Un pez acorazado del Devónico llamado Titanichthys se alimentaba por filtración


Un nuevo estudio revela que un pez acorazado del periodo Devónico, llamado Titanichthys, se alimentaba por filtración, de manera similar a los tiburones peregrinos, según un estudio publicado en la revista de ciencias Royal Society Open Science.

Las criaturas que se alimentan por filtración son un subgrupo de animales que se alimentan filtrando la materia suspendida y las partículas de alimentos en el agua, generalmente pasando el agua sobre una estructura de filtrado especializada. A este mecanismo alimentación se le conoce como alimentación por filtración y en ocasiones alimentación por suspensión.

Se denomina a menudo a estos animales con el nombre de filtradores o suspensívoros, si bien los términos se usan de forma indistinta; el término filtrador suele hacer referencia a animales que buscan activamente los lugares de alimentación, mientras que los suspensívoros acostumbran a vivir fijados sobre el sustrato en lugares con fuertes corrientes y que es el agua la que pasa a través de ellos, cosa que implica una mayor "pasividad" en la búsqueda por alimentos. Un ejemplo de animales filtradores son los tiburones peregrinos, que se alimentan filtrando el agua.

Los placodermos ("peces acorazados") son una clase extinta de peces primitivos. Fueron los primeros gnatostomados, es decir, los primeros vertebrados con mandíbulas.​ Aparecieron a finales del Silúrico (hace unos 416 millones de años) y casi seguramente desaparecieron a finales del Devónico (hace unos 359 millones de años), aunque pudieron perdurar hasta el Carbonífero inferior. Hasta el momento, su origen es un enigma para los científicos.

Titanichthys vivió en los mares poco profundos de Marruecos, América del Norte y Europa hace unos 380 millones de años, durante el período Devónico.

Probablemente excedió los 5 m de longitud y su mandíbula inferior alcanzó longitudes superiores a 1 m. Sin embargo, a diferencia de su contemporáneo Dunkleosteus, un pez cazador igualmente gigante, no hay evidencia previa de cómo se alimentaba Titanichthys.

El paleobiólogo de la Universidad de Bristol, Samuel Coatham, el profesor Christian Klug de la Universidad de Zúrich y sus colegas del estudio trataron de investigar la cuestión indirectamente, utilizando análisis biomecánicos para comparar la mandíbula inferior de Titanichthys con la de otras especies.

"Hemos descubierto que es muy probable que Titanichthys se alimentara por suspensión, lo que demuestra que su mandíbula inferior era considerablemente menos robusta mecánicamente que las de otras especies de peces placodermos que se alimentaban de presas grandes o de caparazones duros", dijo Coatham.

"En consecuencia, esas estrategias de alimentación (comunes entre sus grupos familiares) probablemente no estaban disponibles para los Titanichthys".

Los científicos analizaron una mandíbula inferior casi completa de Titanichthys encontrada en la cuenca del sur de Maïder, Marruecos.

Probaron la resistencia de estos especímenes aplicando virtualmente fuerzas a las mandíbulas, utilizando una técnica llamada Análisis de Elementos Finitos (AEF), para evaluar la probabilidad de que cada mandíbula se rompa o se doble.

Esto reveló que la mandíbula inferior de Titanichthys era mucho menos resistente a la presión mecánica y tenía más probabilidades de romperse que las mandíbulas de otras especies de pez placodermo, como los Dunkleosteus.

Por lo tanto, las mandíbulas de Titanichthys probablemente no habrían sido capaz de resistir las tensiones más altas, asociadas con la alimentación de presas grandes, que ejercen más presión mecánica con las mandíbulas.

Este patrón fue consistente tanto en tiburones como en ballenas, y estos peces filtradores, Titanichthys, demostraron ser menos resistentes a la presión mecánica que las otras especies dentro del mismo linaje.

Otros análisis que compararon la distribución de la presión mecánica en las mandíbulas mostraron patrones similares entre el Titanichthys y el tiburón peregrino, lo que refuerza aún más esta comparación; Titanichthys se alimentaba por filtración.

"Nuestros métodos podrían extenderse para identificar otras especies en el registro fósil e investigar si hubo factores comunes que impulsaron la evolución y extinción de estas especies", dijo Coatham.

"Sugerimos un vínculo entre la productividad oceánica y la evolución de Titanichthys, pero esto debería investigarse en detalle en el futuro. Un vínculo establecido podría tener implicaciones para nuestra comprensión de la conservación de los filtradores modernos".

Crédito de la imagen: Mark Witton.

Referencia del documento científico:
Samuel J. Coatham et al. ¿Era el placodermo Titanichthys del Devónico un filtrador? Royal Society Open Science 7 (5), publicado el 20 de mayo de 2020: 200272; doi: 10.1098 / rsos.200272

Publicar un comentario

0 Comentarios