Contemplando la vida como una realidad, no como un sistema ideológico


Tu mente es como un paracaídas; Solo funciona cuando la abres. Y la abres cuando dejas de asumir que siempre estás en lo correcto. Existen muchas personas que no se les puede decir nada, porque ya decidieron que son los sabios de su propio mundo. No existe razón para intentar que estas personas vean lo equivocados que están, o siquiera debatir sus argumentos, pues cada entidad en el universo solo posee realidad subjetiva.

Lo que más perjudica nuestro desarrollo a todos los niveles, en realidad no son las cosas que no sabemos; sino las que creemos que sabemos. En este momento existe una gran cantidad de seres humanos, que por razones estrictamente ideológicas y que nada tienen que ver con la verdad, limitan sus propias capacidades mentales.

Decide contemplar la vida y los hechos como una realidad, no como un sistema ideológico que tienes que seguir con la mente y los ojos cerrados. De manera que si, abre tu mente a nuevas ideas, pero no demasiado porque se te puede caer el cerebro; las mentiras suelen venir bestias de verdades.

Practica la empatía, incluso si sabes que la otra persona no está en lo correcto. En ocasiones es necesario dejar que la gente sea feliz con sus mentiras. Por tu parte, procura entender la realidad desde los zapatos de la otra persona. Empieza hoy a ver las cosas desde el punto de vista de esas entidades que te encuentres en tu camino. Así entenderás mejor sus razones y tendrás una nueva motivación para mantenerte en la verdad.

Publicar un comentario

0 Comentarios