco y que está compuesta por corrientes de estrellas que han sido arrancadas de una galaxia mucho menor que ha sido despedazada por las fuerzas de marea de NGC 4651,​ lo que ha justificado su inclusión en el Atlas de galaxias peculiares de Halton C. Arp como Arp 189 (Galaxia con filamentos).

NGC 4651 puede parecer serena y pacífica mientras gira en el vasto y silencioso vacío del espacio, pero no se deje engañar, guarda un secreto violento; Se cree que esta galaxia consumió otra galaxia más pequeña para convertirse en la espiral grande y hermosa que observamos hoy en día desde la Tierra. Este tipo de colisiones galácticas son muy comunes, las galaxias anexan galaxias más pequeñas para crecer de tamaño.

Aunque solo un telescopio tan poderoso como el Hubble podría darnos una imagen tan clara, NGC 4651 también se puede observar con un telescopio aficionado. Entonces, si tienes un telescopio en casa y un buen ojo para mira estrellas, puedes buscar esta hermosa galaxia espiral brillante.

NGC 4651, finalmente, al hallarse en las regiones exteriores del cúmulo de Virgo, no sufre la deficiencia en hidrógeno de numerosas galaxias de este, teniendo una distribución del gas extendiéndose más allá del área ocupada por las estrellas y siendo rica en este.

Crédito de la imagen: NASA / ESA / Hubble / D. Leonard.

Publicar un comentario

0 Comentarios